Facebook Twitter Google +1     Admin

Se muestran los artículos pertenecientes a Abril de 2011.



Nuevas fotos de los asesinatos “por diversión” de soldados yanquis en Afganistán

20110402175533-torturascia1..jpg

(Foto tomada en al campo de concentración de Guantánamo - 2010)

 

 

Desde la guerra de Vietnam hasta hoy, nos siguen llegando evidencias fotograficas del sadismo y la total deshumanización de los “héroes” yanquis. La nación estadounidense es la más agresiva que ha creado la historia del capitalismo moderno. Si hacemos un paréntesis por las atrocidades cometidas por los nazis, son los yanquis los fieles seguidores de la “mentalidad carnicera” creada por Hitler y copiada por el Pentágono, y desarrollada consecuentemente por la maquinaria propagandistica más grande del mundo, Hollywood, que cualquier conflicto – casero o internacional – se soluciona con el simple argumento de la violencia armada.

El estado yanqui es un estado inmoral, arrogante, asesino y enajenado en su ideologia de violencia. Violencia que utiliza no solamente contra sus “enemigos” sino también dentro de sus propias fronteras. La posesión y por consecuencia, el uso libre de armas de todo calibre en ese país podrido en sus “principios morales”, en el cual el más fuerte siempre tiene la razón, y si no la tiene la consigue con el argumento del salvajismo, ha llevado a su población – y a sus soldados – a estar convencidos que la crueldad, la brutalidad, la barbarie, la masacre, la tortura, el asesinato impúne, el terror y el desprecio a la vida en general, son los unicos fundamentos validos para solucionar todo tipo de antagonismo, ya sean estos íntimos o universales.

Vean las fotos de más abajo y saquen sus propias conclusiones. La primera en esa visualisación horrible, es la del asesino en cuestión en Afghanistan. Bien afeitado y con bigotitos de galán concebido por la cinematografía hollywoodense, rie a la cámara vistiendo el uniforme archiconocido yanqui que, cuando por mandato de la ONU, USAn para someter, ultrajar, tiranizar, esclavizar y someter a todos aquellos que se opongan a sus propósitos imperialistas. Su nombre es Jeremy Morlock.

Guillermo Ortiz-Venegas ®

guillermo_suecia@hotmail.com

Asesinatos yanquis en Afganistan (IX)

La semana pasada, la revista alemana Der Spiegel fue la primera en publicar tres fotografías de un grupo de soldados estadounidenses que, entre juergas y drogas, posó con los cadáveres de afganos inocentes que habían matado.

El artículo de Der Spiegel era ya suficientemente inquietante, con fotos de varios soldados de EEUU que sostienen la cabeza de un cadáver, y otra foto de dos hombres afganos muertos, encubriendo los rostros de las víctimas.

17 fotos más han sido publicadas por la revista Rolling Stone este domingo (esta vez sin borrar los rostros de las víctimas) llevando el terror a un nivel superior.

El artículo de la revista Rolling Stone que acompaña las fotos se titula “The Kill Team Photos” (Las fotos del equipo de matar).

Una foto muestra a soldados de la 5 ª Brigada Mixta Base de Lewis-McChord de Stryker siguiendo el protocolo militar y cortando la ropa de Gul Mudin, un campesino afgano.

Un sonriente Capitán Jeremy Morlock y el soldado Andrew Holmes aparecen mostrando la cabeza de Mudin sostenida por el pelo, y posando con su cadáver en otras imágenes.

Otra foto muestra a un afgano que había sido apuñalado por el “Kill Team”.

La revista también señaló que el Ejército ha estado tratando de eliminar las pruebas de mala conducta del Tercer Pelotón. Una foto que puede haber sido tomada por otro pelotón muestra a dos hombres afganos muertos amarrados y colocados junto a una carretera.

Un cartel en el cuello de un cadáver dice: “los talibanes están muertos.”

Los fiscales del Ejército insisten en que la culpa de las muertes corresponde a Calvin Gibbs, jefe de escuadra en el Tercer Pelotón. Morlock, junto con otros cinco soldados, se declaró culpable la semana pasada de delitos menores a cambio de su testimonio.

Morlock ha sido condenado a 24 años de prisión.

www.librered.net

ALGO DE ESPERANZA...

Y COMO UNA ROSA EN MEDIO DE UN BOSTAL, DESDE ARGENTINA, LEON GIECO Y SU HERMOSÍSIMO MENSAJE DE HUMANISMO Y COMPRENSIÓN.

guillermo_suecia@hotmail.com

La Galaxia de Anthon

20110406225923-galaxiaanthon.jpg

Habla el corazón, voz de no sé dónde

oscuros latidos, dilatados silencios

el ojo, ojo de la tierra, lagrimea,

sucumbirá la galaxia de mi nieto?...

 

Repite el hombre con la guerra,

escondido sentimiento apocalíptico de la historia,

una vez más, nos perseguimos;

¿ aprenderemos a querernos ?....

 

Miedo de no sentir el instrumento,

viajando las cuerdas al universo,

diapasón  de los sonidos y los arpegios

viejo eco, repiqueteando en la galaxia de mi nieto.

 

En las travesuras de la Vía Láctea,

viajamos al país de los apremios,

al de la soledad, con un Viernes de asistente,

nos perderemos en la cueva de los hombres.

 

Con un solo ojo y en la frente,

grabando letras raras en las rocas

inventando el vidrio, domando el fuego,

jugando con la mitología de los dioses olvidados

desafiamos el canto de la sirenas,

atando el sentido al mástil enhiesto

que rascaba la galaxia de las estrellas en la isla de Capri.

 

No aprendimos a ver del todo,

incapaces de ir más allá de nuestros epitelios,

olvidamos nuestros primeros pasos,

donde lo mío y lo tuyo, no existían.

 

De salto en salto,

de estrella en estrella,

de nieto en nieto

de sueño en sueño,

donde se acunan lo mejores momentos;

un día de olor a tomillo,

el mujido llamado de la vaca,

acordes cencerriales que cuelgan de su cuello

el cavilar tranquilo de algún perro,

repitiendo el eterno sueño de un ladrido,

contabilazando los anhelos,

supimos del vuelo arisco de los teros,

el grito, como defensa de los miedos,

la sonrisa defendiendo los recuerdos,

la mano extendida, para negar adioses,

la mirada, que te lee por dentro,

porque no somos del todo nosotros,

si alguién no comparte los intentos. 

 

La palabra como puente,

los oídos bien despiertos,

añorando otro viaje,

la terapia de un subconsciente traicionado,

planeta azul, que perdió la cuenta de sus vueltas,

divaga, en la taberna de los muchos olvidados,

espera que el invierno se vista de verano

hombres sin violencias, flores, animales,

novias con sus besos y sus abrazos,

ríos de cristalinas aguas,

apagando las ansias de la guerra.

 

En esta galaxia epistemológica,

la que se ahoga en fundamentos,

saturada de métodos del conocimiento,

que extermina los tigres, los pájaros y el tiempo,

acelerando la destrucción de  lo creado

en un apocalíptico sunami energético,

sin espacio para el mañana y el regreso.

 

 

Hombres enfermos de poder, hombres descalzos,

ocaso de los dioses, noches sin sueños,

ausencia del viaje, hacia nosotros mismos,

tristeza mineral, en el más azul de los planetas,

caminos destruidos por nuestros propios pasos.

 

Del otro lado...

en la otra orilla de la sal, con sus diamantes

están mi nieto y el nieto de mi nieto

y todos los nietos del planeta;

quieren conocer los espejos tensos de la luna,

todo esa plata, lejana, allá en el cielo,

su quietud, su silencio, su lugar, su tiempo.

 

Galaxia Sur y geografías,

libros viejos, hojas amarillas

imperfecta la polilla, con su idioma morse

recreando alfabetos viejos.

Un polvo rojo es la amenaza,

tarde ardiente,

el día sin aire, sin prisa,

dormía en las alas de los pájaros,

con sus picos abiertos, añorando el agua.

Una nube amarilla derrotaba el último suspiro,

todo era confusamente atómico, radioactivo,

la galaxia del recuerdo, del otro tiempo,

incalculablemente lejos,

como la curiosidad de los que fueron

en ese cementerio de silencios.

 

Pero del todo no están muertos,

cuando recojo lo que fue de su alfabeto,

sus pedacitos de sufrimientos negros,

el color castigado, describiendos ausencias,

el pedacito chiquito y metafísico

de la larga lista del solar del sufrimiento,

esas voces lejanas de la experiencia,

que nos hacen sentirnos un solo pueblo.

 

En ese caminito al Sur,

se van mezclando, no solo el zurco y la semilla,

la reja, el terrón, la pampa, el cielo,

sino las ganas de ser de muchos suelos,

tocar la mano árida del desierto,

perdernos en la estepa larga de los abedules,

cruzar los eucaliptus y los ombúes,

abrazarnos con cada uno de los seres

 humanos de la tierra.

Tenemos mucho miedo,

se trata de seguir creciendo,

camino largo hacia el Norte-Sur,

tan lleno de sal y primavera,

tan lleno de gente y mar abierto

y se sabe y está en la memoria inmaculada de mi nieto

que el antes, el ahora, se nos pueden resbalar

de nuestro tiempo.

 

Héctor Díaz

hectordiaz2000@hotmail.com

 

Miércoles, 06 de Abril de 2011 22:59. Guillermo Ortiz-Venegas Ver como artículo separado. Héctor Díaz

Confesiones musicales y de las otras

Percibí nítidamente el sonido de sus entrañas cuando deposité mi frente en su ombligo. Eran como erupciones  volcánicas desde lo más profundo de la tierra caliente que la abrazaba, que eran sus tripas eróticas. Como un puñado de lombrices pálidas, servidas en vasija de piel tenue y cobriza.

Pasó su mano por el escaso pelo que adornaba mi testa llena de calvicie, y un puñado de mi cabello se enredó entre sus dedos blanquecinos, soltándose dulcemente de mi cabeza de simio confundido.

¿Cuando irás a la peluquería? Me preguntó con su bella voz de virgen atragantada por vergas infernales. Si me sigues acariciando no será necesario, le respondí con clamor ligeramente adormecido por las caricias de sus enclenques dedos de huésped VIP en campo de concentración nazi.

La résistance, l’imperialisme, le capitalisme… oigo un clamoreo africano hablar por una radio cualquiera que alguien dio por encender, cuando hacíamos el amor en paños menores, turbados por nuestros quejidos de placer y baboseados enteros de tanto languetear bocas, y otras partes libidinosas que componían nuestros cuerpos sin antifaces de ropajes obligados.

Se dio vueltas en la cama y una de sus caderas raquíticas se introdujo entre mis piernas. El dolor que causó el choque de sus huesos sin carnes, con mis flácidos genitales fue monstruoso y un gemido sordo salió de mis cuerdas vocales, desgastadas por el vino y el tabaco. Lamento que Dirce por supuesto confundió.

¿Te gustó el momento? Me preguntó con dicción placentera y le mentí que SI con voz tembleque y apenas perceptible, de macho herido en lo más femenino de su masculinidad . ¿Y cual es la diferencia entre tú y otras? Me pregunte cuando salí del baño y escuchabas a Edith Piaf en un tocadiscos antiguo y pasado de moda. Y en ese preciso instante deduje que tu música era la mía. My home is your home! Te dije y sacándome las telas de araña de mi consciencia, te agradecí que hablaras en latinoamericano y no en español. Y me invitaste a dormir en la alfombra de tu alcoba pues tu cama estaba ocupada. ¿Como no amarte entonces?

 

Y entre vuelta y vuelta, en el lecho que cobijaba el peso de nuestros cuerpos enredados en mortajas deshilachadas y sudarios toscos , estiré un brazo para rescatar el libro que amenguaba mis noches de insomnio, pero lo único que logré percibir fue el intento de roce que Michelangelo le adjudicó a Adán en su creación pictórica inmortal. Porque el tacto de mis dedos nunca llegó a palpar la solapa del libro en cuestión, pues en ese preciso instante comprobé que me había cansado de leer a  Bolaño y cerré su obra para siempre. Y abrí mis sentidos a la hermosa música de Joe Vasconcellos, Leon Gieco, Fito Páez, Sandra Mihalovich, Celeste Carvallo y cientos de otros que nunca se escuchan en las emisoras anglofilias europeas.

Les ofrezco un texto de Joe Vasconcellos, el cual con la música que lo acompaña en un video al comienzo de este articulo, hacen un todo magnífico.

Hijo del sol luminoso
poderoso, talentoso
esa cría soy yo
hermano del africano
que llego de muy lejano
y conmigo sufrió
Amerindio a mi me dicen
porque vivo en las alturas
la la lay, casi al lado del sol
casi al lado del sol
Chamanes, brujos y magos
junto a los padres del santo
la la lay, cultivaron mi ser
cultivaron mi ser
Tengo un mundo ultraterreno
mas allá del universo
que te quiero mostrar
nuestro mundo trascendente
que llevamos en el alma
“no se vende hermano mío”
a la ciencia oficial
Amerindio a mi me dicen
porque vivo en las alturas
la la lay, casi al lado del sol
casi al lado del sol
Continente americano
no seas tan inconsciente
con tu fe y tu ancestral
hijo del sol luminoso
poderoso talentoso
esa cría soy yo
amerindio a mi me dicen
porque vivo en las alturas
la la lay, casi al lado del sol
casi al lado del sol
y muy cerca del sol
casi al lado del sol
e la la e la la e la la la ia
 

 

Joe Vasconcellos

 

Y cada vez que voy a cerrar el día después de haber cumplido obligaciones sin sentido, escucho a nuestras voces latinoamericanas susurrándome buenas noches, y duermo bien. Lo cual no es poco decir, en tiempos de globalizaciones anticulturales donde el insomnio es lo normal.

 

Guillermo Ortiz-Venegas ®

guillermo_suecia@hotmail.com

Personajes de la ultraderecha se reunirán en Buenos Aires la próxima semana

20110417193002-vargasllosa.jpg

(Vargas Llosa, retorciéndose entre los anzuelos oxidados del Neoliberalismo asesino)

 

El “flamante” premio Nobel de Literatura, Vargas Llosa, sigue vendiéndose al capital financiero global. No conforme con la manera con que el neoliberalismo tercermundista – del cual es uno de sus representantes más fanáticos – exprime despiadadamente a los pueblos pobres de Latinoamérica, junto a otros de su misma estirpe se reúne para “explicar” cual es el camino que deberían seguir los pueblos latinoamericanos para logra su “libertad”. Este escritor peruano se olvidó hace muchos decenios atrás que el hambre no es una retorica literaria, sino un verdad para la gran mayoría de los que habitan nuestro torturado continente.

La próxima semana hay prevista una reunión de la ultraderecha continental donde convergerán este personaje, el periodista cubano Carlos Alberto Montaner y el ex Presidente español José María Aznar. El encuentro se realizará en la ciudad de Buenos Aires.

La cita, bajo el nombre The Populist Challenge to Latin American Liberty” (El desafío populista a la libertad de América Latina) coincidirá con la controvertida presencia en la Feria del Libro de Buenos Aires de Mario Vargas Llosa, una de las figuras “estrellas” de la ultraderecha.

El evento citado ha sido convocado y organizado por la Mont Pelerin Society, una institución fundada por Friedrich Hayek, de la Escuela de Chicago y asesor de los gobiernos de Ronald Reagan, Margaret Thatcher y Augusto Pinochet. También cuenta con el apoyo de la llamada Fundación Libertad, donde milita el escritor Mario Vargas Llosa junto a los ahora ex presidentes Álvaro Uribe Vélez y José María Aznar entre otros representantes de la derecha política.

Una reunión convocada por la Fundación Libertad en la ciudad de Rosario en marzo de 2008, alentó el golpismo del paro patronal de cuatro entidades del campo argentino.

Y no vale ni siquiera preguntarse porqué y para qué se van a reunir. Con toda seguridad, para tirar líneas de cómo el neoliberalismo asesino, podrá seguir masacrando impunemente a sus victimas – la gran mayoría de la población mundial – de la manera más efectiva. Es decir, rápida y al menor costo posible, con gobiernos de ultraderecha que garanticen la sobrevivencia del sistema capitalista de explotación actual, o con guerras de ocupación.

A su edad, Mario Vargas Llosa debería dedicarse a lo que sabe, vale decir, a escribir novelas inolvidables. Porque su pluma y su alma son dos cosas distintas. Su pluma es genial, y su alma, tan o más negra que la del cualquier tiranillo tercermundista vendido a los yanquis y sus aliados europeos.

Y una reflexión adecuada: nunca olvides, Marito, que tu acento es peruano, a pesar de tu pasaporte español, o de la mal parida UE.

Guillermo Ortiz-Venegas ®

guillermo_suecia@hotmail.com

Homenaje a la Pachamama

El 22 de Abril recién pasado fue el Día de La Tierra, festividad que pasó completamente desapercibida, al menos en Suecia. Y no es raro que asi sea. Puesto que esta es una fecha totalmente contrapuesta a la mentalidad consumista que ha impuesto el capitalismo salvaje, y sus apéndices: el neoliberalismo, la globalización del capital financiero sin fronteras, y su manifestación más grosera e irracional: la ganancia; piedra de toque, fundamento ideológico y razón de ser de la sociedad capitalista. Porque sin beneficio monetario o lucro, no hay argumento valido que justifique la permanencia del capitalismo como sistema económico-social, en la vida del ser humano creador, y profundamente enraizado en la madre Natura. Ni en Suecia, ni en Chile, ni en ningún otro país de nuestro pobre planeta -ultrajado por intereses económicos privados - existiría este sistema de opresión, si no fuese por el mandamiento número uno de la biblia capitalista: el del provecho individual, en detrimento del interés colectivo, de intentar lograr un equilibrio justo, entre las necesidades de todos los seres que habitan nuestro planeta.

En cambio, fechas tales como la semana santa, la navidad, las fiestas patrias o el recién aparecido halloween son “celebradas” a toda pompa ya que estas no solo aconsejan, estimulan, e incluso obligan al consumo insensato, sino también incitan a la adoración incondicional de la Tarjeta de Crédito Universal, el nuevo dios de la sociedad de consumo capitalista actual.

Ven el video que sigue a continuación, y saquen sus propias conclusiones.

 

Guillermo Ortiz-Venegas ®

guillermo_suecia@hotmail.com

 

 

Tango de luna (Epitalamio; poema compuesto en celebración de una boda)

20110426210049-tangodeluna.jpg

Hoy la luna se comió el cielo,

peligrosa la memoria, nos salió al paso

se cayó por el agujero de un rascacielo

en este Estocolmo del mes de abril.

Un polisón de nardos,

la vida quieta de la laguna,

que se tragó el croar de la rana,

dejando dormir en su lecho,

la magnanimidad de lo plateado.

Inexplicable necesidad de la belleza,

de los sencillos epitalamios del vivir,

en este mes de nueva primavera

que nos ofrece algo de su mejor silencio,

dejando su argentiada firma

en una esquina de remolino y hojas secas.

 

Se nos casó la luna con el recuerdo,

en su otra cara de Judas,

guarda la música de sus secretos,

en su nostálgico patio trasero,

cultiva las flores olvidadas,

las  penas de otros cielos,

las otras lunas de mundos extraviados,

en ese sur convalesciente,

que nos tiene atrapados.

 

Entonces, para esquivar  las angustias,

para hacerte un lugar en la parada,

te soñé pegada a los zapatos de la gente  

en busca de la calle y de las novias

gastándote en firuletes disfrazados,

asaltando ventanas y tejados

vestida de  candombe o de milonga,

de tango, de arrabal orillero y de comienzos,

donde la pampa, de atrevida,

se transformaba en mar abierto.

 

En tus noche urbanas,

vestías el canto del tranvía,

vía extendida, caminos y regresos

generosa en todo el hemisferio,

fantasiabas de estaño, en el techo

de la siempre viva Estación de la Esperanza.

Sos como la voz del tambor, llegás al cielo

buena, como el agua mansa del arroyo

coqueteás con el charol de los zapatos

te escondés en el mango de plata

del bastón de algún viejo,

te das abierta en la ventana enrejada, de los presos

competís con la paloma blanca de Picasso,

en otorgarle sueños alados a los momentos.

 

Un día de amoríos te cubriste de ausencias

no sé en que parque de que ciudad, ni que pasado,

era un tiempo sin tiempo, un final sin comienzo

donde las palmeras altas, bajas, flacas, anchas,

estaban escondidas, con verguenza

en esas desoladas avenidas llenas de mansiones

con rejas y techos de la negra pizarra.

Hubo que empezar de nuevo

darle lugar a la  voz de los silencios,

organizar de nuevo los idiomas ,

respetar el incipiente balbuceo,

aprender a observarte a la distancia,

desde esta otra inexplicable galaxia de los tiempos,

 donde quedan las estrellas titilantes,

las noches de galope en el caballo de la nostalgia

donde a lomo de recordar, me encontré con la luna y la palabra.

 

 

Héctor Díaz

26.04.11

 

hectordiaz2000@hotmail.com

 



Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris