Facebook Twitter Google +1     Admin

Se muestran los artículos pertenecientes a Junio de 2009.

Bagatelas sin sentido

20090602082644-estupidezsinsentido.jpg

Visita también: Radio Farolito)


Un día cualquiera en el Circo sin Fronteras que es la Unión Europea, se le ocurrió a Pelle darselas de director de teatro.
”Qué te pareció?” me preguntó sentándose en el unico sillón disponible de mi pequeño departamento en un suburbio pobre de Estocolmo. Hacia unos cuantos días atrás habia depositado en mis manos un manuscrito con lo que él aseguraba, seria la mejor obra de teatro escrita en los ultimos decenios sobre el planeta Tierra.
“Aún no lo he podido leér”, le dije y puse una cafetera sobre la cocinilla a gas que me ayudaba a sobrevivir.


(A espaldas de mi amigo Pelle, sin que él lo sepa y antes también de darle a conocer mi opinión sobre su “pieza de teatro”, quisiera presentárselas a ustedes, lectores leales de guillermiadas para que se hagan una idea propia, y no se dejen influenciar por mis opiniones al respecto. Y lo hago en un intento algo deseperado por buscar aliados que esten de acuerdo conmigo en que Pelle, el creador de este bodrio que él aparatosamente titula “obra de teatro”, pertenece a las cloácas de la subcultura y deberia ser tirada al basurero de la historia literaria.
Pelle es mi mejor amigo, pero ya veremos en que categoria me situará después que léa este artículo.
Aprecien por si mismos!)


Diálogo de verano
Obra en dos actos, dirigida por Pelle Persson

Primer Acto
Sobre el escenario, una mesa, dos sillas, una lámpara de pié, una bacinica antigua amarillenta y saltada.
Con salvedad de la luz que arroja la lámpara, todo el escenario estará sumido en profunda obscuridad. Bajo la misma lámpara un músico deberá estar ubicado a diez metros de los actores principales.
La música que aquél tocará, será un concierto para piano en una nota, interpretado en un pianillo de juguete. El concertista estará muy serio y concentrado vistiendo un negro frac. Su cara deberá estar además, cubierta por una careta de color gris y de muecas tristes.
Al comenzar la obra, estará sentado bajo la lámpara que arrojará rayos de luces tenues y difusos. El sonido del pianillo deberá ser rutinario cual sonido de campana de parróquia pueblerina y pobre. Su plañido cesará cuando comienze el diálogo entre los actores de la pieza teatral de marras.

Dos actores estaran sentados uno a cada lado de la mesa y de espáldas al público. Porque si es un diálogo, que importa la mímica o el maquillaje.
Ambos deberan estar rigurosamente vestidos de negro para mimetizar sus cuerpos con la obscuridad que bañará todo el escenario.
En sus nucas portaran sendas caretas blancas que, con sus ojos sin vida, miraran al público.
La careta del actor de la izquierda deberá representar una mueca de enojo, en tanto que la de la derecha, una mueca burlesca.
La idea es mostrar dos caras blancas que den la sensación de flotar en el aire mientras dialogan.

La opertura estará a cargo de Careta Enojada.
”Y entonces en un punto de la Nada, una intensa energía explotó con enorme fuerza formando el Universo.” Y agregará muy seguro de si mismo: ”Es la teoria del Big Bang.”
E inclinando su cabeza hacia el centro de la mesa, quedará contemplando el vacio del espacio infinito que lo rodea, en magistral toque teatral de actor de Broadway.
“Aha!” responderá Careta Burlesca y agregará en espontánea reflexión: “Algo asi como la celebración del Año Nuevo en Suecia!”
“Cómo asi!?”, responderá a su vez Careta Enojada con algo de confusión en el tono de su voz. Y deberá agregar con sorpresa: ”Qué quieres decir con eso!?”
“Intensa energía y gran explosión!” responderá Careta Burlesca con ironia y esperará risas del público.

En ese punto de la obra, ambas caretas se confundiran con la obscuridad que las rodea y ”desapareceran” momentaneamente, al mismo tiempo que una voz resonará por los parlantes diciendo:
”La política de alcohóles en Suecia es uno de los puntos más sensibles del Estado de Bienestar de éste país. Pues cuando el pueblo sueco se decide por el camino de las bebidas fuertes, no hay quien lo detenga. Y la celebración del Año Nuevo es uno de esos caminos. Política que desde el punto de vista de la controversia, tal vez tenga su paralelo con la política de inmigración. O con la de la integración. O con la de la adopción o no del euro como moneda europea nacional. O con la de la pasividad ante el nazismo creciente. O con la de los impuestos. Pero a pesar de todo, no hay nada más delicado en Suecia que el tema del alcohól.”

Llegado este momento, ambas caretas reapareceran nuevamente mostrando sus blanquecinas muecas, mientras que por los parlantes del teatro comenzarán a escucharse los tonos de All you need is love de los Beatles, al mismo tiempo que las dos caretas orinaran en la vieja bacinica apostada al medio del escenario. Los chorros de los orines deberán ser fluorescentes y daran la sensación que caen de la nada.
El pianista, ofuscado se parará de su silla situada bajo la lámpara, introducirá su pianillo bajo la chaqueta de su frac y desaparecerá del escenario a paso rápido y exageradamente decidido.
Solo volverá a reaparecer al concluir la obra. La voz se extingirá cerrándose asi el primer acto, al son de una mezcla de tango, samba y la canción nacional sueca.

Segundo Acto
Un baño muy pequeño y estrecho deberá estar ubicado al centro del escenario. En su interior se encontrará una mujer tendida de espaldas en el suelo con un hombre sobre ella. Al comenzar esta escena estarán en el climax de un acto sexuál un tanto desesperádo e incómodo. Pero entre gemidos, movimientos múltiples de brazos y piernas hacia todos lados, lograrán un orgásmo mancomunado.
Al salir de entre las piernas de la mujer, el hombre se dará un fuerte cabezaso en el lavamanos y la mujer romperá a reir, la cual por lo estrecho del lugar y también por la posición en que se encuentra, tendrá dificultades para incorporarse. El hombre se pondrá de rodillas a su lado y extendiendo sus manos, la ayudará a sentarse en el suelo. Pero la levantará con tal fuerza que la frente de la mujer también irá a dar contra el canto inferior del lavamanos. Ahora será el hombre quien romperá a reir, mientras la mujer se frotará la frente y se producirá el siguiente diálogo:
El hombre: ”Esto es sin duda alguna, muestra concreta del principio del fin de la iglesia católica! Je, je, je…!”
La mujer: ”Si! Ja, ja, ja…!”
El hombre: ”Somos verdaderamente la pesadilla del Vaticano, no te parece!?”
La mujer: ”Ja, ja, ja…! No me hagas reir que se me van a soltar los esfínteres!”
El hombre: “Somos el sueño de cualquier párroco rural, no crees? Je, je, je…!”
La mujer: “Jo, jo, jo…! No me hagas reir más, por favor! Ja, ja, ja…!”
Y a través de los parlantes se escuchará el claro y muy distingible sonido de un fétido ronco y prolongardo.

Ya más calmada y sentada sobre el piso del baño, la mujer le dirá al hombre – que aun todavía seguirá de rodillas a su lado - lo siguiente:
“Mi padre me llamó a mi celular hace un rato y me contó que…”
El hombre interrumpiéndola le dirá: “No te parece que estamos en una posición un tanto precaria como para hablar de tus progenitores?”
La mujer: “Ja! Tal vez tengas razón. Pero escucha! Me dijo que en la mañana cuando habia salido a hacer las compras semanales junto a mi madre…”
El hombre:Se le olvidó!”
La mujer: “Se le olvidó qué!? No me sigas interrumpiendo, por favor!”
El hombre: “Pues se le olvidó sacárle el bozal a tu madre y se asfixió camino a las compras. Je, je, je…!
La mujer: No te hagas el gracioso! Quieres que te siga contando lo que sucedió o no!?”
El hombre: “Si, cariño! Vamos, no te enojes!
Y cambiando de posición cual político oportunista, se sentará en la tina del baño a contemplar lo que la vida le estaba ofreciendo de manera temporal.
La mujer: “Pues bien. Cuando mi padre conducía su vehículo, a medio camino se dió cuenta que el automóvil se sentía más pesado de lo habitual y que…
Interrumpiendola una vez más, el hombre le dirá: ”Pero como nó! Si tu madre iba arriba! Je, je, je…
La mujer ignorará ese comentario y continuará hilvanando su frase suspendida, agegando que…”olia a goma quemada. Y sabes porqué!?
El hombre: “Porque iba arrastrándo a Vargas Llosa! Je, je, je…!”

En ese preciso momento deberá caer el telón y todo quedará sumido en una semi-obscuridad artificial pero agradable a la vista.
Por el centro del pesado cortinaje reaparecerá el músico, quien sacando su pianillo de juguete de uno de sus bolsillos comenzará a tocar los primeros acordes de Time to say good bye de Andrea Bocelli.
La sala será absorvida por los sonidos de esa melodia, al mismo tiempo que aparecerá por sobre la cabeza del músico un gigantesco afiche que dirá:
Y deberan sacar un rayo del arcoiris para entender lo que han visto!

Y ya me dirán ustedes, lectores de guillermiadas cuál es el mensáje que Pelle quizo hacer llegar con su “obra de teatro”. Expresión alocada que nunca se estrenó pues todos los productores teatrales en sus cabáles a los cuáles recurrió, llegaron a la misma conclusión que yo: esto es una basura sin sentido!

Tomé mi celular y llamé a Katrine, la cual por suerte no era feminista y sabía exactamente el motivo de mi llamada nocturna. Me respondió de buena gana, y me olvidé por un rato de mi buen amigo Pelle.
“La noche es jóven y recién comienza!” pensé. Y cerrando la puerta de mis obstáculos, me fui a vivir.

Comentarios

20090602120552-farolito3.jpg


”Radio Farolito Rojo, La Internacional” transmite gracias al patrocinio desinteresado del Centro de Acogida al Inmigrante (CAIN), con sede en Estocolmo y difunde programas informativos y misceláneos dirigidos especialmente a la quinta columna de la Tercera Edad (sic) y al Extranjero Recién Llegado (ERL), de cuya asistencia cultural y pernoctiva se ocupa la emisora.

Para escuchar el programa radial de mayor audiencia hasta el momento, pulse en el reproductor que aparecerá cuando pinche en Radio Farolito

Comentarios



La lluvia

20090607181003-lluvia.jpg

(Visita también: Héctor Díaz )

Esta gota de agua,
renegando desde el pasado,
se hace hilo largo,
en la nostalgia de la lluvia.
Eléctrica, se patina sin defensas
se precipita en otros hilos
mojando mis sentidos
del otro lado de este vidrio.
Te atrae, como el lejano fuego de las cuevas,
es el misterio del humo sin regreso,
los ríos se cruzan, como los destinos
y el mito hace esfuerzos
desde ese extraviado,...otro tiempo.
Los semitonos,.... meditan
son las sombras, .....vibrantes, metafísicas,
el ocaso, la muerte, el otro yo que se refleja
sin contornos precisos, la humedad espera.
Son los colores del otoño,
ocres de todas las distancias,
silencios, donde la voz va sin memoria
añorando al que fui, que ya se ha muerto.
Empiezo a respetar las palabras,
ni siquiera a pensarlas ya me atrevo,
las horas mustias se gastaron
las que ahora construyen
...este mal verso.
Del otro lado de la lluvia,
el bullicioso proyecto del recuerdo
Sosó, con veinte años en el cuerpo joven
y más de un siglo que le enturbia el alma.
La absoleta nostalgia de la lluvia,
agota su energía en la mañana,
el amanecer recrea los colores,
los pájaros pintados, hacen clarear el alba.

Dios no está, es la natura
el camino te lleva y el regreso
se quedó extraviado entre las piedras,
que siguen girando con la tierra.
La voz y el verbo, ya no existen
tan sola la mano de los hechos,
el surco abandonado como estela,
y un cúmulo muy lejano de silencios.


Héctor Díaz


2009-06-06

Comentarios

Cuando el silencio se hace verso

20090609142505-junio2009.jpg

(Visita también: Héctor Díaz )


Primero fue el silencio
el primer silencio,
no sabía,
que se ennumeran los silencios,
pero sabía,
que en el último silencio
ella me miraría...

Y así fue,
silenciando, nacen las palabras,
como pretexto de la causa,
y en la exageración de mis silencios,
y la voraz bocanada de mis miedos,
nace la voz y los silencios de la madre,
y de todas las madres y todos los silencios,
abriendo la puerta a los monosílabos.

Los silencios, van cargados, con inciertos desiertos,
vagos crepúsculos , mañanas solteronas,
mediodías sin sol, lluvia copiosa en las baldosas
energía del recuerdo de tu tristeza,
tu mano tibia, inquisorial y silenciosa,
que me enseñara esta aventura repetida,
de recorrer el precipicio de la vida.

La libertad, también es un silencio
se aprende en los muros de las calles,
son calles empedradas, llenas de silencios rotos,
donde las estrellas quedas, se dan de tropezones
en los charcos obsequios de las lluvias.

Cada farol, es un recuerdo
cada silencio, es una flor, un muerto
una noche de amor, un primer beso
la música del río, bañando huellas perdidas
testimonios herráticos del sol del día
sobre la tierra nueva, de nuestras vidas.

Naufragando en el silencio,
converso con el hombre,
que siempre va conmigo,
Job por dentro, buscando la voz en el desierto
herrática la conciencia,
se baña en las espinas del calvario,
del altar pulcro de los impúrios sacrosantos,
se desprende polvo y basura.

Dios anda perdido en el desierto,
renegando de sus hormonas,
ha perdido los olores, los sudores y las lágrimas
tan solo le quedan los silencios,
y las noches con angustías,
de todos los asesinatos cometidos en su nombre,
de las tumbas sin nombre y sin recuerdo
donde el silenco cubre el campo
y solo subyace la poesia de los muertos.


Héctor Díaz.

Junio del 2009

Comentarios

Presentación algo tardia, pero sin embargo actuál

20090614152236-presentacion.jpg

(Visita también: Azkintuwe. Periódico mapuche)

Y a propósito de algunas elecciones que se acercan a mi como vampiros al acecho, me acuerdo de improviso que tanto interés por mi persona no habia sentido desde el día en que me bautizaron según todas las reglas católicas medievales, a mediados del siglo pasado.

Con catecismo, pantalón corto, corte de pelo a “lo colegial” – según moda progenitora de aquellos tiempos – calcetas blancas y mirada asustadiza, me obligaron los católicos fundamentalistas de la epoca, a “recibir el cuerpo de Jesús” en mi alma (?). Algo confundido logré poner mi cerebro en blanco, pues nunca entendi cual era el rol de una hostia cortada tras las balustradas de la religión oficial, en mi vida de difunto paradisíaco. Pero con este acto simbólico y contra mi voluntad, me transformaron en apostólico-romano. Vaya cagada! Y si quieren saber algunos detálles, pues dejenme decirles que la hostia en cuestión no tenia sal, y sabia a hojas de cuadernos amarillentos de esos llenos de tiempos inoloros y sombras incoloras.

De lo único que me acuerdo haber recibido ese día, fueron unos cuantos billetes arrugados que como carta en botella, deambulan por el océano de la pobreza, que mi abuela materna escondió entre las hojas de una biblia deshojada, comprada en biblioteca de turno con rebaja para ocasión tan espectacular.

Y como los días ya se estan borrando y la noche eterna está cada vez más cerca, me acordé que nací en Santiago, una gran y monstruosa ciudad, residuo del capitalismo salvaje y global yanqui y comencé la escuela básica de mis experiencias infantiles por allá por los años cincuenta del siglo pasado. Y después de tormentosa adolescencia como católico renegado en Chile, país de complejos por no haber sido ni virreynato ni capital provincial del reino español de la Conquista, sigo aun intentando descubrir los principios del conocimiento humano, tratando de descifrar el porqué de todo.

Y eximido de buen diploma de estudios oficiales, pero sin acreditada calificación de idiota tampoco, escribo mis reflexiones diversas para lograr un espacio libre de prejuicios, amplio en su debatir y sin más censura que la obligada por el hipócrita juego social que nos imponen las relaciones humanas.
Y después de un gran paseo por la humanidad, me radiqué en Salem, uno de los municipios más pequeños de la provincia de Estocolmo.
Cursé estudios de pedagogía en la Universidad Católica, sede Temuco y de Sociología en la Universidad de Concepción. También estudié sicología en la Universidad de Bucarest y filología en la Universidad de Estocolmo.

Me he desempeñado como columnista en cuatro revistas político-culturales suecas (Yelah, Dagens Arbete, ETC y Stockholms Fria Tidning) y en un par de portales virtuales hispanoparlantes en el Internet. Fuí uno de los fundadores de uno de ellos (”PanoramaCultural”) en donde colaboré hasta comienzos del año 2005. También colaboré con reflexiones y textos, en una edición internet que sale a la red desde EEUU, www.notisur-usa.com y durante cuatro años escribí textos, articulos, entrevistas y similares en www.estocolmo.se
Mi tónica es la crítica social y mi arma para lograrlo la ironía, el sarcásmo y el humor negro que nos ofrece la vida cotidiana.

En mis textos hay entonces de todo un poco. Y no son más que simples reflexiones mundanas, con las que pretendo contribuir al desarrollo del pensamiento libre.

Comentarios

20090627002015-abierto1.jpg

Visita también: Héctor Díaz )


PUNTERO DERECHO

Desde estos lejanos, y no del todo cálidos lares, se os saluda. Puesto que nuestra temporalidad es un ciclo del cual no podemos escapar, vivamos lo que nos queda, con la alegría que deparan los buenos momentos. Y entre los buenos momentos están los buenos recuerdos. Y estos lamentablemente tampoco los podemos elegir. Se hacen solos, condicionados por las vivencias y las olvidadas energías que le pusimos a cada intento vital. Todo esto fue en la época en que no teníamos recuerdos, por lo tanto no podría en aquellos lejanos momentos escribir lo que ahora con cachondo disfrute paso a contar.


Todo el país que uno se imaginaba, estaba impregnado por la misteriosa magia del más popular de los deportes. Los diarios ( así se le llamaban a los periódicos en aquel tiempo ), el carnaval, la escuela pública, la privada, las fábricas textiles, los barrios, los curas y los políticos vivían bajo el sedante de una Tacita del Plata con galardones olímpicos y campeonatos mundiales a cuesta. Eramos los “ vivos ” de América y del mundo. Todos los “ otros ” (el mundo ) eran macacos, japoneses, suecos o foráneas fuerzas de planetas muy alejados a nuestra futbolera galaxia.


Había espacio para el sueño, te ibas a la cama y soñabas con descubrir la “ moña ” nueva. La imparable, la inesperada para el halva (marcador de punta) que te había estudiado disimuladamente mientras que sacaba “ cuentas ” de cuántas patadas te tenía que dar antes de que te “ achicases ”. Porque antes no era como ahora que el árbitro te saca la amarilla y la roja y afuera y bailando, o pitando finito como se decía entre la gente de mal verbojear. Y tampoco es como ahora el asunto de los clubes, los jugadores eran de por vida, sudaban y jugaban por la camiseta como si fuera parte de la piel.


Era de mal gusto hacer aspavientos y revolcarse por el suelo cuando convertían. Y no era tan importante convertir, sino elaborar, pegarle en el hilo, con el efecto preciso, en función del conjunto y con la ética y estética del arte para que la simbiosis con la hinchada fuera un todo único y el tipo se volviese a la casa y le dijese a la mujer, que lo miraba con la tristeza de haber perdido la tarde :- Hoy te quiero más que nunca y nos vamos a cenar afuera. El día completo, el hincha que da y recibe, que es parte y comparte, aunque el equipo por una fallo injusto del árbitro hubiese perdido por un inmerecido uno a cero.


Pero lo más sacrificado, eran los equipos de barrio, todo a pulmon, amor al sueño, en busca de un efímero prestigio local que no iba a quedar registrado en ningún memorial de museo, y que desaparecería de la memoria colectiva cuando el tiempo borrase las generaciones protagonistas. Ahí entrábamos todos, la vieja que lavaba las camisetas, los viejos que formaban una comisión que trasladaba los visos burocráticos de sus respectivos partidos políticos a las largas secciones de como hacer finanzas para comprar camisetas nuevas con colores propios y dejar de usar esas ya usadas y gastadas que nos prestara el Millán. El sueño de una sede propia, y las discusiones entre los vecinos por adueñarse de una hipotética cantina que sería el broche de oro de lo que ya era un sueño colectivo.


Con el tiempo apareció un camionero, que a cambio de que lo pusiésemos los domingos en la reserva, nos traladaba a los distintos barrios y así fuimos conociendo junto con la pobreza del mundo obrero, los distintos potreros del entorno deportivo.


Pero a mí lo que más me preocupaba eran los halva (marcadores de punta). Mirá, los jugadores en los equipos de barrios eran eternos. Pasaban los años y seguían siendo los mismos. No te podías imaginar el Capolonio sin un número seis que le apodaban “ Bebe Magdaleno ”, un baboso, que se te pegaba en la línea como una máquina de dar patadas, escupitajos un obsceno vocabulario que recorría desde mi madre hasta la bisabuela que nunca conocí. Y todo los años era lo mismo, y vos no podías flaquear ni hacerte el gil. Como un juego a dos puntas y ya que lo conocías desde el año anterior te la pensabas de ante manos, para que en un descuido le pudieras sacar la ventaja que te dejase ganando uno a cero. Y todos los años nos decíamos lo mismo :- Bueno “ pibe ”, vamos a jugar al fútbol y que gane el mejor.
A los dos minutos de haber empezado el partido y por culpa del negro Tolumba que me pasara aquella pelota larga y precisa y yo usando el recurso de la velocidad hiciera rebotar la guinda en el palo que sirvió para que cazara el rebote de cabeza el Malevo dejándonos en provisoria ventaja, pero que también trajo aparejado la culminación de todo entendimiento y pactos de cortesías. Como que los tipos se transforman.
Mirá, ya que entramos en materia a mí siempre me pareció que los marcadores de puntas izquierdos, esos que marcaban a los punteros derechos como yo, eran siempre muchos más violentos y “ quiebra-huesos ” que los marcadores de puntas derechos. Yo, a esos siempre los ví como más técnicos, jugando más al fútbol, con menos espíritu de guerra y más sustancia para el entendimiento. Pero estas conclusiones sacadas en el campo futbolero, quizás no sean más que el reflejo del rigor que me hicieron sentir los halvas izquierdos.


Y sino acordáte de aquel marcador de punta del Sauce. Había que cruzar medio país para ir a jugar con ellos y ya llegar era como arribar a “ territorio enemigo ”, caras hostiles, miradas desconcertantes, que todavía guardaban el rencor de la vez anterior, cuando el paraguayo Abel les hiciera dos goles que le costaron tres meses de yeso en el Maciel. Aquel halva, siempre me tocaba a mí, nunca estaba enfermo, pasaban los años y el estaba mas joven y bagual. Y vos en el camión ibas deseando que le hubiera pasado algo, pero nó, llegabas ahí y te estaba esperando, agarrado al tejido, viéndote bajar como si tuviéramos una cuenta pendiente que saldar.


Y vos no podías echar para atrás, entrabas al vestuario, que era una rancho desvencijado, que parecía más una tapera que otra cosa y te ponías las tobilleras y le agregabas papel de diario abajo por que en cualquier momento te araban una pierna. Y vos entrabas y hacías que no lo mirabas, lo ignorabas por completo, pero sentías en la nuca que la mirada del tipo te hacía crecer granitos. Y ya nomás al comenzar el partido y sin tocar la pelota el tipo te encaja un codazo en las flotantes que te deja sin respiración, y vos sentís que los cuatro hinchas que vinieron en el camión te alientan y que esperan que vos no te encojas. Y cuando Tolumba que siempre apuntaba para tu lado te la larga, sentís que te hacés un nudo con el sujeto que durante los noventa minutos se reitera sin interrupciones. Y la única vez que te le escapas y se la pasaste al Cebolla que no conocía el miedo y convirtió, el halva me encajó el muñón en la nariz puesto que era manco y me dejó esta hemorragia endémica que me sigue sangrando de vez en cuando aunque ya pasaron cincuenta años.


Cuento esto porque era tal la magia que no me gustaría irme para el otro barrio y que no quedase un hilito de historia olvidada como una última esperanza de que alguien la rescate.
Y después llegamos a la sede y nos esperaba el “ Cieguito Baso ” ciego de verdad y de nacimiento, pero lo que es la intuicion del tipo, que nos contaba el partido que habíamos jugado hace un rato, con lujo de detalles y todo. Y nosotros lo cargábamos, y le decíamos :- pero Baso ¿Cómo es posible, si no viste el partido, que sepas lo que pasó? y siempre nos contestaba lo mismo :- que para saber no se precisa ver sino vivir.

Comentarios


Héctor Díaz

PRONUNCIAMIENTO. Tegucigalpa, Honduras

20090630112507-pronunciamiento.jpg

(Visita también: Radio Farolito)


Amanecimos con aviones cruzando el cielo, bajo un golpe de Estado ¡a estas alturas! en un supuesto “Estado de Derecho”, orquestado por las Fuerzas Armadas, el Presidente del Congreso Nacional: Roberto Michelletti y la clase política y oligárquica del país que controla los medios de comunicación por lo que:

• Condenamos y repudiamos el Golpe de Estado dirigido por las Fuerzas Armadas y el Congreso nacional de la República, así como los grupos de poder fáctico entre los que se encuentran los movimientos contra la consulta popular y los medios de comunicación pertenecientes a Rafael Ferrari Sosa, Carlos Flores (ex presidente de la nación), Miguel Andonie y Jorge Canahuati, es decir los periódicos La Tribuna, El Heraldo, Radio América y Radio HRN

• Condenamos el asalto armado y exilio del Presidente Zelaya y Patricia Rodas, así como la detención y tortura de los embajadores de Venezuela, Cuba y Nicaragua, además de la detención de otros líderes políticos y alcaldes municipales de las diferentes regiones del país de los que hasta la fecha no tenemos información.

• Nos unimos a las organizaciones del movimiento social de Honduras que repudian este Golpe de Estado y nos declaramos a partir de hoy en resistencia pacífica en apoyo al Presidente Zelaya y a la restitución de la democracia hondureña.

• Exhortamos a las organizaciones sociales, personas naturales, feministas y feministas independientes a nivel nacional e internacional a que se manifiesten y estén pendientes sobre la situación de alerta en que nos encontramos a nivel nacional y solicitamos su apoyo en la difusión y socialización de este pronunciamiento.


Dado en la ciudad de Tegucigalpa, 28 de junio de 2009


¡PORQUE NOSOTRAS SOMOS HONDURAS, ESTAMOS EN RESISTENCIA!


Feministas Hondureñas
Red de Mujeres Comitzahualt
Red de Mujeres del Aguán
Red de mujeres de la Zona Norte
Red de Mujeres de Intibucá

Comentarios

Comunicado de Prensa del FMLN salvadoreño sobre el Golpe de Estado en Honduras

20090630120627-comunicado.jpg

(Tema relacionado: Pronunciamiento)

SE DEBE RESPETAR LA SOBERANIA DEL PUEBLO DE HONDURAS

El FMLN condena en los términos más enérgicos el golpe de Estado cometido contra el Presidente Manuel Zelaya y se solidariza con el pueblo Hondureño en esta hora tan difícil. Repudiamos ese acto criminal y aberrante y exigimos la restitución inmediata del Presidente electo democráticamente por los hondureños y hondureñas.

Denunciamos todo hecho que viola el orden constitucional en ese hermano país y repudiamos el uso de fuerzas militares para impedir que el pueblo hondureño se pronuncie libre y soberanamente sobre su propio destino. Una vez más los grupos de poder tradicional oligárquicos, como los ha calificado el mismo Presidente Zelaya, utilizan a las Fuerzas Armadas para cumplir el triste, pobre e ignominioso papel que en otros tiempos cumplieron de frenar el avance de las causas populares en la Patria de Francisco Morazán.

Denunciamos asimismo los graves atropellos contra el pueblo hondureño, contra la dignidad del Presidente y varios de sus ministros de Estado, e incluso contra representantes diplomáticos en Tegucigalpa. Pedimos a los pueblos del mundo que se solidaricen con el pueblo hondureño que solamente quiere que su democracia se fortalezca y se profundice.

Demandamos a la comunidad internacional, en particular a los Estados Miembros del SICA, del Grupo de Rio y de la OEA a que apliquen de inmediato los procedimientos establecidos en la Carta Democrática de la OEA y pongan en marcha de inmediato todos los mecanismos para la restitución del mandatario Manuel Zelaya y el pleno restablecimiento del orden constitucional en Honduras, respetando en todo momento la voluntad soberana de ese pueblo hermano.



Nos identificamos con el llamado que ha hecho el Presidente Zelaya llamando al pueblo hondureño a una resistencia pacifica y a no dejarse imponer por este golpe militar anti-democrático.

¡EL PUEBLO UNIDO JAMAS SERA VENCIDO!

Comisión Política FMLN

San Salvador, 28 de junio de 2009

Comentarios



Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris