Facebook Twitter Google +1     Admin

Se muestran los artículos pertenecientes a Julio de 2012.

Inmigrantes en Grecia denuncian aumento de ataques de neonazis

20120724160419-neonazis-griegos.jpg

Inmigrantes residentes en Grecia denuncian un incremento en los ataques xenófobos por parte de los integrantes del partido neonazi Amanecer Dorado y rechazan que las autoridades policiales afirmen que no pueden hacer nada para frenar la ola de agresiones racistas.

Según Yavied Aslam, presidente de la comunidad pakistaní de Grecia, en los últimos tres meses, unos 300 inmigrantes han resultado heridos en agresiones llevadas a cabo por integrantes del partido neonazi.

El pakistaní Ahmet Nadim, dueño de un club de video en el barrio ateniense de Nikea, denunció que “el sábado 23 de junio llegaron unos 30 o 35 neonazis. Algunos venían en moto y todos iban armados con palos y protegidos con cascos”. “Entraron en mi tienda y me dijeron: “No te queremos aquí. Este es nuestro país y no el tuyo. Vete.

Tienes una semana para cerrar esta tienda”, explica y afirma que tras las elecciones los neonazis han ha incrementado su presencia en la calles, con ataques a extranjeros y amenazas a comerciantes inmigrantes.

Los negocios contiguos a los de Nadim, una barbería y una tienda de víveres, propiedad de inmigrantes también fueron amenazados, mientras la Policía, situada a 30 metros de donde ocurría, no intervino.

“Yo tengo los papeles en regla, pago mi alquiler y mis impuestos”, se queja Nadim, que lleva en Grecia 10 de sus 35 años.

Katerina, una profesora que enseña griego en un centro social para inmigrantes asegura que tiene “varios alumnos que se han quejado de lo mismo. A algunos les amenazaron con prender fuego a sus negocios”.

Otra víctima de la violencia neonazi es Ghuldam Murtza quien fue brutalmente agregido a mediados de junio pasado por cuatro motorizados que le causaron severas contusiones en la cabeza y fractura del tabique nasal.

“Si los de Amanecer Dorado se encuentran a un inmigrante solo, sobretodo de noche, lo envían al hospital. Y esto ocurre a diario, se queja Mohammed, que trabaja en el mercado de Nikea.

Las víctimmas denuncian que los agresores e intimidadores se presentan abiertamente como miembros de Amanecer Dorado. “El problema es que fuimos a denunciarlo a la Policía y nos dijeron que ellos no podían hacer nada”.

La Unión de Trabajadores Inmigrantes y el Movimiento Unido Contra el Racismo y la Amenaza Fascista convocó el pasado jueves en Nikea una manifestación de apoyo a los inmigrantes, exigiendo el cese de la violencia y el cierre de la sede del partido neonazi en el barrio.

Unas mil personas, en su mayoría inmigrantes pakistaníes, se congregaron bajo el lema: “Amanecer Dorado es una banda neonazi. Ni en el Parlamento ni en ningún sitio, fuera los fascistas de cada barrio”.

Telesur

Comentarios a:

Guillermo Ortiz-Venegas ®

guillermo_suecia@hotmail.com

Como despedida

20120720203852-comodespedida.jpg

       

                           I

 

Hermano, me quedé pensando

en la hoja amarilla del ayer,

buscando en el pellejo de una geografía,

la polilla que mordió el comienzo,

alguien enterrando la llave en el jardín,

entreabriendo la puerta, dejó en su despedida,

una bohemia quieta,  palabras casi al viento,

la luz prendida del cuarto,

una noche más o menos sin vivir,

la vieja foto de Gardel, en el estante,

una chaqueta escondida en el ropero,

la gastada bombilla compartida,

el olor a humedad de los inviernos,

el tintero y la pluma, el amor por lo antiguo

un gato negro, simulando un cenicero,

la biblioteca reflejada en el espejo,

susurros de una poesía que se niega a morir.

 

                           II

 

Las lágrimas sin recorrido fijo,

contemplan la  ventana  (de la niña de Vallecas),

 que ven pasar la vida.

Llovizna insulsa, que nos moja por dentro,

nostalgias de un tiempo, sin tiempo,

largo suspenso, en yo no sé qué abril.

Las cosas tienen alma,

mimetismo de trastos viejos,

esencias trascendentales,

cosmogonías de los recuerdos,

compases, de un ritmo ciego,

bailarín que entra en los espejos.

Estamos de paso, compañero,

la pluma, la palabra y los versos,

empujando a los sueños,

como herramientas,

hasta quemarnos, por afuera y por adentro.

Adoquines  en la protesta,

agujas del reloj, llenas de polvo,

la hora veinticinco de los cuentos,

un pedrusco con otro, son caminos,

rejas oxidadas, arabescos de un portón colonial,

la novia del balcón,  con sus esperas,

el piano y el soneto

las once sílabas, del endecasílabo de un verso.

 

                           III

 

Ladrillos carcomidos por el musgo nostálgico del tiempo,

graffittis  en las maderas, postigos, tapa agujeros,

un almacén cualquiera, Barrio Sur,

libros que van y vienen, fueron y vinieron,

palabras amontonadas, generosas,

creciendo, en los bancos de los parques,

en las cortezas quebradas de los árboles,

en las noches con lunas y con sueños,

en la  diestra expuesta de un viaje alcohólico,

donde dios, no es más que un mal pretexto,

para juntar el fin y los comienzos.

Juntar, los días, los meses, los quinqueños, la vida

volver a comenzar, a lo Sisífo

el polvo inicial y los silencios, el barro largo de los siglos

el agua de los ríos que nos trae el origo,

creando ese tango a rajatabla

la luna Cuneo, hace amacar tu tenue sombra

el césped tranquilo del amor al acecho,

mirando el cielo, contamos las estrellas sigilosas,

inhalando el libre oxígeno de los pueblos,

alma de la ciudad, cantando su pena,

penetra en el jardín de cada uno,

sufre el zumo, dando el sudor color granito,

y después, el milagro de lo nuevo.

 

 Héctor Díaz

9 de julio del 2012

hectordiaz​2000@hotmai​l.com

 



Galeano: “Lo de la austeridad es un viejo discurso que ya conocemos en América Latina”

20120724113306-eduardogaleano.jpg

“Este es un mundo violento y mentiroso pero no podemos perder la esperanza y el entusiasmo por cambiarlo”, asegura Eduardo Galeano.

El escritor uruguayo, historiador literario de su continente a través de obras como “Las venas abiertas de América Latina” y la trilogía “Memorias del Fuego”, habló con BBC Mundo sobre los últimos acontecimientos de América Latina y la crisis capitalista mundial.

Desde su mesa de siempre en el céntrico Café Brasilero, dejando tras el ventanal el frío del invierno austral, insiste en que “la grandeza humana está en las cosas chiquitas, que se hace cotidianamente, día a día, la que hacen los anónimos sin saber que la hacen”.

Por eso, alterna las respuestas con episodios de su último libro, “Los hijos de los días”, en el que agrupa 366 historias reales, una para cada día del año, que contienen más verdad que hablar de la prima de riesgo.

La crisis europea se está manejando por los líderes políticos desde un discurso de sacrificio de la población.

Es igual al discurso de los oficiales cuando mandan a los reclutas a morir, con menos olor a pólvora pero no menos violento.

Esto es un plan sistemático a nivel mundial para arrojar al tacho de la basura dos siglos de conquistas obreras, para que la humanidad retroceda en nombre de la recuperación nacional.

Este es un mundo organizado y especializado en el exterminio del prójimo.

Y luego vienen a condenar la violencia del pobre, la de los muertos de hambre; la otra se aplaude, merece condecoraciones.

¿Se está presentando la ‘austeridad’ como única salida?

¿De quiénes? Si los banqueros que produjeron este desastre fueron y siguen siendo los principales asaltantes de bancos y son recompensados con millones de euros que les pagan como indemnización…

Es un mundo muy mentiroso y muy violento. Lo de la austeridad es un viejo discurso en América Latina. Asistimos a una obra de teatro que fue estrenada acá y que ya conocemos.

Sabemos todo: las fórmulas, las recetas mágicas, el Fondo Monetario Internacional, el Banco Mundial…

¿Considera que el empobrecimiento de la población es más violento?

Si la lucha contra el terrorismo fuera verdadera y no una coartada para otros fines, tendríamos que empapelar el mundo con carteles que dijeran ‘se buscan a los secuestradores de países, a los exterminadores de salarios, a los asesinos de empleo, a los traficantes del miedo’, que son los más peligrosos porque te condenan a la parálisis.

Este es un mundo que te domestica para que desconfíes del prójimo, para que sea una amenaza y nunca una promesa.

Es alguien que te va a hacer daño y para eso hay que defenderse.

Así se justifica la industria militar, nombre poético de la industria criminal.

Eso es un ejemplo clarísimo de violencia.

Pasando a la política latinoamericana, México continúa en las calles protestando por los resultados oficiales de las elecciones…

La diferencia de votos no fue tan grande y quizás sea difícil de demostrar que hubo fraude.

Sin embargo, hay otro fraude más profundo, más fino y que es el más dañino a la democracia: el que cometen los políticos que desde el llano prometen todo lo contrario de lo que después hacen desde el poder. Así están actuando contra la fe en la democracia de nuevas generaciones.

Respecto a la destitución de Fernando Lugo en Paraguay, ¿se puede hablar de golpe de Estado si se ha basado en las leyes del país?

Por supuesto que el de Paraguay es lisa y llanamente un golpe de Estado.

Han golpeado el gobierno del ‘cura progre’ no por lo que hubiera hecho sino por lo que podía hacer.

No había hecho gran cosa pero como se proponía una reforma agraria en un país que tiene el grado de concentración de poder de la tierra más alto de toda América Latina, y en consecuencia la desigualdad más injusta, había tenido algunas actitudes de dignidad nacional contra algunas empresas internacionales todopoderosas como Monsantos y prohibido el ingreso de algunas semillas transgénicas…

Fue un golpe de Estado preventivo, por si acaso, no por lo que eres sino por lo que puedes llegar a hacer.

¿Le sorprende que sigan dándose estas situaciones?

El mundo actual es muy sorprendente.

La mayoría de los países europeos que parecía que estaban vacunados de los golpes de Estado son ahora gobiernos gobernados a manos de tecnócratas designados a dedo por Goldman & Sachs y otras grandes empresas financieras que no han sido votadas por nadie.

Hasta el lenguaje lo refleja: los países, que se supone que son soberanos e independientes, tienen que hacer bien sus deberes como si fueran niños con tendencia a la mala conducta y los maestros son los tecnócratas que vienen a tirarte de las orejas.

Paula Vilella / BBC



Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris