Facebook Twitter Google +1     Admin

Se muestran los artículos pertenecientes a Septiembre de 2009.

Seis días de armonía y uno de sequedad

20090901071852-armonia.jpg

(Visita también: Reflexiones desde las cloacas)


Primer día
Hola! me dijo un vecino cuando llegó la primavera.
Hola! le respondí y guardamos silencio.
Era lo único que necesitabamos decirnos, para mantener la vida ocupada de invierno a invierno.
La armonía fue total.

Segundo día
Quieres una cerveza? me preguntó.
Siempre y cuando no sea ligera, le respondí.
Son de las únicas que tengo, agregó.
En ese caso, prefiero agua mineral, le dije.
Te gustan las cosas fuertes, eh? dijo con ironía.
O follas con una mujer o te masturbas, pero nada de mujeres de goma, gracias! Le dije y bebí un sorbo de mi tibio café.
Je, je, je… tienes humor, eh? dijo y se rió.
Se han perdido mejores vidas en peores batallas, le dije sin saber a ciencia cierta lo que queria decir con eso, y derramé el resto del café sobre el amarillento césped de mi jardín.
Y volvimos a guardar silencio.
Y la armonía se comenzó a romper. Asi como el sol quebranta al hielo.

Tercer día
Comenzó a llover y nos escondimos de nuevo. Y ya nada más tuve que reflexionar sobre estaciones del año, fenómenos metereológicos o relaciones humanas.
Alguien afirmó que ni a nuestros progenitores ni a nuestros vecinos los elegimos nosotros sino que se nos imponen.
La armonía fue nuevamente total.

Cuarto día
La última película del fallecido Ingemar Bergman tuvo su estreno simultáneo en varias ciudades del reino de juguete sueco, mas no en Estocolmo. La tituló “Saraband” y tuvo su première en EEUU al mismo tiempo. Y un signo de interrogación quedó dando vuelta en mi cerebro. O será que el difunto director cinematográfico sueco se habia ya cansado del provincialismo de Estocolmo, y sus infulas de capital cultural de Europa? En ese caso no lo culpo. Pero en Septiembre viene Tom Jones a Estocolmo, para reunir algunos morlacos con los cuales pagar sus deudas. Dos pasados de moda, unidos por un denominador común: morir con las botas puestas. Aunque uno de ellos ya está en el Valhal rodeado de walkirias y cagádo de la risa, baila polcas sin zapatear.

Quinto día
Mi amigo Pelle me llamó por teléfono. Estaba enfurecido y su voz temblaba. Quieren subir los impuestos en el municipio de Salem! me gritó a través del auricular y decidí que era hora de bajar el volúmen de mi celular. No te preocupes por eso, le dije y agregué algo fastidiado, por mi que hagan lo que quieran. Se quedó callado un instánte y arremetió por otro lado. Y porqué tienen que ser siempres los hombres los que le escriben poemas de amor a las mujeres? A ver si me respondes eso! Lo lamento, le dije, las baterias de mi celular se agotaron y la comunicación se interrumpirá. Y le corté. A veces mi amigo Pelle es difícil de controlar. Algo asi como un nazi en una sinagóga. O como un sionista en una mezquita.

Sexto día
Sigue lloviendo por el lado de afuera de mi ventana, y el otoño me recuerda cada vez más el tedioso llover del sur chileno. Si al menos se sintiese la hogareña fragancia de braseros encendidos luchando contra la humedad y el frio, pensé y a mi mente llegaron sabores de sopaipillas invernales.
Por fin logré llegar al final de “El Código da Vinci”. Su final es tedioso y muy rebuscado. Escribiré sin embargo la crítica que prometí. Mi amigo Pelle no lo piensa leér porque opina que los bestsellers lo hacen siempre sospechar de la calidad de su contenido. Con ese punto de vista no leeriamos nunca nada, pensé más nada le dije. Al fin y al cabo, es su propia decisión.

Séptimo día
Buenos días! me dijo mi mujer cuando aun semiadormecidos y poco atractivos por las huellas de la noche en nuestros respectivos rostros y alientos, chocamos a la entrada del baño.
Qué tendran de buenos? le respondí y guardamos silencio.
Era lo único que necesitabamos decirnos para sobrevivir año trás año.
Y mientras lavaba mis dientes, me acordé de un trozo de un poema escrito por Dylan Thomas:

Me has olvidado?
Soy el hombre al cual decias amar.
Yo acostumbraba dormir entre tus brazos.
Te acuerdas?


Una luciérnaga apagó la luz de su cuerpo y se fue a dormir. Y yo con ella. Y deseé que mi prostata también para dormir en paz.
No rompan nunca la armonía de una vida feliz, o de un parto con cesárea!

Comentarios

Simbiosis. Observaciones de un abedúl

20090905090931-simbiosis3.jpg

Visita también: Reflexiones desde las cloacas)


Ya casi sin aliento se dejó caer pesadamente sobre un peldaño de la pequeña escala que daba a la puerta de la casa en dónde intentaba pedir refugio. Golpeó desesperadamente y esperó con ansias que alguien abriera para ponerse a salvo, pero sólo un silencio espeso le respondió. Escuchó a lo lejos, los ligeros pasos de sus perseguidores que se acercaban más y más, augurando lúgubre desenlace. Se incorporó con pesadumbre y volvió a correr entre los callejones de aquella parte de la ciudad, hacia adónde lo habian acorralado sus verdugos.
El corazón le latía con fuerza, pero no sólo de cansancio sino también de pavor y angustia. Al llegar a una esquina, prestó atención a unos chirridos de frenos que gimieron a sus espaldas y volviendo la cabeza hacia atrás, percibió con creciente desesperación que dos poderosos focos lo alumbraron casi por completo desvistiéndolo de la seguridad que le ofrecia la oscuridad.

Un motor zumbó violento rompiéndo la quietud de la noche y unas ruedas quemaron rabiosamente el pavimento que las sostenian, hartas ya de no poder frenar y descansar.
Se detuvo unos cuantos segundos para razonar, pero su cordura ya habia sido nublada por la hediondez de la adrenalina que bañaba su cuerpo, y en instinto de sobrevivencia elemental se precipitó en enloquecedora carrera calle abajo, en busca de algo que lo pudiese ayudar a franquear el castigo que ya presentia, y para lograr escabullirse también de sus perseguidores.
Habia elegido voluntariamente ese macabro juego, y ya no podia dar paso atrás.

La oscuridad de la noche ahogaba sus lamentos, y sentia con horror los pasos de sus castigadores cada vez más cerca de él. Es que no se cansan nunca? pensó. Su cerebro aún trabajaba y era asombrosa la rápidez con que lo hacía.
En una esquina giro rápidamente hacia la izquierda pero inmediatamente se dió cuenta de lo errado de tal decisión. La pendiente de una callejuela sin pavimentar se reía a mandibula batiente de él y lo invitaba con una mueca irónica a correr por sobre su áspera lengua mordáz: ”Por aquí!”, ”Por aquí!”, lo llamaba y le decia ”Ven que yo te salvo!”, ”Ven que yo te salvo!” y soltándo carcajadas diabólicas, le mal alumbraba el camino con los famélicos rayos de las pocas y raquiticas lámparas incandescentes, que habian logrado salvarse de las pedradas que diestras manos de niños pordioseros se empeñaban en apagar para siempre.

La vereda estaba anegada de orines y aguas sucias y optó entonces por tomar el medio de la calle aún cuando esto acentuaba el riesgo de ser descubierto por sus perseguidores.
Uno de los vehiculos ya mostraba su trompa luminosa en el entrecruce por el cual habia doblado y frenándo bruscamente, la enfiló hacia su silueta diminuta e indefensa.
El cuerpo mojado de transpiración, las ropas en desorden, la boca abierta buscando aire para renovar sus cansados pulmones, el sollozo estremecedor de la impotencia infantil ante el castigo del adulto, la callejuela riendose estrepitósamente de él, y los ligeros pasos pisandole la sombra. Qué más podia pedir? No tenia nada que envidiarle a nadie.

En su loca carrera habia pasado sin darse cuenta frente a una escuela pobre, la cual al verlo pasar, cerró sus postigos-párpados para no ver lo que se avecinaba. Ya habia visto demasiado y el nochero que transitaba por sus tripas simuló prender un cigarrillo cuando - en el fondo - también quería huir. Siguió corriendo y pasó jadeando ahora por la vereda de una enorme iglesia católica, la cuál con su impunidad decretada parecía cerrarle el paso. Pero, no es ésta la casa de dios? se preguntó con desesperación, titubeando al ver la pesada mampara cerrada. Pero el miedo pudo más que la razón y dándo un pequeño giro para frenar su carrera, se dispuso a golpear la puerta de los cielos para pedir clemencia. Pero se acordó repentinamente y con agustia que la noche era para descansar y que con toda seguridad, dios dormía.
Todo parecia deshabitado y muerto y nadie recurría a sus silentes gritos de ayuda.

Dudó un instánte ante el úmbral de un conventillo. Era un callejón sin salida, aunque porqué debía de ser ésta una alternativa peor que cualquier otra? Nada parecía indicarle que veria el amanecer de un nuevo día, de tal manera que, porqué no?
El suelo de la entrada estaba mojado y fangoso y ninguna luz alumbraba su interior. Era como si todos los que alli habitaban, contenian la respiración al unísono a la espera de algún final definitivo.
Y de improviso tuvo una idea!
Se agachó y enterrándo las manos en el barro se embadurnó la cara y sacándose toda la ropa, continuó con el pecho, los brazos, el vientre, los testiculos, el pene, los muslos, las rodillas, las pantorrillas y tirándose de espaldas sobre el ciénago, untó con lodo toda la parte de nuesto cuerpo que nunca vemos, apagando asi la cara oscura de la luna y puso mucha atención en lo que hacia.
Calculando minuiciosamente su accionar, empezó a darse cuenta que su desesperado plan estaba dando frutos. Su cuerpo comezó poco a poco, de abajo hacia arriba, a mezclarse con el barro que pisaba revolviendo su masa con la masa de la tierra, mimetizándose con ella y en ella. Dentro de sólo unos instantes, seria parte del pedazo del suelo mojado y barroso que estaba pisando.
A lo lejos sintió que alguien tiraba la cadena de un baño, y el sonido que produjo en el silencio nocturno fue como un eructo subterráneo de miles de cloácas intestináles.

Embadurnado de barro todo el cuerpo y completamente desnudo, se sentó sobre la vereda de la callejuela y convertido en bollo de fángo, esperó. Un auto se detuvo bruscamente a la entrada del conventillo bloqueándo la única salida de escape posible. Cuatro hombres portando poderosas linternas bajaron del vehículo y comenzaron a rastrillar el lugar. Uno de ellos soltó una maldición por tener que ensuciar sus zapátos nuevos, pero el deber lo obligó a seguir.
Los pasos ligeros de sus perseguidores se acercaban cada vez más a él, que camuflado de montículo embarrado, se dispuso a aceptar lo que viniese.

Observaciones de un abedúl.
Transformado en abedúl enclénque para no desentonar del paisaje mísero que lo rodeaba, vió como sus torturadores alumbraban con poderosas linternas todos los rincones del conventillo, convirtiéndolo momentáneamente en tívoli triste de esperanzas perdidas.
Cuando uno de ellos lo rozó con su cuerpo, contuvo la respiración para no ser descubierto ni oido, pero se acordó rápidamente que ya no era humano sino vegetal, y soltó todo el aire contenido en su interior para probar el efecto que provocaría.
Sus extremidades-ramas se agitaron levemente y una brisa mortecina levantó un mechón de cabellos de uno de sus perseguidores.
”Parece que se va a poner a llover”, dijo aquél y levantando el cuello de su abrigo lanzó un escupitajo que quedó colgando de una de las hojas de su cuerpo camaleónico.

Después de haber buscado en vano por la callejuela embarrada del conventillo, se detuvieron al lado del abedúl a conferenciar. Ya era más de medianoche y un murciélago confundido cruzó el cielo, pero como éste no era su cuento su aparición no fue más que un accidente fugáz que no se volvería a repetir.
Uno de los perseguidores propuso allanamiento masivo, pues estaba convencido que la víctima se encontraba oculta en alguna de las casas de aquél lugar. Otro planteó que lo más probable era que se hubiese escapado saltándo alguna de las tantas empalizadas que separaban ese conventillo de otros igual de miserables, y que lo mejor era seguir la búsqueda por allá. Un tercero sugirió rastrear los patios traseros pues a lo mejor se escondía por ahí, esperando que ellos se fuesen para dejar tranquilamente el lugar burlándose de ellos. El cuarto, el que habia soltado el escupitajo, recomendó irse a putas el resto de la noche y olvidarse de todo el asunto.
Tales eran las alternativas presentadas en aquél pequeño pedázo del mundo y como si ésto no fuese suficiente, a esa misma hora y muy lejos de allí, alguien recibía el premio Nobel de literatura de manos del rey de Suecia, y se aprestaba a saborear la exquisita cena con que la casa real sueca acostumbraba congratular a tan proverbial individuo, después de magnificarle el ego con un grueso cheque. La proposición de pasar el resto de la noche en morada de rameras fue aceptada por unanimidad y pasando de la palabra a los hechos, se marcharon de alli.

El abedúl comprobó que su nuevo estado, si bien no era nada de envidiar, lo habia hecho insensible a la empatía, a las decisiones por otros tomadas y a otras cosas que ya tendría tiempo en constatar. Pensó en las ventajas y desventajas de su nueva situación llegando a la conclusión de que, en ese instánte, era lo mejor que le podía haber haber sucedido.
Una araña se deslizó por su hilo fino de espumarajo espeso, dejando un pequeño regero de terciopelo suave sobre uno de sus lomos y con la decisión del que sabe lo que hace, se marchó a pescar.

Se despertó sobresaltado al sentir un ruido familiar que no pudo identificar. Era como si un riachuelo estuviese deslizándose por su lado, soltándo leves murmullos al pasar.
La madrugada era tenue y los gritos habituales de los moradores del conventillo, llenaron la callejuela embarrada de lo necesario para sobrevivir un dia más. Y contempló extasiado el devenir de un nuevo amanecer a través de su costra de abedúl.
Constató de inmediato algunas cosas que le harían más fácil aceptar su nueva situación. Podía escuchar pero no hablar, podia oler sin sentir hambre y no se podía mover. Además podia pensar y si ésto era una ventaja o nó ya lo comprobaría con el correr de las horas, porque estaba convencido que su nueva vida vegetal sería temporal, y pronto recuperaría su condición de ser humano.

Mas, dónde estara ubicado el cerebro?, pensó. Porque pensaba, eso estaba claro y lo estaba demostrando en este preciso instánte, al plantearse esa pregunta. A lo mejor estaba en sus raices protegido por la tierra de los acosos del hombre. Asi debía ser!
Descubrió además que también podía mirar y que su percepción visual estaba ubicada en todo su derredor y que en su pequeño mundo especial, no existía ni adelante ni atrás. Y eso era una gran ventaja aunque de qué le podría servir si no se podía mover?
”Dejémonos de pensar en forma negativa”, se propuso y miró a su alrededor para ver el paisaje que lo rodeaba y sintiendo la humedad tibia del caldo amarillento de un perro fláco correr por su tronco, se resignó a su nuevo situación.

Algunos nacen, otros mueren y algunos como él (aunque no muchos) logran también resumir ambas condiciones, en un solo y reseñable acto de simbiótica existencia peculiar.

Comentarios

Sábado, 05 de Septiembre de 2009 09:09. Guillermo Ortiz-Venegas Ver como artículo separado. Cuentos del autor


Hoy día es 12 de septiembre!, dije grave. Y qué se celebra en esta fecha?...

20090912190728-onceseptiembre.jpg


(Visita también: Reflexiones desde las cloacas)

… preguntó uno de mis vecinos désde la ignorancia de su conformismo desinformado. ”Bueno, pues de celebración no hay mucho”, le contesté un poco ambiguo, y agregué buscando las palabras precisas:
”Pero tal vez se podria decir que es el día de las falacias dobles. Aunque fue ayer y no hoy día.” Y con el pretéxto de tener que cortar el césped de mi jardín alquilado, me apresuré rápidamente hacia las profundidades de mi floresta, cavilando en que respuesta habria dado Herbert Marcuse a tal pregunta. Mi colateral quedó un tanto confundido con mi réplica algo desusual, lo cual no es de extrañar en tiempos en que el capital financiero pretende globalizar hasta los mismos orígenes de la Torre de Babel.

El 11 de septiémbre en Chile y esa misma fecha en los Estados Unidos tiene distintos significados y contenidos tanto en lo afectivo como en lo político, aún cuando las consecuencias en cada uno de esos pueblos seran tal vez, igual de duraderas. Con la diferencia eso si, de que el pueblo norteamericano ya es experto en eso de levantar mausoleos colosales con el nombre de sus ”héroes” caidos en todas las guerras por sus gobiernos provocadas. Y con el agregado tambien, que si todos los nombres de los asesinados por las intervenciones directas o indirectas yanquis en el mundo se intentasen escribir en una sola y gran lápida, ni la muralla china alcanzaría para llenar el nombre de tantas victimas.
Pero existe sin embargo un denominador común que une estas dos tragedias por debajo de la raya de la razón. Y es que ambas han sido ocasionadas por la insaciable política de rapiña que ha envuelto toda el accionar del estado norteamericano, desde que se irguió como potencia mundial. El clima de inestabilidad internacional que ha ocasionado con su desvergonzada y arrogante ingerencia en los asuntos internos de cualquier nación soberana del mundo, no tiene parangón en la historia moderna. Con ayuda de la asi llamada teoría de la ”guerra preventiva” - teoría que en buenas cuentas no significa más que la utilización de la violencia militar, para eliminar amenazas quiméricas o hipotéticas contra la seguridad nacional norteamericana - pretende el imperialismo yanqui someter bajo su área de influencia o dominación, al resto del planeta.

En el caso chileno, fue la teoria de la ”seguridad nacional” y de la ”guerra contra el enemigo interno” la que justificó el golpe de estado de 1973, desde el punto de vista militar. Y la motivación política del mismo, la de ”salvar al pueblo chileno del yugo marxista”. Pero como si todo eso no hubiese sido suficiente, inventaron también un grotesco y poco creible Plan Zeta, que habria tenido como objetivo final la eliminación física de todos los opositores al gobierno de la Unidad Popular de aquella epoca. Hoy día está confirmado, que eso fue parte de un plan elaborado por los ideólogos de la dictadura del homosaurio para justificar todos y cada uno de sus atropellos contra los derechos humanos. Pero también, para mantener a la población chilena bajo constante presión sicológica, con la amenaza de las consecuencias que implicaria el “renacimiento del marxismo bajo las estructuras democráticas tradicionales del estado chileno”. A partir de ahi, la justificación de un Estado Dictatorial y Represivo quedó garantizada.

En lo que a EEUU corresponde, la ”guerra preventiva” diseñada por las alimañas del Pentágono, pertenece simplemente a la categoría de crimenes de lesa humanidad. Y si esta teoría se generaliza, pues estámos más cercanos que nunca a un nuevo genocidio mundial.
A través de la historia, y gracias a los talentos de los magos de la CIA, han inventado los yanquis cientos de otros planes parecidos al Plan Zeta. Todos y cada uno en nombre de la libertad. La lucha contra el comunismo y por la ”libertad”, la lucha contra el terrorismo internacional y por la ”libertad”, la guerra contra el islamismo y por la ”libertad” y la actual guerra preventiva en Afghanistán contra el feudalismo talibán… por la ”libertad”. Concepto ambiguo y manipulable que podemos discutir en alguna otra ocasión, pero que en estos precisos momentos se me atraganta, sin poderlo digerir.

El 11 de septiémbre en los EEUU, puede interpretarse como una respuesta desesperada y sin otra alternativa contra la doctrina yanqui, de desprecio e intolerancia a otros estilos de vidas que no se encuadran dentro de los márgenes de la cultura de la Coca-Cola, de Hollywood y el Mc-Donalds. De pueblos y naciones que estan asfixiados por la ocupacion estadounidense en sus territorios nacionales. Pero las nuevas generaciones occidentales, las cuales espero aprendan de errores, tienen que entender que aunque no lo sepan, esa no es más que una vieja tactica imperialista que data de tiempos pasados, mas no olvidados. La otra interpretación es que todo eso no fue sino una puesta en escena de una obra malignamente planificada y llevada a cabo por la CIA, para de esa manera restringir aun más las libertades de su propio pueblo, y también para justificar su nueva política de policias del mundo, con todo lo que eso conlleva. Entre otras cosas, reprimir y masacrar los pricipios democraticos más elementales con el bastón que le ofrece la justificación legal de un plan antiterrorista global que la mayoria de los regímenes bajo la tutela yanqui, han aceptado sin chistar. La libertad de prensa, la libertad de expresión, la libertad de protestar, y dentro de poco también la de pensar, estan hoy en día bajo el cuestionamiento del inquisicionismo moderno del capital financiero yanqui, y sus intereses egoistas. Y todas las medidas represivas contra su propio pueblo y los pueblos del mundo que nunca antes pudieron aplicar por cuestiones de definiciones tecnocraticas del termino “democracia”, han sido dejadas de lado con la panacea que les ofrece la justificación de la restrincción de todos los principios democráticos, con el argumento de una supuesta lucha contra el terrorismo internacional. Termino y definición, que hoy día ya nadie siquiera discute y que es tan de perogruyo como la Coca-Cola en vez del agua.
Y desde ese punto de vista, la teoria yanqui de su rol como guardian de la civilización ”cristiana y occidental” ha dado un gran paso en su política de dominación global. Y no es raro entonces, que desde este punto de vista, la malparida Unión Europea (EU) le siga poniendo trabas a las aspiraciones de Turquia de ser miembro de tal confederación. Y el motivo de fondo para tal negación, encubierto con retóricas banales de exigencias de democratización de la sociedad turca, no es más que el hecho concreto que ese país es musulmano y no cristiano. La teoria pseudo política del Vaticano como simbolo espiritual de la civilización occidental, de que a los restos del imperio otomano hay que erradicarlo desde sus raices después de casi un siglo de su derrumbamiento con la fuerza del metal de los sables cobra hoy día una nueva expresión. Es decir, una solución sin sangre de cruzadas medievales modernas, contra una religión enemiga a través de entuertos leguleoyos cuando asi es el caso, o con el clarisimo argumento de las armas si no lo es.
Uno de los objetivos centrales dentro de la estrategia global del imperialismo yanqui, ha sido el de ignorar o reprimir cualquier provocación o reto contra ”el prestigio, la posición internacional o el poderio de los Estados Unidos”. Y estas palabras no salieron ni de boca de Bush El-Ignorantón ni tampoco de Donald Rumsfeld, su verdugo oficial de aquellos tiempos, sino que fueron pronunciadas en 1963 por un político liberal norteamericano llamado Dean Acheson, para justificar todas y cada una de las agresiones estadounidenses contra la soberana república de Cuba, el Al-qaida de aquél entonces.
Esta misma doctrina seria utilizada decenios después por el ultrareaccionario Ronald Reagan, para inmiscuirse sin tapujos en la guerra de liberación que la guerrilla sandinista llevaba a cabo contra la asfixiante dictadura de Somoza en Nicaragua.

El desprecio contra todos los acuerdos que vulneren esos principios dentro del márgen del Derecho Internacional y/o las instituciones internacionales por ellos mismos aceptadas – como la ONU y dentro de esa su manipulable Consejo de Seguridad, o la UE por ejemplo - han sido la constante de todas las administraciones yanquis. Pero, sobretodo durante los periodos de Nixon, Reagan y de Bush El-Ignorantón, han sido más evidentes que nunca. Cuando portavoces oficiales de esos tres payasos - en distintas epocas históricas, por supuesto! - han declarado sin ruborizarse siquiera que ”los EEUU se reservan el derecho de accionar de manera unilateral cada vez que sea necesario” e incluso ”con la fuerza militar para defender intereses vitales tales como la garantia del acceso sin trabas a mercados importantes, fuentes de energías y recursos estrategicos.” No hay como malinterpretar esos postulados, pese lo que le pese a los intentos melodramaticos de Obama de aparecer ante la opinión mundial como un presidente lleno de empatia, solidario y justo, lo cual le permitirá sin duda llevar a cabo la politica yanqui de dominación, sin muchos contraargumentos desagradables para su administración.

Y por supuesto que estos brillantes líderes de la democracia y la libertad mundial cuentan también con el privilegio de adecuar o cambiar las reglas creadas por ellos mismos, cuando las declaradas con anterioridad ya no les sirven a sus propósitos de dominación permanente. Porque cuando ni los ”enviados especiales” por la ONU, ni las tropas invasoras en Iráq lograron encontrar ni rastros de las famosas armas de destrucciónes masivas que según prestidigitadores políticos del senado yanqui motivó tal invasión, cambiaron los argumentos de sus premisas. Y de un ”conocimiento absoluto” de la existencia de ese tipo de armas en territorio iraquí, pasaron rápidamente a la afirmación de que ”las denuncias norteamericanas al respecto se han confirmado, gracias al descubrimiento de material que, eventualmente podria ser utilizado para la construcción de esas armas” (?) Cualquier ser pensante de este planeta puede llegar a la conclusión primitiva y simple de que, en la práctica, cualquier nación tiene el potencial y la capacidad de producir armamentos de ese tipo. Ya que cualquier artefacto sirve para tales efectos. Ruwanda es un ejemplo. Alli se usaron machetes y cuchillos para asesinar a más de un millón de “disidentes” sin tener que recurrir a técnicas avanzadas para llevar a cabo un genocidio. Y ninguna fuerza occidental ocupó Ruwanda para parar esa masacre primitiva. Pero si utilizaron ese argumento para avasallar Iráq. Porqué? Pues porque mientras en Iráq se encuentra la mayor cantidad de recursos petroleros del mundo, en Ruwanda hablan swahili y los recursos naturales de ese pobre país africano apenas puede autoabastecer a su propia población con lo minimo necesario para subsistir.
Porque otra es también la política yanqui respecto al conflicto palestino-israelí. O mejor dicho, a la ocupación hebréa de territorios palestinos, al márgen de quien esté instalado en la Casa Blanca norteamericana. Israel nunca podrá subsistir sin la ayuda económica yanqui. Eso lo saben hasta los niños que van a las guarderias infantiles de cualquier kiwutz judio. Y también los palestinos. El bombardeo consecuente y despiadado que el ejercito israeli llevó a cabo durante casi un més, y día a día, contra la indefensa población civil de Gaza habla por si solo. Toda la comunidad internacional condenó ese genocidio… mas no Estados Unidos. Y hoy día, 12 de septiembre del 2009, ya está todo eso olvidado. Porque la memoria política del homosapiens es corta. Un mecanismo de autodefensa, diría Sigmund Freud. Alienación, digo yo.

Y mientras los distintos entes estatales y privados en EEUU vapulean la inteligencia mundial con retórica baráta y sangre ajena, en Chile los señores del poder no lo hacen peor. La remanente de Presos Políticos Mapuches en cárceles chilenas, constituyen no solo una contradicción respecto al grado de ”democracia” en que se encuentra esa pequeña sociedad latinoamericana y dependiente, sino también y sobretodo, una aberración desde el punto de vista político-moral. Porque, cómo puede un país ”libre y democrático” mantener encarcelados a parte de sus componentes que lucharon y luchan todavia, justamente por el logro de una democracia, con los únicos medios existentes (la violencia) impuestos e institucionalizados por la propia sociedad chilena, con su arrastre dictatorial capitalista atual. Chile es hoy día, gracias al neoliberalismo imperante, un país en que el grito de “salvese quien pueda” es lo unico que rige.
Pero como decia en un comienzo. Mi colateral quedó un tanto confundido con mi réplica algo desusual, lo cual no es de extrañar en tiempos en que el capital financiero pretende globalizar hasta los mismos orígenes de la Torre de Babel.
Porque en el fondo, lo único que se requiere para enviar al capitalismo al cadalzo de la Historia, es la voluntad política necesaria y el valor humano para hacerlo. Dos ingredientes que estan ausentes en la cazuela que aún no ha empezado ni a hervir siquiera sobre la cocinilla a gas licuado de la tragicomia de nuestra vida, que es el mundo actual.

El peligro único y principal contra la paz y la estabilidad mundial hoy día, lo constituye la presencia yanqui en el contexto de las relaciones internacionales. Y quién crea que un cambio de presidente en Washington provocará virajes radicales en la política imperialista de ese país, está equivocado. Y por mucho respeto que me merezcan los genuinos intentos en que esta empeñado Michael Moore y todos los esfuerzos que hizo para evitar la reelección de Bush El-Ignorantón al puesto de presidente (cosa que no logró!), pienso que la focalización de ese prestigiado escritor y director de cine norteamericano, tiene solamente sentido y justificación en la política interna estadounidense y nada más. Porque tengo mis serias dudas, de que cualquier cambio de inquilino en la Casa Blanca no logrará alterar la política global e imperalista de EEUU, en su relación con los países del asi llamado Tercer Mundo, o el resto de la humanidad.

Comentarios

Sábado, 12 de Septiembre de 2009 19:07. Guillermo Ortiz-Venegas Ver como artículo separado. El pueblo mapuche

El tiempo

20090917220037-tiempo.jpg

(Visita también: Héctor Díaz )

Es tiempo de las hojas secas;
los cromos tienen la fiesta de los matices,
verdes que se comen la clorofila,
tiritando su graciosidad impoluta
danzando la danza de los ditirambos,
camino al cielo de nubes ribeteadas de blanco,
en un camino que no tiene marcha atrás,
el tiempo.
En unos días lloverán marrones,
los amarillos llenarán los huecos de las rocas,
papel picado de un carnaval salvaje,
detrás de la ventana se cerrará tu alma,
diremos las mismas palabras de todos los ciclos,
despreciaremos el silencio del olor de nieve,
nos aburriremos con las horas muertas de la noche,
el tiempo se come los momentos.
El pasado verano será un recuerdo,
detrás de la ventana, va ese hombre
es el hombre de todos los hombres,
detrás de una botella va ese sueño,
como reclame, le acompañan las palabras,
en esta época de cemento y plomo,
habla de libertad, del hombre, de la vida
de un perro muerto, de la sonrisa,
de una dentadura de paso,
de que la comunicación,
también es una cuestión de clases,
de que tenemos miedo, al tiempo
cuando las alegrías no nos forjaron,
un abecedario de mañanas.
Me puedo morir en “ paz ”
en un otoño de hojas secas,
de sueños sin batallas y sin espadas,
ese hilo de sangre, que va llenando el tiempo.

Lejos está la guerra de este otoño,
son otros niños, otras mujeres, otros viejos,
los muertos,
otras ventanas, otras rocas, otras montañas,
mueren por el petróleo nuestro
de la tierra de ellos.
Son los hombres del camino sin regreso,
otros sueños, otras palabras, abstracciones del silencio,
un horizonte que se rompe en la montaña,
en la arena del desierto, en la selva del trópico
y se aleja en mar abierto.
Avatares del tiempo,
las mismas cicatrices,
arrugas en la geografía del cuerpo,
el tiempo no nos lleva,
somos nosotros ...
que lo vamos haciendo.


Héctor Díaz
17 september 2009

Comentarios

Jueves, 17 de Septiembre de 2009 22:00. Guillermo Ortiz-Venegas Ver como artículo separado. Héctor Díaz

MOZAICOS: EL DOLOR QUE CORROE MI CAOS

20090920095809-la-memoria-del-pasado.jpg

(Visita también: Héctor Díaz )


En este rato libre que me déjà el sistema,
propongo la anarquía, que corroe mi caos,
mis versos son astillas,
de un tiempo de rodillas,
maderos para un barco,
que naufragó en la orilla.
No la obtusa poesía palaciega,
que conformó la forma,
el taller, la medida,
que no encontró la puerta,
que nos entraga vida,
y es tan solo un susurro,
de rapsodas vencidos.

Ahora van los cuentos,
A lomos de caballo, de mulas resentidas
como en los tiempos idos,
de las mil y una noche, de peregrinos viajes
de Simbad el marino,
de Alibaba en la cueva y el genio de Aladino.
Esta poesía que sueña a voz de la derrota,
nacida para perder en los ocasos,
naufraga en la vida cotidiana,
para pedir lismona en las esquinas,
donde la noche se cruza con el día,
los misterios de la urbe, se montan
en el caballo de los tragaluces,
y el tunelbana escondé
los sueños que van y vienen
día a día.
Testimoniar la vida,
en endelebles registros de “spicotina”,
palabra que no existe y si existiera
captan lo incaptable de la verdad-mentira.
Es la única función de los susurros,
de los vientos perdidos en el día,
en este aciago, beneplácito tiempo
en que ir o venir, aproxima a la vida.

Te veo descender por la escalera,
no sé tu carga emocional,
tu nombre será, Azucena, Maria
podrás ir o venir, bajar, subir
solo te pido, que hagas lo mismo cada día.
Como las bellezas se reflejan en la luna de
los escaparates,
te quedástes en la memoria del cristal,
mientras la pordiosera siniestra diestra,
de una emigrante del fondo de la tierra,
recuerda la perennidad de la pobreza.
Esta urbe de nombre tan lozano,
ampara todos los rincones de la tierra,
aquí se habla, inglés, sueco o troyano,
mandinga, guaraní, corso o slang
esa goma que sirve y que se estira
creando un nuevo abecedario.
Un “bohemio” poesia de la calle,
se fuma su último cigarro,
el último del día,
de su cajilla,
de su vida,
morirá en las trastiendas del olvido,
“sobredosis de vida” baticinará el forence,
por amar demasiado en los rincones,
dirá el cura de la capilla del hospital,
y un eterno proyecto de ley,
prohibiendo la mendicidad
descollará en las rúbricas de los diarios.

Todavía hay sol, la parte final de este verano
la niebla, la escarcha, la primera nevada
los frentes fríos, las lluvías importadas
aún son memorias del pasado.
Las “sagradas escrituras” y un libro de Kyppling,
el de las tierras vírgenes y virgenes mujeres,
duermen en el escaparate de la tienda,
Alibaba, sueña en la cueva de todos los ladrones,
revuelca entre los apellidos ilustres, ministros de economía
los reyes de las cartas, y de las ficciones nacionales
propulsores del gran capital y de los grandes puentes,
y de las grandes crisís y de las grandes muertes.
Este dios impoluto, el del templo,
donde reparten la sopa boba de los pobres,
me observa con el rabillo del ojo,
el sabe que no entregué el alma ni a dios ni al diablo,
yo sé que el es autosuficiente,
que se masturba de a rato y a escondidas,
aunque sea pecado esta palabra,
las muchachas del coro observan sonrojadas,
y el cada día esta mas pálido.

Héctor Díaz

20 September 2009

Comentarios

Domingo, 20 de Septiembre de 2009 09:58. Guillermo Ortiz-Venegas Ver como artículo separado. Héctor Díaz

Historia de una dama distinguida

20090922184515-damadistinguida.jpg

(Visita también: Palestina)

Mi suegra es una distinguída dama de la clase media alta sueca. Es delgáda, muy erguida, más no muy alta. Va ya por los 70 otoños y hasta hace poco se teñía el pelo con tintes rojos; tenues y muy discretos. Pero con el corrér del tiempo no tuvo más que aceptar sus años viejos y también el color blanquecino de su cabello, que hoy día cubre parte de su confundida testa.
Resultado de la unión entre una mujer de ideas conservadoras, su madre, y un activo miembro del ex-partido comunista sueco, su padre, se situó al medio de esa antinomia familiar, y para no tener que tomar parte ni por uno ni por otro, optó por lo más sano: ser socialdemócrata. Pero no solamente porque eso curaba el mal de amores, según la mitología escandinava de esos tiempos, sino – y sobretodo! - porque eso le ha permitido ser normal, en tiempos en que la normalidad es una cuestión de balance armónico de brisas que soplan de diestra a siniestra, de infierno a cielo o de bienes privados a fondos sociales. Vaivén en el cual las ideas libertarias del anarquismo ideológico, estan excluidas.
Conoció a su actuál esposo, mi suegro, - sánto caballero! - por allá por los comienzos de los años cincuenta, cuándo yo recién dejába las entrañas tibias de mi madre a miles y miles de kilómetros de distancia de la juvenil y despreocupáda vida de mi futura suegra.

A la sazón, trabajaba como camarera en el único hotel que existía en esa pequeña ciudad del sur sueco en dónde nació y mi suegro - que los dioses se apiáden de él! - era en ese entonces baterista de una flamante banda de jazz, que intentába hacerse un espacio en el mundo musical de la época a punta de trompetazos, bombos y platillos. Nunca tuvieron el éxito deseádo, pero a él le sirvió para entablar relaciones amorosas con mi futura suegra, - maldita suerte la que tuvo! - cuando fueron a dar con bártulos y maletas al hotel aquél, de pueblo chico y perdido del mapa sueco.

Se iban a presentár en la Casa de la Cultura de la ciudad y el revuélo fue total. No muchas veces tenían los habitántes de esa ciudad de juguete, el privilegio de ser visitados por una banda de jazz verdadera, que tocába su música in live. Lo cierto es que se conocieron, se enamoráron y se casaron. Y de su matrimonio nacieron dos hijas mellizas, una de las cuáles es mi esposa actuál.

Tán traumatizada quedó la distinguida dama, que después de parir dos bebés en vez de uno - como era lo normal - decidió esterilizárse a través de operación efectiva, para no correr nunca más el riesgo de contribuir en forma involuntaria a la explosión demográfica no planificada. Cosa primitiva, subdesarrolláda y muy poco sueca.

De ideas fijas y muy poco flexible en sus superficiales opiniones, tuvo mi suegra la suerte de pertenecer a la así llamáda "generación de los cuarenta", que ha sido la que más se ha beneficiado con la política de bienestar sueca. Conglomerado de medidas y resoluciones que apuntan al resguardo y la seguridad económica y social de todos los ciudadanos de este país, y que la derecha actuál está hoy día empecinada en destrozar. Pero las mascadas que le pegó esa generación a torta tan apetitosa, nos han dejado casi sin migas que degustar de ese solidario intento por lograr una sociedad medianamente igualitaria, dentro de los márgenes que impone el capitalismo salváje y despiadado.

Gracias entonces a una combinación de factores y circunstancias económicas que se dieron lugar en la nación escandinava sueca de la década de los cincuenta, logró mi suegra situárse en la posición económico-social que actualmente osténta. Nunca terminó sus estudios medios, mas nunca tuvo dificultádes para conseguirse trabájos decéntes y hasta de cierto estátus social. Eran otros tiempos aquéllos!

Por esos decenios, y como consecuencia directa de su posición como “nación neutra” durante la Seguna Guerra Mundial, Suecia comenzaba lenta pero segura a erguirse como una potencia económica europea, con un gran desarróllo en el ámbito social que llegó incluso a crear entre algunos ingenuos, la ilusión de que en Suecia estaba naciendo un “socialismo democrático, humanista y no dictatorial”. sentándo de esa manera las bases que servirían de apoyo al postulado ideológico de las ventajas de una economia mixta. Es decir; ni capitalismo salvaje, ni socialismo auténtico sino una combinación muy sueca del balance armónico al cual me referia más arriba.
El rapidísimo desarrollo de la industria sueca necesitó entonces de obreros que su propia población no podia ofrecer para palear la urgente necesidad de mano de obra calificada, que fue requerida de la ex-Yugoeslavia, Italia y en menor grado, también desde España. Y la primera gran ola de inmigrantes económicos llegó a principios de la década de los sesenta, los cuales se vieron en la disyuntiva de optar entre vender su fuerza de trabajo en el lejano reino sueco, o transformarse en parias en sus respectivos países.

El capitalismo de la post-guerra se desinterersó de la suerte que corrieron millónes y millónes de sus hijos que sacrificaron sus vidas, por eliberar a Europa de las garras del fascismo de Mussolini y del nazismo de Hitler. Y los envió a la diáspora que les ofreció su mano de obra barata y famélica de enorme ejército de desocupados desesperádos.

Y mientras los puestos de trabajos en las fábricas suecas eran ocupados por mano de obra extranjera, se sentaba mi suegra en la blanda silla burocrática que le ofreció el naciente estado de bienestar sueco, y que ya no abandonaría sino hasta el día de su jubilación.
Mas cuando ella se pensionó a comienzos del siglo XXI, ya nadie más pudo ocupar su sillón de derechos inapelables, puesto que ese dejó de existir. Algo asi como la bocanada que da un tiburón hambriento de eructos malolientes, cuando tritura sin dificultades a su presa indefensa.

Y esa distinguida dama de confecciones caras, de gustos adquiridos y de gran casa en un barrio residencial e idílico en Estocolmo que es mi suegra, tuvo suerte. Nada más que eso. Pues de talénto, empuje, energía o solaridad. De tolerancia, comprensión o besos y abrazos espontáneos, muy poco!
Lo lamento por mi suegro - que el paraíso le tenga reservádo un buen lugar! - que duránte más de cuarenta años ha llevádo esa cruz a cuestas sin chistar, condenado para siempre a las dolorosas llámas de su sufrimiento terrenal.

Pero, para qué dárle más vueltas a éste asunto. La generación de mis suegra va en extinción y la de mi suegro también. Lo siento por él! Pero si hay algo que lamentar en forma colectiva, es que ni yo ni mis coexistentes, estámos ni siquiera a un kilómetro de distancia de la puerta de entrada de la mundialmente conocida sociedad de bienestar sueca, porque esta se cerró para siempre.

Qué tenemos mucho de lo cuál enorgullecernos? Sin duda! Aún es gratis la atención médica y dental para los niños hasta los dieciocho años, y también para los ancianos. Los estudiantes de la enseñanza básica y media reciben almuerzo gratis, no usan uniformes, fuman donde quieren y tienen calefacción central en sus salas de clases. Contamos con contribución estatal para el pago de alquileres, el derecho a voto aun no se ha privatizado, y el estanco estatal de bebidas alcohólicas está abierto de Lunes a Sábado, lo cual prolonga el estado de euforia artificial que provoca la ingerencia de infusiónes espiritosas en todos y cada uno de los reales súbditos del reino de juguete sueco. La asignación familiar por cada hijo es una de las más altas del mundo, (un poco más de cien dólares por més) y sin uno u otro de estos beneficios económicos, estaríamos sin duda alguna, igual que la gran mayoría del resto del mundo, es decir, sumidos en la ruina económica y social más absoluta.

Comentarios

S.O.S... !

20090926134738-zelaya.jpg

(Visita también: Palestina

----- Mensaje reenviado ----
De: "Comite Cinco de Octubre, Suecia"
Enviado: jueves, 24 de septiembre, 2009 1:36:20
Asunto: Asesinan a manifestantes en Tegucigalpa

El Comité Cinco de Octubre informa:
Desde Chile nos han rebotado estos 2 correos escritos frente a la embajada de Brasil en Tegus:

Les remito esta información que me acaba de llegar.
Saludos.

Compañeros: urge difundir esta noticia, los nombres de los compañeros que la envían los quité por cuestiones de seguridad ya que están en el ojo de la tormenta y debemos velar por el y ella.
Nuestra más firme solidaridad para ese heroico pueblo hondureño
Ingrid Storgen.

DE XXXX …
Amigas, amigos:
Me encuentro en un edificio cercano a la Embajada de Brasil junto a 30 compañeras y compañeros, la mayoría integrantes de Artistas del Frente Nacional Contra el Golpe de Estado.
Nos avocamos a este lugar para descansar, manteniendo la conciencia de que de un momento a otro el ejército y la policía entrarían al perímetro donde alrededor de 5,000 personas nos encontrábamos para darle protección al Presidente Manuel Zelaya.
Atacaron a las 5:45 am con fusilería y lacrimógenas. Mataron a un número indeterminado de compañeros de la primera barricada al final del Puente Guancaste. Rodearon y atacaron la barricada del puente de La Reforma.
Haciendo cálculos aproximados, el operativo contó con alrededor de 1,000 efectivos policiales y militares.
Arrinconaron y golpearon. 18 heridos graves en el Hospital Escuela. Siguen persiguiendo en el Barrio Morazán y en le Barrio Guadalupe a los bravos estudiantes que anoche organizaron las precarias barricadas.
En este momento son las 8:00 am. Frente a la Embajada de Brasil han colocado un altoparlante con el himno nacional a todo volumen mientras catean las casas aledañas a la Embajada. Lanzaron bombas lacrimógenas dentro de la Embajada.. El Presidente continúa en su interior amenazado por los golpistas que ya argumentaron a través de los medios sus razones "legales" para proceder al allanamientos.
Miles de personas que se dirigían hacia Tegucigalpa han sido retenidas en los alrededores de la ciudad. La ciudad está completamente vacía, fantasmal. El toque de queda fue extendido para todo el día.
La represión contra los manifestantes indefensos fue brutal. En varias ocasiones Radio Globo y Canal 36 han sido sacados del aire.
Cientos de presos.
Estamos aislados.
Aquí estamos el núcleo principal de los organizadores de los grandes eventos culturales en resistencia: poetas, cantautores, músicos, fotógrafos, cineastas, pintores y pintoras... humanos.

De XXX …
Estamos SECUESTRADOS... NUEVAMENTE REPRIMIDOS:
Llevamos 17 horas de toque de queda. Y seguimos hasta las 6 de la tarde de hoy martes.
(no dudamos que lo extiendan... igual paso en el departamento de El Paraíso hace dos meses)
Los MILITARES y los POLICIAS han invadido la privacidad de los vecinos al par de la EMBAJADA DE BRASIL.
La policia y los militares...han quebrado los vidrios de los carros y motos de las personas de la resistencia, estan quemando sus carros (ellos los habían dejado ahí, como retenes)
Se habla de tres muertos, heridos (a los heridos que se trasladarón a los hospitales... los militares los están sacando de los hospitales)
A los atrapados los llevan al estadio Chochi Sosa. ( Lo mismo hizo Pinochet)

POR FAVOR: Ayúdenos a difundir las noticia!

Comentarios


El Otoño

20090929213505-otono.jpg

(Visita también: Héctor Díaz )

Dulzura otoñal que se esparce sin apuro. Tiritante multiplicidad cromática de indecisas geografías. La naturaleza, con sus intrépidos y rutinarios cambios, repiten nuestro asombrado entendimiento con cada ciclo anual. En algún lugar de nuestro subconsciente aparece la idea de un gran pájaro, al cual se le quedaron las alas inmóviles y empieza a perder las plumas. Las rocas se llenan de colores, es la última ofrenda del tiempo de la luz. En el descampado del bosque, los troncos cortados a ras, se disfrazan de carnaval. Líquenes, hongos de múltiples formas y colores, compiten en esmerada composición decorativa. Son islas de belleza en la belleza.

Un bicho-peludo con su encrespado mar de olas, se dirige a un destino imprevisto. La maleza de distintos verdores, es el telón de fondo de estos oasis en el contexto de la maravilla circundante. El silencio, crece en este único mediodía otoñal, parece que nada transcurre y sin embargo los colores en sus infinitos registros, no demoran la prematura muerte del verano. Esto se repite desde hace muchos años. El llamdo tiempo de los hombres suministra la mitología que crece en estos alrededores. Los duendes se escapan de la imaginación y adquieren forma material. Los duendes son el suministro de los libros de cuentos ilustrados para niños que los han ayudado a tener un sueño placentero de generación en generación.

El bosque está en nuestra cama, tan adjunto a las maderas de nuestro lecho, como a los fantasmas que habitan nuestro mundo interior. Con el trabajo y el idioma el hombre se ha llevado el bosque a sus casas. Han adaptado la sensibilidad del tiempo en que el bosque era su habitat, a las casas del mundo urbano. En los jardines de las civilizadas mansiones de nuestra realidad sobreviven los troncos talados, decorados con primorosas macetas o latones que se cargan de flores en esta sucesión de ciclos. Todavía hay sol. En la policromía de la luz, cuatro mariposas blancas danzan un belicoso son de calecita. No avanzan, ascienden y descienden en círculos concéntricos.

El amor, la libertad, la vida irrestricta se unen como un dogma, el anti-dogma de la existencia futura, el sueño y la necesidad de la utopía, el zurco abonado donde crecerá la semilla de la paz. Esta forma “loca” de volar, esta incesante búsqueda de la luz, estas novias vestidas de blanco son un romántico coro de ninfas bailarinas que buscan el desafío de la vida. Las mariposas morirán pronto, quizás en horas, no sobrevirán la noche, sin embargo son parte indeleble del recuerdo, parte indispensable de la historia de este día.

El bosque vestido de otoño, hace historia, sin conocer su cronología, conoce su clorofila, todavía está esperando a los poetas, a los arqueólogos para expresar su carga emocional. En esa identificación psicológica el bosque adquiere su contexto social. Cuando el hombre se hizo campesino, taló el bosque en los tiempos que las distancias eran una desgracia, rasgó la tierra, domó el zurco, infiltró la doméstica semilla que se asentó en el lecho mitológico del bosque. En esta aventura hacia lo desconocido el bosque le prestó al hombre los colores, le hizo crecer hacia la armonía de lo bello ...


Héctor Díaz
2009

Comentarios

Martes, 29 de Septiembre de 2009 21:35. Guillermo Ortiz-Venegas Ver como artículo separado. Héctor Díaz


Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris