Facebook Twitter Google +1     Admin

Se muestran los artículos pertenecientes a Agosto de 2010.

Mojigaterias y otras cosas del mundo actuál

20100804173402-cansado.jpg

Decidí un día comenzar a repartir diarios los días Martes, en una zona compuesta por edificios y pequeñas casas, al sur del centro de Estocolmo. Puntual y lleno de energías ordené los cientos y tantos periódicos en un carrito par tal efectos a mi disposición  dispuesto y me tiré a la aventura. Con el correr de las semánas, unos cuantos dolores extras en las hernias que ya tengo en la columna y caminando algo doblado, me hice amigo de las aseadoras que por alli limpiaban, un par de tailandesas cuyo idioma sonaba a mis oidos como letras trituradas por antiquísima máquina de moler café, del cartero que visita a sus clientes cada día llevando cuestiones tan cotidianas como cuentas sin pagar, avisos de luz del més que ya viene, el próximo pago del prestamo de vacaciones, etc y al cual encuentro cada vez que - yo subiendo y el bajándo -, llevamos a cabo esa importantisima actividad social de contácto a la distancia. 

También me familiaricé con un par de gatos que por aqui merodean y que cada vez que por alli me los encontraba doblaban sus lomos como herraduras de caballos sin calzados, lo cual yo interpreté como signo de reconocimiento y amistad y que miraban con curiosidad y algo de asombro a ese personaje que a los refuellos, (es decir; yo) introducía hojitas dobladas en el buzón de los inquilinos alli residentes. Pero reconocer debo, que después de tanto trajin opté por subir en ascensor al último piso y bajar por las escaleras, lo cual provocó comentarios irónicos del cartero en cuestión un día en que me lo encontré. El, muy fresco, lozano y lleno de vida, y yo agotado, transpirando la gota gorda y maldiciendo la maldita idea que se me habia ocurrido, con el único afán de llenar un poco más mis escuálidas arcas privadas. 

“No te da el físico, eh?” me dijo un día y subió de dos en dos los peldaños de las escaleras interiores de uno de los edificios como para demostrarme que asi se hacian las cosas en ese, su mundo de mensajero moderno. Este cabrón debe ser descendiente directo del griego aquél  que corrió por primera vez la maratón, inmortalizandola para siempre, pensé más nada dije pues no supe que responder, porque poco o nada tenia que agregar a comentario tan exácto y conciso. Me sequé la transpiración con el dorso de una mano, fui al primer basurero que por alli encontré, arrojé en su interior el resto de los periódiocos, dando asi por finalizada esa flagelante etapa de mi vida. 

Que qué dirá mi jefecito después de tal acto de rebeldia está por comprobarse, pero a mi no me sacan un trote más, dije para reafirmar mi desición apresurada y me dirigí al primer local de ventas de bebidas alcohólicas a comprar una cantidad nada despreciable de cervezas, para apagar mi sed y también para adormecer mis remordimientos, que exactamente a su hora predispuesta por mi cerebro de ente subyugado por las obligaciones, comenzó a torturarme con sentimientos de culpa y otros similares. 

Abri la lata, bebi un largo sorbo y la oscuridad de mi derredor comenzó a mitigar, la ansiedad a derretirse como hielo de primavera, al tiempo que concluí que a la europa occidental – civilizada y muy cristiana – no le interesan ni los gitanos ni los musulmánes. A  los primeros los desalojan por la fuerza al mejor estilo israeli en territorios palestinos ocupados, con bulldozers y bombas lacrimógenas en Hungría, Italia y Francia, mientras que en otros países un tanto más moderados en esto de métodos nazis en boga, los amontonan en buses y los trasladan a la frontera con el Báltico y a salvarse el que sepa nadar! 

Acto ilegal! gritan los defensores de los derechos humanos, puesto que la totalidad de los gitanos que deambulan por las calles doradas de la sociedad de bienestar sueca, son ciudadanos búlgaros o rumanos y por lo tanto, son también ciudadanos de la ilustre comunidad del viejo continente. De esa bolsa de gatos que es la Unión Europea. Pero claro; a quién le interésa salvaguardar los interéses de ciudadanos de segunda clase? Pareciera que no a muchos. 

A los segundos los acosan “ideologicamente” con argumentos tales como “el Islam tiene como propósito ‘ocupar solapadamente occidente’, que no son cristianos (como si eso fuese garantía de democracia real ), que el islamismo es retrógrado ( y qué es el catolicismo entonces? Fuerza motriz de avance y desarrollo, acaso?), que no respeta el derecho de las mujéres (vamos, caraduras! Que el Vaticano no es exactamente un aliado incondicional de las féminas!), que no toman vino sino leche de camellos, que no se limpian el culo con papel, sino con agua, que son feos y gritones (y qué me dicen del cristiano Hitler o del católico Berlusconi?), y que en general demoler Irák y Afghanistán o amenazar con hacer un estacionamiento para autos yanquis en el actuál territorio iraní son muy buenas ideas, para de esa manera acentuar el “papel protagonista” de USA en el “mundo civilizado”. Y en tiempos en que el parque de vehículos motorizados amenaza con hacer trizas el equilibrio climático en nuestro pobre mundo, tal vez no seria mala idea, dicen algunos. Yo por mi parte, no le hago daño a nadie con la bicicletita de segunda mano que utilizo, para movilizarme dentro del centro de la capital del reino de juguete de Estocolmo. 

Cuando iba abrir la segunda cerveza sentádo en un banquillo de la estación de trenes locáles, observé con cierto malestar que un par de guardias que por alli parasitaban me apuntaban con el dedo, y dispuesto a defender mis derechos ciudadanos arrojé la lata a otro basurero, para reafirmar mi propia mojigateria, a la que me ha obligado la sociedad de consumo despiadada,  en la cual estoy obligado a pasar el resto de lo que me queda de vida. 

Carpe diem!

Comentarios

(Visita también: Reflexiones desde las cloacas)

BOLIVIA: CRIMENES MACHISTAS

20100819131509-mujeresbolivianas.jpg

¿Porqué no matar a las mujeres?
El femicida la llamó por teléfono, ella lo había dejado por violento. El la manipuló con que las wawas la extrañaban, ella fue a la casa y él la asesinó, quemó su cadáver y lo descuartizó. Ayer salió por los canales de TV abierta: llorando. Periodistas y psicólogos intentan imprimirle al criminal un aire de “psicópata” y hay quienes se arriesgan a hablar de su posible arrepentimiento.
Los comunicadores que alumbran el hecho, no hablan de femicidio ni de violencia contra las mujeres y en sus mismos medios, junto a las notas sobre crímenes machistas –que no llaman por este nombre-, van anuncios de prostitución, anuncios que venden con cuerpos de mujeres -como es costumbre en nuestro continente-, publicidades odiosas que burlan a las mujeres y anuncios de telenovelas con sórdidas imágenes y estereotipos femeninos.

Convenientemente, el femicida lloró
Fue en Santa Cruz. Marisol tenía 33 años, era madre de un pequeño y de cinco niñas. Su ex pareja, Viviano Barahona de 32 años, según relatan familiares de Marisol, siempre la agredía y ella había escapado más de una vez. El lunes 9 de agosto recién pasado, él la asesinó, quemó su cadáver y lo descuartizó, antes la había golpeado ya que, según los medios, informes forenses notifican: “múltiples contusiones en el tórax y abdomen”.
Los familiares de Marisol aún buscan los brazos y partes de las piernas de ella, ya que el asesino repartió sus restos en basulares y sitios en construcción.
El femicida lloró el sábado 14 ante las cámaras de la TV abierta boliviana, “tal vez arrepentido, (se aventura una periodista a decir) reveló que actuó por una decepción amorosa”. El criminal acusa a la víctima de provocarlo con sus engaños, alega que él siempre les lavaba la ropa a sus hijos porque ella no los atendía y premeditó escribir dos cartas falsas “de despedida” a nombre de Marisol, para hacer creer a su familia que ella se había ido.

“Psicópata”, dicen que es
Medios dicen que “…en casos de asesinatos con estas características…” (¿Qué características?)... comúnmente hay “brotes de tipo psicópatas precisamente en personas con perfil de psicópata” (¿?). Que “…cuando son del interior sufren una ‘agresión ambiental a través de los sentidos. Sufren hiperestimulaciones sensoriales y están demasiado estresadas…”
¿Hiperestimulados? ¿Estresados? ¿”Agresiones ambientales”? ¿Cuándo son “del interior”? ¿Es decir cuando son de provincia, los varones que matan mujeres, lo hacen por estrés y no por odio machista? ¡De qué hablan! Este varón definido como “estresado” que asesinó a una mujer – no a su jefe, ni a un transeúnte cualquiera, si no a la que ha sido su pareja - pidió hablar con la prensa y desprestigió a la mujer que asesinó para justificarse.
Este hombre agredido ambientalmente, en su historial violento contra mujeres, no sólo había maltratado a Marisol, si no que en febrero de 2008, había golpeado “a combazos” en la cabeza a la madre de ella, quien quedó en estado grave por varios días.

Tortura, no psicopatía
Otro femicida, Rubén Centellas Quevedo, que en octubre de 2004, también en Santa Cruz, asesinó a Carmen, a quien, según algunas versiones, habría conocido por Internet, vivía en un condominio, era campeón de ciclismo, hijo de un catedrático de una universidad de La Paz, se dedicaba a la exportación de granos y escribía un libro sobre administración de empresas, sus familiares eran abogados y empresarios. No era “del interior”, ni un hombre pobre como el femicida Barahona. Relató a la prensa que “acostumbraba enamorar a mujeres maduras para sacarles dinero”.
Sí, este criminal, trató de convencer a los periodistas de que era catedrático – como su padre -, aunque no lo era, estaba escribiendo un libro, de nuevo como su padre. ¿Complejos, arribismo? Tal vez, pero ¿eso lo hace paciente psiquiátrico, y por eso mató?.
Como muchos otros femicidas, torturó a su víctima. Según el certificado médico legal el cuerpo de Carmen tenía golpes en el rostro, nariz fracturada, puñaladas en el tórax, desgarros vaginales y anales, dislocación de hombros, lesiones en muñecas, brazos y tendones. Su causa de muerte fue anemia aguda, shock hipoblémico, hemorragia interna, traumatismo craneo facial severo, producido por una herida de arma blanca y golpes contusos. Pero si la tortura fuera psicopatía, latinoamérica tendría una historia psiquiátrica de dictadores y esbirros estresados, que habrían actuado por agresiones ambientales (¡!)

De “maté a mi mujer” al uso y abuso de las mujeres
El femicida Nestor Wilfredo Villamatas, boliviano de 29 años, mató a Laura de 22 años en Madrid en el mes de febrero. A la policía le dijo: “Ayer maté a mi mujer”. Laura era su enamorada, o novia, o amiga quizás. Era ingeniera, boliviana, y hacía su práctica en Madrid. Cuando el femicida iba a ser detenido, como muchos femicidas, se hizo unos cuantos cortes en las muñecas. Su vecina del barrio de “Lavapiés” – en Madrid - contó que le dijo a su marido que sentía “bastante ruido” esa noche, pero él le contestó que tal vez sería cosa “de borrachos”.
CORIMEXO S.A., una empresa de muebles de cuero coloca en las pantallas de la TV abierta a una joven desnuda con la frase “100% cuero”. Por algunas notas de prensa percibimos que esta publicidad se considera - por comunicadores - como un destape beneficioso para la sociedad boliviana. No discutimos que sea beneficioso para la empresa y sobre todo - como siempre - que alimente ampliamente a una sociedad machista profitante y abusiva del cuerpo y la imagen de las mujeres.

Nada creativo y bien obvio
Otra constatación es la publicidad de Gillette con la incoherente imagen de tres mujeres que la venden modelando, o como una página entera bautizada como “INTIMIDADES” de un diario nacional con anuncios como “magnifica amante” y fotos de jóvenes bonitas para ilustrar. Fotos que no logramos dejar de asociar con las innumerables fotos y anuncios de chicas y mujeres desaparecidas que están en los muros de la Terminal de buses de La Paz.
Las publicidades que usan mujeres bonitas y desnudas, en realidad, sólo se diferencian en la forma, de otras que ocupan otras tácticas, como la de Mi Socio - de créditos - que con chistes insulsos burla a las mujeres en sus anuncios televisivos, o de la gigantografía de la empresa de telefonía boliviana que se presenta como TIGO y coloca a una mujer madura que nos recuerda a un payaso por la forma en que es retratada.

“¿Mujeres asesinas?”
La serie mexicana, bastante predecible en la mayoría de sus capítulos – ya desde el inicio sabes quién mata a quién -, que se autonombra “Mujeres Asesinas”, va haciendo furor – dicen - por estos días junto a “Salvador de Mujeres”, serie colombo-venezolana y también “La dueña”, recuerdo dicen de una novela antigua mexicana. Y pareciera que ni siquiera importa demasiado de qué exactamente tratan estas historias, los títulos ya lo dicen, y sus avances con mujeres malas remalas, y otras buenas retontas.
¿Porqué no matar a las mujeres entonces, si son presentadas como “cueros”, chistes, asesinas, tontas y crueles? Los femicidas acá destacados, lo aclaran: son infieles, no se ocupan de sus hijos, se pueden aprovechar de ellas y sacarles dinero, son “sus” mujeres. Lo mismo que en las publicidades, las telenovelas, los anuncios.
El año 2009, en Bolivia habrían sido asesinadas 98 mujeres - 15% más que el 2008 - en crímenes violentos a manos de varones. Los primeros cuatro meses de 2010, iban una cincuentena. Son asesinatos NO sólo en Santa Cruz, también en Cochabamba, El Alto, La Paz, Oruro, Sucre, Potosí, Tarija, Beni, Chuquisaca, Pando. Y es lo que se sabe, lo que detecta ya que los medios se interesan poco por estos hechos y cuando lo hacen los alumbran como crónica roja, sin diferenciarlos de otros crímenes.
La Violencia contra las Mujeres es estructural, sostiene el orden patriarcal de nuestro mundo. Psicopatizar a los femicidas y lucirse con psicoanalistas lenguajes, no cambia que la violencia contra las mujeres es un hecho que cometen varones que eligen agredir refugiados en una sociedad entera que lo permite, que hace la vista gorda, que los justifica, que los quiere ver como “enfermos” para no tener que asumir que los crímenes contra las mujeres por el sólo hecho de ser mujeres, son la regla y no la excepción, y que en estos hechos todos y todas tenemos responsabilidades, incluidos psicólogos, periodistas, vecinos, gobiernos, legisladores, movimientos sociales, especialmente en un país con un potente proceso de cambio como este.

Articulo enviado desde Chile, por Victoria Morales Aldunate

Comentarios

(Visita también: Reflexiones desde las cloacas)

Jueves, 19 de Agosto de 2010 13:15. Guillermo Ortiz-Venegas Ver como artículo separado. sin tema


Como desestabilizar un país. Entrevista a John Perkins en el canál alternativo Democracy Now

La ingerencia del imperalismo yanqui en las economias de los países pobres, no es algo nuevo. Ni tampoco la forma como logran desestabilizar a gobiernos que se oponen a sus intereses. Pero la constatación de esto cobra una nueva perspectiva cuando un ex-sicario económico yanqui hace público su rol y el de otros como él, en su ayuda a Estados Unidos y su insaciable sed por conquistar nuevas zonas económicas o de influencia.

Por cuestiones técnicas de mi blog, los artículos estan publicados de forma inversa. El que ven ahora en primera página es una presentación que hace John Perkins de él mismo en una entrevista que ofreció al canál televisivo alternativo "Democracy Now". Luego y abajo de éste, presento la primera parte de una entrevista más amplia y detallada de Perkins. Lleva el título de "Confesiones de un sicario económico. Primera parte".
La continuación de esta entrevista va más abajo de la anterior y lleva el mismo título con el agregado de "Segunda parte".

Léanlos con mucha atención y no olviden nunca que el enemigo principal del mundo, de los pueblos pobres y de la naturaleza son los Estados Unidos de América!

Guillermo Ortiz-Venegas

Comentarios

(Visita también: Reflexiones desde las cloacas)

Una reflexión desde Chile. La suerte del minero

(Artículo enviado desde Chile por la poetiza Antonia Cabezas)

Ayer uno de los treinta y tres mineros nos miró desde el fondo del foso, a través de una cámara de la más alta tecnología. Mientras todo Chile celebraba que estuvieran con vida. Pero hay cosas que la alegría del momento no nos debe hacer perder de vista, como el hecho de que el sacrificado pueblo del norte de Chile, que le da el sueldo al país, viene sufriendo desde hace más de 100 años. Primero fue el salitre, que para ser extraído se llevó la vida  de tantos desconocidos pampinos y desgastó a mujeres e hijos en casas de calaminas cuya estructura rimaba con calamidad. Mientras los Mr. North y los empingorotados apellidos de rancio abolengo disfrutaban de veladas a la luz de las primeras bombillas eléctricas y al ritmo de las primeras victrolas en fastuosos salones.

 Hoy el cobre se extrae a manos llenas y son unos pocos los mineros que gozan de privilegios, me refiero a los de la gran minería, pero son los medianos y pequeños mineros y pirquineros quienes siguen arriesgando la vida para saciar la avaricia de quienes no han cambiado un ápice su ambición y hoy disfrutan de cenas interminables en sus casas de Lo Curro y Chicureo y se trasladan en sus Volvos y Mercedes.

 No es resentimiento el que me mueve a esta reflexión, es solamente hacer un poco de historia ahora que nos llenamos la boca con el Bicentenario. Es siempre la oligarquía  la que saca la mejor tajada y los mineros siguen mirando con sus ojos tiznados desde el fondo del foso, arañando el esquivo pan, gobierne quien gobierne. Solamente  durante  los mandatos de Frei Montalva y Salvador Allende se hizo algo por ellos. Ambos mandatarios murieron por defender al pueblo.

Espero sinceramente que en este tiempo de tanta tecnología, esos ojos tiznados de mis hermanos, los más humildes, que están aprisionados por toneladas de inconciencia, avaricia y negligencia puedan ver el sol prontamente y de una vez por todas se corrija este sistema de esclavitud remozada y eufemísticamente llamada "Explotación agresiva".

"Estamos bien en el refugio los 33", debe ser un lema que inspire a quienes corresponda, a cambiar el sistema y valorar más la vida humana por sobre el enriquecimiento a gran escala.

 

Antonia Cabezas

Comentarios

(Visita también: Reflexiones desde las cloacas)



Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris