Facebook Twitter Google +1     Admin

Se muestran los artículos pertenecientes a Julio de 2008.

CARTA ABIERTA A LA PRESIDENTA BACHELET, EN REPUDIO A LA IMPUNIDAD DEL ASESINATO DE MI HIJO MATIAS CATRILEO QUEZADA

20080702133725-matias-foto-de-familia-2.jpg

matias valentín catrileo quezada


SRA. MICHELLE BACHELET JERIA
Presidenta de la República de Chile
Presente


Michelle: Mujer, madre, ¿¿compañera?? de lucha contra la dictadura de Pinochet.
¿Por qué permitió que Carabineros de Chile matara a mi hijo? A Matías Valentín Catrileo, estudiante de 23 años, amante de la vida y de la liberación de su querido wallmapu. Le dieron un tiro mortal el 3 de Enero del presente año en Vilcún.

¡Siento que merezco una explicación!
A 6 meses del asesinato de Matías, creo que ha habido tiempo suficiente para poner atención a los acontecimientos y demandas del pueblo mapuche. Para Matías, hasta ahora solo hay impunidad.

Como madre siento que, al dispararle a mi muchacho, también desgarraron parte de mis entrañas y a nadie de su gobierno le importó. Por el contrario, a días de su muerte nos “lanzaron la Represión”, al más puro estilo dictatorial.
No puedo dejar de recordar y sentirme como muchos otros, traicionada, ya que ha sido traicionada la lucha que junto a varios de su gobierno, dimos para derrotar al entonces dictador.
Recuerdo: Plebiscito: ¡Vamos a decir que NO¡, ”para que nunca más se cometan las atroces violaciones a los Derechos Humanos”, “CHILE: La alegría ¿¿ya viene??”, abrazos con el triunfo del NO, nuevas ESPERANZAS de que se abrirían la anchas Alamedas para que transitaran junto con otros y otras: Alex Lemún, Rodrigo Cisternas, Johnny Cariqueo, Claudia López, y mi amado Matías Catrileo Quezada: LIBRES.

¿Qué pasó? ¿Qué tenemos hoy en esta pseudo-democracia consolidada?

- Una sociedad donde cada vez más los grandes grupos económicos tienen el PODER y en los hechos, se observa que el derecho a la propiedad privada tiene más valor que el sagrado Derecho a la VIDA

- Un Gobierno que NO escucha las demandas del pueblo

- Un Estado que PERMITE, el ejercicio de una REPRESION desmedida y descontrolada

- Un territorio en que las hermanas y hermanos mapuche han sido injustamente detenidos, perseguidos y asesinados por Defender su ancestral patrimonio. Sus tierras se encuentran invadidas por Empresas Forestales y otros proyectos “rentables” que rompen con la cosmovisión y hábitos de vida que ha tenido el pueblo nación mapuche por cientos de años.

Al ver y compartir con sus peñi y lamngen todo esto, Matías se conmovió, decidió luchar contra la indignidad y ayudar a sentar las bases para recuperar la autonomía como pueblo que puede autogestionarse. Mi hijo, por su justa lucha fue exterminado. ¿Dónde está el ocuparse de la deuda histórica que Chile tiene con los pueblos originarios? De eso nada, al revés, sólo acciones de abuso de poder para AMEDRENTARNOS.
Sin embargo, sabrá usted que, del DOLOR, una se FORTALECE y usaré toda la energía que transmute para, junto a muchos y muchas, continuar denunciando el actuar represivo y luchar contra toda injusticia.
Han podido asesinar y apresar a nuestros hijos e hijas, pero los IDEALES son inmortales y pronto la gente perderá el miedo, y luchará cada vez con más fuerzas por sus justas causas.
Como ser humano, como ser social conciente, y desde luego como madre, es mi deber ético y moral exigir justicia y cambios. Por lo cual, le solicito formalmente que instruya a las autoridades pertinentes, que tomen las medidas necesarias y suficientes para que en forma urgente:

1.- Se ponga FIN a la REPRESION – cruel y despiadada - que se ejerce contra el Pueblo Mapuche y no Mapuche; no más tortura física ni psicológica

2.- Se tomen cartas concretas para asegurar un Debido Proceso en el caso de Matías y así el Sr. Fiscal pueda acusar al asesino de mi hijo

3.- Se ordene retirar el exagerado contingente de Fuerzas Especiales de la policía, en las denominadas zonas en conflicto Wallmapu

4.- Respetar a cabalidad los tratados y acuerdos Internacionales en relación a los Pueblos Originarios

En Síntesis: EXIJO se respete el DERECHO A LA VIDA, que no debería estar supeditado al Estado ni al Poder Económico

En sus manos está, Sra. Bachelet poner remedio a estas situaciones; y en su conciencia quedara su actuar.


Mónica Quezada Merino

Julio del 2008


Hermanos y hermanas!
Esta carta será entregada en La Moneda, Santiago de Chile, el 3 de Julio, por mí, Mónica Quezada Merino, madre de Matías Catrileo Quezada, asesinado el 3 de febrero de 2008, como se indica en la carta, a causa de su lucha por su pueblo mapuche.
Para él no ha habido justicia. Les solicito entonces a apoyar nuestra demanda de Justicia firmando su adherencia.
Por otra parte, invito a quienes están en Santiago a acompañarnos a las 11 horas a La Moneda, el 3 de julio, cuando se cumplen 6 meses del asesinato de mi hijo.

(Para la adhesión a la lista de apoyo por mail, puede enviar su nombre, apellidos, ocupación, organización (optativo) ciudad y país, y especificar que adhiere a carta por justicia en el caso de Matías y enviar su adhesión al mail: memoriafeminista2007@yahoo.es

Saludos a todas y todos!

Indiferencia estructural

20080703140159-indiferencia1.jpg

La pasividad y el desinterés, son el peor enemigo de todos aquellos y aquellas que luchan por una vida digna y justa

Porque la institucionalización de la discriminación, del rasismo, de la superexplotación, del machismo, de los prejuicios religiosos, del renaciente nazismo, de la lucha contra el terrorismo y de otros cuantos “ismos” más que le joden la vida al ser humano, son el peligro oculto más grande de la humanidad - después de la presencia yanqui en el mundo - que no muchos quieren percibir.

Escriban en todos los muros y paredes del mundo, pero sobretodo en vuestras conciencias, una pequeña reflexión en forma de poema, que Martin Niemöller escribió durante la Alemania de Hitler.
Martin (1892 – 1984), fue comandante de un submarino alemán durante la Primera Guerra Mundial, al termino de la cual abandonó su carrera militar, transformandose en teólogo evangélico y líder de la iglesia confesionaria de ese grupo religioso.
A raíz de sus protestas contra la intromisión del estado alemán nazi en asuntos de la iglesia, contra la ”ideología de la raza” y del terror impuesto por los nacionalsocialistas, fue encarcelado y pasó ocho años (desde 1937 hasta finales de la Segunda Guerra Mundial, en 1945) entre los campos de concentraciónes de Sachsenhausen y Dachau.

Su magnífica y siempre actual reflexión, dice asi:

Cuando los nazis vinieron a buscar a los comunistas,
callé;
porque yo no era comunista.
Cuando arrestaron a los socialdemócratas,
callé;
porque yo no era socialdemócrata.
Cuando vinieron a buscar a los sindicalistas,
no protesté;
porque yo no era miembro de ningún sindicato.
Cuando vinieron a buscar a los judíos,
tampoco protesté;
porque yo no era judío.
Y cuando me vinieron a buscar a mi,
ya no quedaba nadie que pudiese protestar.

Comentarios





Señáles de humo desde un bar

20080705112132-senalesdehumo.jpg

Y cuándo se acabará esta puta huelga!? me dijo Pelle, cuando llegó jadeándo a sentarse a la sombra del bar en donde yo estaba disfrutando de una cerveza bien fria. No sé, le dije mientras un eructo cortó mi frase sin empezar.
Ibamos ya en el cuarto día de una acción de protesta de los choféres de buses de la locomoción colectiva de Estocolmo, y las partes en disputa aún no habian llegado a ningún acuerdo. Algo asi como los palestinos con los israelíes? ironizó Pelle mientras pedía un vaso de vino blanco, también frio. En ese caso, esto va para largo, dijo secándose el sudor de la frente con el dorso de su mano. Pero como no hay mal que por bien no venga, le dije, servirá al menos para que la grasa de los estocolminos con sobrepeso – la gran mayoria – corra por las calles de la ciudad, ayudandolos a una mejor calidad de vida.

Mejor calidad de vida!?, bramó Pelle y sentí que nuevamente me habia metido en un lío, sin saber a ciencia cierta cual habia sido mi contribución al mismo. Porque siempre era asi con él: sus opiniónes variaban como el día de la noche, dependiendo del humor que lo envolvía, en el momento en que las declamaba.

Y quién te ha dado la potestad de decidir lo que es mejor o peor para el pueblo de Estocolmo!? dijo casi a los gritos, mientras el mozo no sabia que hacer con el vaso de vino que traia muy elegantemente envuelto en una servilleta, para mantener la frescura de su contenido.
Déjelo ahi, le dije haciendo lugar en la mesa que ocupabamos y que estaba llena de artefactos cotidianos. Pelle tenia la mala costumbre de, cada vez que se atrincheraba en algún lugar, vaciar sus bolsillos sobre cualquier mesa que ocupaba: un par de móviles, manójos de llaves de dudosa procedencia y cerraduras desconocidas, un paquete de cigarrillos, cerillas, tres encendedores de distintos colores, un MP3, audiculares, una cámara digital, gafas de sol, una billetera que ya habia visto sus mejores días, un libro a medio leér de Noam Chomsky (“El Poder, mentiras y resistencia”), dos periódicos de esos que reparten gratis en las estaciones de metro, un arrugado - y a todas luces usado también - pañuelo desechable, un cuentapasos, porque se le habia metido en la cabeza que tenia que llevar una minuiciosa cuenta de lo que caminaba durante un día, la tarjeta de locomoción colectiva y…

Porque si yo pago el precio no rebajádo de esta puta tarjeta, tengo también el derecho a exigir que los medios colectivos funciónen! Y me cágo en sus huélgas! agregó cambiando bruscamente de tema, otra de sus caracteristicas personales. Nada comenté, porque cualquiera que hubiese sido mi opinión, la habria rebatido de la misma manera asi como quien espanta una mosca molesta. Soportar a Pelle no es siempre fácil, pero como la paciencia es la virtud de los ingenuos, aqui estoy yo para ofrecerle una válvula de escape a sus frustraciónes.

Salúd! le dije y levanté mi vaso en señal inequivoca de amnistia y paz, mientras el humo de los cigarrillos que ahi se consumian a destájo, se elevaban sobre nuestras cabezas como nubes de telegramas apaches, enviando mensájes desconocidos a destinatarios de quién sábe que lugar del universo.
Y que a lo mejor llegaran a ti, o a lo mejor a mi.


Comentarios



Elena Varela. Entrevista desde la carcel

20080706133559-elenavarela.jpg

Por Jaime Díaz Lavanchy. La Nación - Chile


Ha sido acusada de terrorista, de pertenecer al MIR y participar en un asalto. Sin defensa ante la opinión pública, ha sido vinculada también a un asesinato. La documentalista detenida mientras grababa su película “Newen Mapuche” alega su inocencia.

La documentalista Elena Varela fue detenida el pasado 7 de mayo mientras realizaba su película "Newen Mapuche". Se le acusa de ser la autora intelectual de un asalto supuestamente perpetrado por ex miristas en la VI Región. Desde su detención, la documentalista no ha tenido la oportunidad de comunicar su versión de los hechos, ni menos aún ha podido denunciar las torturas que dice haber sufrido. Sólo la ha visitado su madre, sus hermanos, su padre, que además es diácono, y su hija de 16 años, que está destrozada por el encierro de Elena. Su abogado presentó un recurso de amparo que fue rechazado por la Corte de Rancagua. El pasado viernes acompañamos a Patricio Quevedo, de Amnistía Internacional Chile, y Paulina Acevedo, del Observatorio de Derechos de los Pueblos Indígenas, hasta la cárcel de Rancagua y así logramos entrevistar a Elena Varela. Esto es lo que nos dijo.
Tu abogado asegura que has sido víctima de torturas. ¿Puedes explicar tu versión de los hechos?
A mí me detienen en el sur, entran a mi casa más de 20 policías armados y sólo uno llevaba placa de Investigaciones. Los demás estaban todos vestidos de civil. Me subieron a un auto de vidrios polarizados y me llevaron encañonada todo el rato. No me dejaron hablar con un abogado en 24 horas, no me dijeron de qué se me acusaba. Me detuvieron a las nueve de la mañana del día 7 de mayo y me tuvieron sin comer ni tomar agua durante todo el día. Además, me obligaron a estar de pie toda la tarde, como seis horas, mirando contra la pared. Después de todo eso, me interrogaron. A las dos de la mañana un oficial golpeaba la mesa tratando de obligarme a decir lo que él quería escuchar.
¿Eso fue lo peor?
No, lo peor fue que los policías me hacían pensar que a mi hija podía pasarle algo malo si su madre no estaba con ella. Eso me afectó mucho. Yo trato de seguir optimista, no puedo imaginar que todo pueda ser tan malo, que esta sociedad pueda ser tan perversa. Pero lo que más me afecta es mi hija que viene todos los domingos. La América sólo tiene 16 años y está muy dañada. Ella es la que más me preocupa. Tiene miedo de estar en la casa, miedo de salir a la calle, miedo de que me pase algo a mí. Está aterrorizada, se está enfermando, la veo muy mal.
¿Alguien más te apoya, te visita?
Yo sé que afuera hay mucha gente que me está apoyando, gente que está pidiendo mi libertad. Aquí he tenido el apoyo de toda mi familia. Me visitan mis padres y mis hermanos, vienen todas las semanas. Eso ayuda mucho. Mi familia es muy cristiana, muy unida y mi padre es diácono. Nos apoyamos los unos en los otros y confiamos en Dios y en que todo tiene que tener algún sentido.

"SOY UNA PRESA POLÍTICA"
¿En qué circunstancias te detuvieron?
Me detuvieron cuando estaba grabando mi película "Newen Mapuche", sobre el conflicto entre los mapuches y las forestales. Pero no supe hasta que llegué a Rancagua que me estaban acusando de un asalto.
¿Y tú aseguras que eres inocente?
Sí, soy inocente.
¿Por qué estás presa, entonces?
Por realizar "Newen Mapuche", una película que tiene financiamiento del Fondo de Fomento Audiovisual, pero que es bastante conflictiva para el Estado, para el sistema. Yo creo que estoy en la cárcel por hacer mi película.
¿Se trata de un montaje?
Sí, las policías, los sistemas de inteligencia, tienen la visión de que el pueblo mapuche es revolucionario, es terrorista y que está vinculado a grupos de izquierda subversivos, y basta que uno entreviste a algún activista prófugo de la Ley Antiterrorista para que altiro te acusen de lo mismo, de ser terrorista.
¿Confirmas que la principal motivación de tu procesamiento sería incautar tu documental con fines de inteligencia?
Sí, estoy presa por mi trabajo profesional como cineasta, por la información que manejo, por interactuar con activistas mapuches que luchan por lo que creen, por entrevistar a personas de comunidades mapuches que han sido muy reprimidas y que no se atreven a decir nada, porque sé muchas cosas tan crueles que me llegan a enfermar. El pueblo mapuche ha sido humillado, ha sido perseguido. ¡He visto tanta gente aplastada emocionalmente, siquiátricamente, tanta gente que no se atreve a hablar! Por eso estoy presa.
¿Qué es lo que más te duele?
¡Los niños, los niños enfermos de Temucuicui! Se ve en sus dibujos. En sus dibujos ellos pintan militares dentro de sus casas, explosiones de bombas lacrimógenas. ¡Eso es lo que no quieren que se sepa! Y quieren saber, además, dónde están los mapuches que están luchando, para exterminarlos, como quieren hacer conmigo. Yo quise hacer una película y me encarcelaron. Esta es una manera de exterminarme, de silenciarme.
¿Te sientes una presa política?
Sí, me siento presa política. Pero no porque tenga militancia política. Yo me considero militante de la vida, de la humanidad, del planeta. No soy de ningún partido. Soy sensible a los problemas sociales. Soy sensible cuando a alguien lo persiguen, soy cristiana también. Entonces no puedo ocultar lo que está sucediendo, el dolor de la gente mapuche.

"LO QUE YO QUERÍA CONTAR"
¿Cómo nace tu preocupación por el pueblo mapuche?
Sinceramente, cuando yo me fui a investigar, a grabar a la IX Región, tenía una visión academicista de los mapuches. Lo que yo quería era investigar la música mapuche, saber cómo construían sus instrumentos, porque yo además de cineasta soy profesora de música. Pero el primer día que entré a una comunidad empecé a darme cuenta de la represión que sufren, y pensé: "¡No saco nada con estudiar la música mapuche, si ellos no pueden vivir!".
¿Qué viste que te cambió tanto?
Vi que están empobrecidos, que sus tierras están secas, que detrás de las forestales hay todo un aparataje político, político-militar, y vi que la industria forestal se gasta toda la plata que sea necesaria para acallar a cualquier persona que se rebele contra el sistema. Los allanamientos a las comunidades mapuches son constantes y terribles. Yo creo que algunos todavía buscan entre los mapuches a ese terrorista que imaginó Pinochet, un terrorista que nunca van a encontrar en la zona mapuche, porque no existe.
¿Hubo algún momento clave en el proceso de acercamiento al mundo mapuche?
Un día en que allanaron estuve detenida con los mapuches, sólo unas horas. Y de repente dicen: "¡Ya, usted no es mapuche, entonces puede irse!". En ese momento yo vi discriminación y racismo. Después vi el sufrimiento de los niños, conocí a los presos políticos mapuches, en fin. Uno no puede quedarse inmóvil cuando ve tanto dolor.
¿Eso querías contar en tu película?
Quería dejar impregnada esa realidad, la que vive el pueblo mapuche. Yo no pensé en retratar a un Estado o Gobierno. Yo quería mostrar un mundo cruel, ¿me entiendes? Un mundo que nosotros mismos estamos fomentando, que estamos amparando como sociedad, gracias a que existen leyes hechas para reprimir, para encarcelar.
¿De dónde viene la represión?
De este mundo cruel, de este sistema injusto que busca proteger sus intereses políticos y económicos, de este sistema maquillado que por un lado habla de justicia y por el otro nos trata con injusticia.
Tú le pediste a la ministra de Cultura que viniera a visitarte. ¿Por qué?
Le pedí que viniera para contarle bien lo que había pasado, porque aquí también hay un problema que afecta al arte, a mi película, a mi libertad para expresarme.
¿Y sabes si piensa venir?
No, no me ha dicho nada, sólo me escribió una carta donde me decía que iban a hacer una copia de mi documental, para que no se perdiera. No puedo decirte más porque casi no sé nada de lo que pasa afuera.
¿Te arrepientes de lo que hiciste o te lo cuestionas?
No, al contrario. Tengo un dolor muy grande por no poder mostrar lo que tenía para mostrar. Pero tengo que ser fuerte, porque el dolor de los mapuches lo estoy sufriendo ahora yo, en carne propia.

Comentarios



Carta de Elena Varela, desde las mazmorras chilenas

20080706222857-elenavarela1.jpg

(Visita también Infórmate Libre)


CARCEL DE RANCAGUA, 14 DE MAYO DE 2008.

A: Paulina Urrutia, Carolina Leiva, René Inostroza, Arturo Barrios, Leonardo Ordoñez (CORFO).

Señores:

Consejo de la Cultura (CNCA) y Fondo Audiovisual (CORFO)

Presente

Estimados, les escribo desde esta cárcel siniestra y fría, donde no hay árboles, ni flores, ni poesía, ni música, ni cantos. Un lugar donde ha vencido el cemento y las alambradas. Es difícil para mí poder relatar lo que me está sucediendo.

Hace años, desde que comencé a darme cuenta de que existían las cosas hermosas de la naturaleza y las creadas por el hombre, me enamoré de la música, la poesía y el cine. Pero no sólo existen estas cosas sabrosas de la vida. También hay injusticias, hay historias tristes en nuestra humanidad. Hay un espacio de Chile que ha sufrido y ha sido castigado, hay verdades en otros mundos, hay memorias que se olvidan.

En los últimos diez años estuve luchando por la educación artística, por generar espacios de participación y expresión cultural. Fundé la Escuela de Todas Las Artes, el Colectivo de Cine Ojo Film, la Orquesta Sinfónica de niños de Panguipulli y la Productora de cine Ojo Film. Realicé muchas creaciones y eduqué a muchos jóvenes, niños y adultos. Fui encargada de cultura en Pucón y muchas otras labores artísticas.
En mi creación he buscado las historias de grupos sociales y políticos que ha sufrido el atropello en derechos humanos u otro tipo de proceso político, cultural y social. Por mi cámara han pasado todo tipo de actores sociales, personajes, algunos perseguidos antes y ahora.
Porque soy documentalista, soy cineasta, y soy artista.

Creí que el haber participado en el Consejo de la Cultura y en el Fondo Nacional Audiovisual, en democracia, me permitiría mostrar otros mundos, y que de verdad tenía este apoyo. Pero aquí estoy perseguida, inculpada y detenida de cargos que no he hecho. Lo que en verdad he realizado es la búsqueda de memoria, la razón de la lucha de muchos grupos sociales y lo he realizado junto a muchos otros profesionales del área audiovisual y a través de fondos CORFO y CNCA.

Hace cuatro años que investigo el conflicto del pueblo Mapuche con las Forestales y con el Estado, cosa que ha sido muy difícil, por una parte exponerme y entregarme a sus pensamientos y a sus creencias para contar con su mirada, su punto de vista y su razón. Creo haber comprendido esto y por otro lado, la inmensa represión que se ha sometido a sus actores sociales. Yo en medio de esto he logrado recopilar material histórico y realizar un relatado guión cinematográfico construyendo la película cuestionada: NEWEN MAPUCHE.

Este proyecto ha pasado por distintas etapas en su creación; primero CORFO lo apoyó en el 2005. Hoy su tráiler está en página web de CORFO.
Creo en mis capacidades artísticas y concursé al Fondo Audiovisual con el apoyo de destacados profesionales, documentalistas y cineastas, por lo que sé que mi proceso de haber ganado el fondo Audiovisual es algo conquistado con esfuerzo y perseverancia y con mucho amor, porque no decirlo.
Sin embargo, hoy día mis registros audiovisuales, que reúnen la acumulación de historias, testimonios y relatos realizados durante todos estos años han sido requisados por la Policía de Investigaciones, perdiendo mis materiales audiovisuales y exponiendo a muchos entrevistados que han relatado su experiencia, puntos de vista, testimonio e historia en estos documentales. Todo material escrito en investigación de proceso de personajes e histórico, grabaciones y guiones, han sido requisados por la Policía de Investigaciones, los que han montado un relato mediático, ofendiendo mi trabajo y a los trabajadores audiovisuales que han trabajado o laboran conmigo actualmente, inculpándome en calidad de terrorista, asaltante, ex-mirista y otros cargos por lo cual se me imputa.

Por esto, dudo de la forma y utilización que harán con éstos relatos históricos, ya que están siendo utilizados en mi contra para involucrarme con una historia que ellos no han podido resolver.

Mi detención ha sido siniestra, cual CNI en los años de dictadura, me han interrogado, me han amenazado con mi familia, han dado un montaje mediático denigrando mi labor como cineasta y documentalista.

En mis creaciones queda plasmado mi talento y mi fuerte dedicación en lo que realizo.
Por otro lado, mi equipo técnico fue detenido de la manera más oscura, nuestra casa productora fue allanada, por lo tanto destrozaron y se llevaron muchas cosas.
Yo he sido hasta ahora incomunicada sin derecho a leer, ver noticias y muchos otros derechos.

Además, mi otra película, Los Sueños Del Comandante, documental apoyado por CORFO 2006, que relata la historia del Complejo Maderero Panguipulli, el Movimiento Obrero Campesino, la Caravana de la Muerte y la guerrilla del MIR en los 80. Es decir, la historia social de NELTUME. Todo esto, todo este trabajo, todas las cintas con entrevistados, ha sufrido la misma experiencia, han sido requisados por la Policía de Investigaciones.

Por otro lado, entre los detenidos, una de las mujeres resultó ser también del ámbito cultural, ella es la directora de Cultura de la Comuna de Ercilla a quién conocí el año 2005 en un Diplomado en gestión Cultural dictado por el CNCA.

Ha sido requisado todo tipo de material audiovisual, grabaciones, entrevistas, material de artes, como, banderas de épocas, lienzos, afiches y otros. Así también material escrito, guión, diarios y libros, entrevistas a ex-militantes, mapuches y otros como presos y dirigentes.

Estimados, apelo a su intervención en función de resguardar el material fílmico, la memoria de éstos trabajos, el resguardo de sus actores sociales y mi libertad, porque me encuentro privada de todo derecho y expresión.

Además ruego a Ustedes, intercedan por mis derechos como cineasta y creadora y por seguir adelante esta película. Solicito un recurso de amparo para quienes participan en este proyecto incluyéndome a mí y a mi hija América con la que he sido amenazada reiteradas veces.
Junto con esto, el resguardo de material fílmico, la devolución de todas las cintas, celuloides, equipos de filmación y sonido requisado, los materiales de artes que han sido mal utilizados para desprestigiar este hermoso proyecto y mi labor como documentalista, como armas de juguetes, disfraces, banderas, lienzos, platería mapuche, megáfonos, celulares, cámaras fotográficas, fotos, escritos, guiones e investigación escrita, información de currículum, facturas de la empresa, comprobantes de compra de nuestros materiales y otros gastos, los que han sido requisados y que involucran este proyecto.
En nombre del arte, la libertad de expresión y creación artística, solicito mi libertad.
En nombre de la dignidad de las personas y todo lo conseguido por los artistas que han luchado por una sociedad más justa, solicito mi libertad y justicia a lo que hemos sufrido.

Atentamente,
Elena Varela López

Comentarios



Adolescencia ahumada

20080707141959-cocinalena1.jpg

(Visita también Azkintuwe. Periódico Mapuche)


La lluvia cae a torrentes en este día de verano escandinavo. Al menos no llueven bombas! pienso para consolarme, pero ni siquiera eso ni las pastillitas antidepresivas que consumo por recomendación de mi plancha cerebros, logra mitigar la angustia que poco a poco comienza a recorrer mi alma, ahumandola de desgáno.

Me acuerdo del sur chileno, y la maldición de los diluvios que se dejaban caér sobre los techos agujereados de casas pobres llenas de humo de braseros con carbón, que calentaban sus interiores, secaban ropas lavadas a mano, y hacian hervir teteras cubiertas de hollín, esa sustancia crasa y negra, que el humo depositaba en la superficie de cuerpos, ropas, techos y utencilios.

El olor de esos interiores quedó para siempre grabado en la memoria de mi olfato: combinación fantástica de ponchos húmedos, gases de carbón cenicientos, tazas de té humeante y tortillas a las brasas que se cocinaban entre la leña o carbón encendidos, rojos por total incandescencia, el descuido o la indiferencia de su amos.

En estos días de diluvio universal, me acuerdo de mi juventud en Temuco. La nostalgia no me permite sino imitar comportamientos ancestrales de esa zona arrebatada por la fuerza arrogante del conquistador analfabeto a mis hermanos mapuches, y con la mirada perdida en algun punto del horizonte, esperar ver algúna pequeña apertura en el cielo oscuro y gris que permita a los rayos solares entrar de nuevo en nuestras vidas, para formar alguna imagen luminosa en este universo desesperádo de sombras y agua.

La pequeña inundación que se acumula a la entrada de mi casa ya no me importa. Solo quisiera meterme entre las sábanas sin planchar de mi cama, para esperar asi como la vida espera la muerte, que a la lluvia se la lleve el viento a otros lares en donde es más necesaria. Porqué no a Africa, continente azotado por sequias permanentes? pienso con ingenuidad. O será tal vez, que toda la riqueza del mundo - inclusive el superhábit del agua – a sido arrebatado con soberbia y petulancia por el norte de Europa?

Nadie responde a mi calláda pregunta. Y lo único que percibo, es el sonido de las cristalinas gotas de las lágrimas que la madre Naturaleza deja caer sobre nuestro presente, desesperanzado y triste.

Comentarios



El porqué del Río de la Plata

20080708232049-prejuicios.jpg

(Visita también Héctor Díaz)

Tan solo nos queda la palabra,
el silencio de una calle incierta,
felinos que se confunden con la noche,
y la luna rebotando en el filo
de un tintillo que le robaron a la parra.

Sin horizontes escondidos,
vidrios que defienden la ignorancia,
el mar y la música que acarician
la espuma y la sal que duermen en la playa.
Una gaviota escribe su lenguaje,
garabateando la noche con sus signos,
los mitos eternos,
y los sueños frustrados.

Granitos emergiendos, refulgiente oro,
a veces plata,
saludan la tonina silenciosa,
bohemia de las noches
de las aguas barrosas del Río de la Plata.

Camino de la tormenta, huracanados vientos
labrando la memoria de los años
sedimentos de barro y piedra,
recostados en los arenales de la costa.

Una casita blanca de alas ligeras
una metáfora de ventanas
sin cordura, dos gatas ronroneando
su libertad sentida, una maceta solitaria vuela
con su arco-iris de flores peregrinas.

Lluvia fina en los inviernos de tango,
silencio y quietud con el sol del verano,
el tiempo se ha parado, detenido el pensamiento
el epitelio siente, tenso el infinito
y la palabra surge como río sagrado.


Héctor Díaz
7 de julio del 2008

Comentarios



TESTIMONIO DE LA VIOLENCIA POLICIAL

20080711170404-violenciapolicial.jpg

(Visita también:Indymedia)

Relato de Salvador Vera Zúñiga, 15 años, estudiante agredido por Carabineros en marcha del martes 8 de julio en Santiago contra la aprobación de la L.G.E, Ley General de Educación

“Yo me encontraba en Parque Bustamante, venía corriendo desde la calle Alameda debido a la represión que sufrió la marcha contra la L.G.E. Venía con un grupo de estudiantes que también corrió hacia el parque. Siguiéndonos, carabineros ingresaron con vehículos lanza-agua, lanza-gases, policía montada y de a pie. Estábamos un grupo resguardándonos de los gases y el agua, usados de forma innecesaria, sin provocación, ya que las personas que nos encontrábamos en ese lugar no estábamos haciendo nada, ni siquiera obstruyendo el tránsito, en eso traté de entrar por la calle Pedro Bannan, pero no pude porque otro grupo de estudiantes venía huyendo también en dirección a mí. Un bus policial se detuvo y los carabineros que estaban dentro de éste comenzaron a bajarse con bastones en la mano y comenzaron a propinar golpes. Se formó una avalancha de gente que quería escapar de carabineros, con lo que fui a dar al lado de un carabinero que me propinó un golpe, de lleno, en mi rostro, específicamente en la nariz, ante lo cual comencé a sangrar, tanto de la herida que se me produjo en el puente nasal como de los mismos orificios nasales. Corrí unos metros desorientado y doblé por la calle Rancagua tratando de buscar resguardo. Traté de entrar a los baños que se encuentran dentro del supermercado “Líder”, yo continuaba sangrando mucho, ante lo cual el guardia me dijo que no podía entrar al supermercado porque estuve participando en la marcha. Entonces caminé un poco a duras penas hacia el parque y un grupo de 3 estudiantes me socorrieron además de un guardia del supermercado que me permitió lavarme la cara por la puerta donde entran los camiones.
Debo señalar que el que me golpeo es parte de fuerzas especiales (FF.EE.) por lo cual no portaba placa ni otro tipo de identificación. Esto sucedió el día martes 08 de julio alrededor de las 10:45 hrs.”.

Relato de su madre
“Luego de que ocurrieran estos hechos, Salvador fue solamente atendido por otros estudiantes. Según lo que el mismo relata estaba bastante mareado y en un momento se durmió en una plaza, yo fui avisada por mi hermano de que mi hijo se encontraba probablemente detenido.
Llame a una amiga con la que algunas personas habían visto a Salvador en la marcha y lo logré ubicar: estaba aún mareado con la nariz muy hinchada, lo lleve a la posta central donde constatamos lesiones y se le tomó una radiografía. El resultado del golpe recibido es “fractura nasal no desplazada”.
Quien me dio aviso de la agresión sufrida por mi hijo, fue mi hermano Rodrigo,
estudiante de 18 años que también fue agredido por carabineros ese día”.

Relato de Rodrigo Mendoza Concha (hermano de la madre de Salvador):
“Esto ocurrió cuando estaba aun siendo reprimida la manifestación contra la L.G.E.

Me encontraba caminando por Av. Manuel Rodríguez alrededor de las 13:35 hrs. y me di cuenta que venían carabineros en moto. Uno de ellos me agredió primero verbalmente, ordenando que me retirara del lugar, a lo cual contesté: “estoy caminando”. Entonces este carabinero desde la moto me da una patada golpeando mi pierna, ante lo cual lo increpé ya que la agresión fue injusta. El me volvió a dar una patada esta vez golpeando mi rodilla y luego se bajó de la moto, insultándome y amenazándome con llevarme detenido. Yo corrí para escapar”.

La constatación de lesiones de Rodrigo indica que tiene una contusión en la rodilla derecha.
Vale la pena señalar que los daños que puedan sufrir menores de edad y también adultos por parte de FF.EE. – Fuerza Especiales de Carabineros- constituyen un atropello a nuestro derecho a la manifestación. El daño físico y moral que ejercieron carabineros avalados por la Intendencia Metropolitana es injustificable.

ASAMBLEA DE MADRES Y APODERADOS DE ALUMNOS EN TOMA,
LICEO CONFEDERACIÓN SUIZA, A 13, DE SANTIAGO

Comentarios



LOS MISERABLES: CANSADOS, PERO ENTEROS

20080713185007-movimientoestudiantil.jpg

Foto de Ximena Riffo

(Visita también: Victoria Morales Aldunate)

Muchos no leyeron “Los Miserables” y es de verdad una vergüenza que esta Educación contra la que, lógicamente, protestan estos jóvenes, no se los enseñara. El Estado $hileno no quiere formar gente con ideas, sino mano de obra barata. Sin embargo, para darte cuenta que adultos e instituciones te pasan la máquina por encima no hace falta ni siquiera Víctor Hugo, y por eso, fueron miles de jóvenes protestando el día martes 8 de julio en las calles de Santiago…

La TV abierta que ya sabemos justifica la violencia de Estado y busca bajarle el perfil a las ideas rebeldes con sus reportajes que desprestigian a los estudiantes, confesó 4 mil manifestantes en las calles. En realidad fueron el doble. Apoyaron al estudiantado, entre otros, los trabajadores de CODELCO, los Deudores Habitacionales, trabajadores y trabajadoras de Universidades, apoderados, madres, padres.

Es cierto que fueron el Colegio de Profesores y la CUT, Central Unitaria de Trabajadores, los convocantes de “peso”, sin embargo, a la hora de llenar las calles no fuimos los adultos, sino los jóvenes, niños y niñas, los que se las tomaron. Y no es raro, en los años 80, escasas veces vimos a los adultos - intelectuales de la lucha antidictatorial en las calles: éramos nosotros, los miserables – jóvenes de aquel entonces - los que las repletábamos.

Esta vez, fue ACEUS, Asamblea Coordinadora de Estudiantes Universitarios y Secundarios, y otras organizaciones populares y juveniles que estaban allí, voceros y voceras de Liceos, Colegios y Escuelas universitarias.

En la marcha que partió de Plaza Italia, llamada por la ACEUS, la represión fue frontal y brutal desde sus mismos inicios -con heridos-. Sin embargo, nunca lograron parar a los grupos que avanzaban por las Alamedas -jamás abiertas- pero sí repletas de jóvenes.
Unas niñas con megáfono, uniforme colegial y mirada cálida que aceptaron de buen gusto cambiar una ofensa a la madre de los pakos represores por una referencia al falo de sus padres, gritaban cosas como: “¡Qué Vergüenza la Concertación hay plata pa’ las coimas y no pa’ Educación!”.

Los carabineros, enviados malditos de la Casa con nombre financiero que hace las veces de símbolo nacional, “La Moneda”, reprimió brutalmente a las manifestantes. Es cierto que la presidenta anda en Uruguay, pero eso no importa, la represión desatada representa claramente de lo que es capaz el Gobierno de la Concertación de Partidos por la Democracia para NO resolver las problemáticas de la Educación, y Bachelet es una triste, pero fiel representante de esta coalición.

CAMPAÑA DE DESGASTE DEL GOBIERNO Y CENSURA DE LA IZQUIERDA
Javiera Campos Meneses, de ACEUS, joven vocera secundaria subraya: “somos hijas e hijos de trabajadores y queremos llevar adelante una lucha social más que gremial. Porque la derecha ha querido imponer una lucha parcial, y no es así, las temporeras, los obreros, las pobladoras, los estudiantes, todos tienen que ver con esta lucha porque ya entendimos que este sistema está en crisis y hay que cambiarlo de raíz”.

Ella habla de un sistema que no consiste sólo en unas determinadas finanzas, sino en toda una lógica adultocéntrica y patriarcal que se la pasa buscando resquicios positivistas –lineales y básicos- para descalificar los discursos de la pasión, de la emoción, del sentir, del verdadero ser de las personas (más allá del estúpido rol que se les ha asignado).

Cuando un vocero de ACEUS, Rodrigo Soto, de la Universidad de Valparaíso comenzó a leer un comunicado de su organización con una opinión crítica hacia la CUT, diciendo entre otras cosas que cuando se responde a los partidos políticos y sus cúpulas, en vez de a los trabajadores y trabajadoras, se pierde el objetivo del cambio social, se le intentó acallar tanto desde los convocantes como desde un grupo de mujeres - caras conocidas del movimiento institucional de mujeres - que lo acusaron de hacer una crítica “destructiva”… Sonó a cuando adultas adecuadas (“doñas perfectas”) nombran como “vándalos” a quienes legítimamente se tapan la cara para no ser interceptados, apresados, secuestrados… Sonó a CONTROL SOCIAL, a envidia - no “del pene” - sino de la capacidad de rebeldía que ellas ya perdieron entre tanta negociación, incoherencia, sometimiento y cobardía.

Los jóvenes, que construyen cordones territoriales (sí, “cordones”, esa figura movimientista directamente salida de los 70 del Chile despercudido de la Unidad Popular); esos jóvenes que no quieren “conductores” de los movimientos sociales, que rechazan “vanguardias” al pedo - que luego terminan escondiéndose como el avestruz mientras abandonan a la intemperie a sus propios retoños con las armas empuñadas-; esos jóvenes que apuestan hoy - como nosotras aye r- a construir Movimiento Social. Esos jóvenes no tuvieron más de 15 minutos disponibles para expresarse. Los acallaron, patéticamente, con la canción nacional $hilena, la misma que nos obligaban a cantar los milicos de la Dictadura en los Liceos de los 70 y los 80, la misma de una $hilenidad vergonzosa invasora y perseguidora del pueblo Nación mapuche.

¿La buena noticia? Más allá de la campaña de desgaste a la que ha apostado el Gobierno de Bachelet y su camarilla, aunque en los Liceos se vuelva a clases, las calles siguen impregnadas de la lucha estudiantil. Hoy se vio su fuerza y su profundo descontento.

¿Los costos? Cerca de 300 detenidos y detenidas en la 4ª y la 3ª Comisaría ordinarias de Santiago y en la 19ª comisaría de Providencia. Los abogados y abogadas de la Defensoría Popular repartiéndose para dar apoyo a la liberación de todos y todas. Golpes, malos tratos, humillaciones de carabineros que también son pobres, pero arribistas y fachos. En la 3ª golpearon no sólo a detenidos, sino también a los que reclamaban su liberación en la calle.

Pero, los miserables de hoy en el $hile de Ba$helet, han tomado sus Liceos, hecho paros y barricadas y repletado las calles desde hace un mes y medio en este 2008, un año en que los adultos partidos políticos no parecen tener cabida entre los jóvenes rebeldes. No importando lo que digan sus frustrados padres y madres que insisten en representar el CONTROL SOCIAL desde la razón más antiética y patética (que riman), los jóvenes protestan y parece que no se cansarán tan pronto…

No leyeron “Los Miserables”, no saben de Zolá y “Germinal”, no les contaron de Dostoievski, de Gógol, Jean Paul Sartre o Luis Emilio Recabarren… ¡Para qué preguntarles por Louise Michel, George Sand, Alexandra Kollontai, Flora Tristán, Marcela Lagarde, Simon de Beauvoir o Julieta Kirkwood… (si a esas no las quieren conocer ni los que saben…). Pero lo intelectual queda derrotado por la vivencia compleja de asumirse discriminado.
Como dijo Julieta Kirkwood, feminista chilena luchadora contra la dictadura: “Entre la mesura y la rebeldía, prefiero la rebeldía”. En este caso la rebeldía de demandar “lo imposible” porque “la medida de lo posible” en $hile, es la misma basura con que quiso engañarnos la Concertación que claramente huele a podrido.

Victoria Aldunate Morales
Feminista autónoma

Comentarios



Exodo o alucinaciónes cotidianas

20080714190816-alucinaciones.jpg

(Visita también: Reflexiones desde las cloacas)

Cientos de pies descalzos han pisoteado mis espaldas y miles de litros cúbicos de orines y aguas servidas han bañado mi cuerpo. He visto morir a más de uno y también hay sangre humana revuelta entre mis fangos. Vómitos y desperdicios son mis adornos y ahora ha aparecido un nuevo elemento al cual no estaba acostumbrado: vehículos de patrullas policiales dejan sus huellas sobre mi superficie y sus apariciones por aquí no pasan nunca desapercibidas. Un desaparecido por aquí, un muerto por allá…

Y porqué te burlástes de mi, ayer en la noche cuando buscaba protección? preguntó Pelle. Le parecia absurdo que una calle estuviese conversándo con él, pero acaso no lo es también que tú puedas razonar? respondió la calle y guardó silencio.
Si por lo menos hubiesen pavimentado mi cuerpo, dijo como para si y soltándo una risita sarcástica, agregó: fue realmente divertido. El qué? qué fue divertido? contestó Pelle con cierto enojo. Nada de lo que has dicho hasta ahora me parece divertido!

El verte correr por sobre mi vientre. Eso fue divertidisimo! Y !Aló mi amigo! hasta renegastes de tus principios! Son acasos tan débiles? continuó provocativa la maldita calle.
Pero, de qué estas hablando? contestó Pelle con asombro no fingido. Jamás he renunciado a mis principios, ni lo haré jamás!
Estabas dispuesto a cualquier cosa con tal de salvar tu pellejo, siguió machacando la calle pues ya habia encontrado el lado débil que andaba buscándo.
No sé de que me hablas!, respondió Pelle cansado, y súbitamente se dió cuenta que habia dejádo de ser perseguido para transformarse en éxodo de plegarias escuchadas.

Pasó suvemente por la callejuela embarrada, como sin pisárla, y cuando llegó al final de la misma, ya no estaba en su país.
Su salida del mundo andino, habia sido como el silencio de una siesta mediterránea.

Comentarios



UN JARRO DE AGUA A LA MINISTRA

20080716122730-chorroagua.jpg

(Visita también: Victoria Morales Aldunate)

¿De qué valores habla, señora?

Música Sepúlveda, alumna del Liceo Darío E. Salas, dio un baño de agua limpia a la ministra Mónica Jiménez ayer. La niña se enojó porque no era escuchada - ni ella ni sus compañeros - y le lanzó el mismo jarro de agua que la ministra tenía en su mesa para pasar, tal vez, la sequedad de garganta que produce la falsedad

Hoy las autoridades, comenzando por el alcalde Alcaíno, ese empresario que apoya la política educacional de compra-venta y envía carabineros a desalojar con extrema violencia a los secundarios de Santiago, quiere expulsar a la niña que rompió el cerco informativo de los medios de comunicación vendidos al silencio concertacionista.

El señor Julio García Provoste, maleducado director del Liceo Darío E. Salas, que suele arengar a madres y padres de alumnos en Toma como si fueran su batallón de ejército, escucha en silencio las órdenes de su mentor municipal.

La Ministra, luego del “baño”, plantea que quiere “dialogar” con los estudiantes, pero “de uno en uno”. ¡Una propuesta sagaz! No le alcanzará el tiempo para “dialogar” con millones de jóvenes, y puede que antes pase a la historia como la tercera ministra derrocada por el Movimiento Estudiantil; pero sabemos quién lleva las de ganar en “conversaciones” de una autoridad adulta tras su escritorio con una niña… ¡No sólo es inteligente la ministra Jiménez, sino muy valiente, no cabe duda!...

Y como si toda esta farándula politiquera de las autoridades fuera poca, el broche de oro: La primera autoridad del país, la presidenta Bachelet se pronuncia ante una anécdota, luego de haber callado, cual Moai, durante dos meses frente a las acciones, discursos, denuncias y organización con que el Movimiento Estudiantil 2008 le ha exigido que lea sus labios: ¡NO-A-LA-LGE! y ¡E-DU-CA-CION-GRA-TUI-TA-PA-RA-TO-DOS-Y-TO-DAS!…

¿Qué dudas pueden quedarnos de que el gobierno actúa seria y lúcidamente en el plano de la Educación? ¿Cómo no dar fe de que el discurso bacheletiano, “SIEMPRE CONTIGO”, es coherente?

¿CUÁL DEMOCRACIA?
La presidenta declara a la prensa que ese jarro de agua clara y limpia que bañó a la ministra “no le hace bien a la democracia del país” y que “va contra los valores y principios” que le gustaría que su hijo recibiera…

¿Su hija estudia en algún Liceo municipalizado para pobres, señora presidenta, y no nos hemos enterado?

¿Cuál democracia, presidenta? ¿Aquella que armó un Consejo Nacional de Educación con dirigentes secundarios de 2006, universitarios, profesores, apoderados, y cuyos resultados desarmó y desvirtuó, luego de un trabajo de meses, una comisión política suya que no halló nada mejor que maquillar la LOCE y llamarle LGE (1)?

¿Cuál democracia, señora, aquella que usted y sus partidos por la democracia, coludidos con las trasnacionales practican con grupos paramilitares en las comunidades mapuche en el Sur de $hile, donde torturan y hacen montajes a quienes se les oponen (2)?

¿Cuál democracia, aquella suya que ha dejado impune los crímenes contra Matías Catrileo, Alex Lemún, Rodrigo Cisternas, Johnny Cariqueo, Claudia López?

¿QUÉ VALORES?
¿Qué valores, señora presidenta, aquellos que transmitieron los golpes de carabineros hasta dejar inconsciente a Salvador Vera Zúñiga, alumno de 15 años del Liceo Confederación Suiza, el 8 de junio recién pasado, en una de las tantas marchas de miles contra el lucro de la Educación que usted avala (3)?

¿Qué valores, señora, aquellos que se aprecian en que a una niña, la misma Música, sea arrastrada por 5 carabineros de la 2° Comisaría Ordinaria –bastante “ordinaria”, por lo demás- en mayo, luego de una Toma (4)?

¿Qué valores presidenta, aquellos que descubre, una joven - mi hija - cuando es golpeada por los mismos carabineros de la segunda “ordinaria” comisaría, ante la mirada cómplice del director de su Liceo, el mismo Darío E. Salas.(5)?

¿Qué valores, señora, aquellos de emular a la dictadura secuestrando voceras del movimiento estudiantil como el miércoles 25 de Junio a las 10 horas de la mañana, cuando raptaron a Alejandra Saavedra, del Liceo Confederación Suiza (6)?

¿Qué valores, señora Bachelet, aquellos que vivenció una joven manifestante abusada sexualmente por un carabinero de apellido Collado de Fuerzas Especiales en la galería Santiago Centro, en mayo de este año. Abuso del que hay un vídeo de seguridad incautado actualmente por los tribunales (7)?

¿Qué valores, presidenta “SIEMPRE CONTIGO”, esos que dicen que los pobres son "escolarizados" como mano de obra barata, y los jóvenes cuyos padres pueden pagar 300 mil pesos mensuales - 600 dólares, mientras un sueldo mínimo es sólo la mitad de eso- en un colegio del "Barrio Alto", son educados para seguir gobernándonos como a rebaños?

¿Qué valores, señora, aquellos que imaginan que los pobres somos tontos, incultos e indignos y seguiremos conformándonos con el chorreo de aquellos a quienes usted ampara: el 20 por ciento que concentra las riquezas de este país?

¿De esos valores, nos habla, presidenta “socialista” Michelle Bachelet Jeria “SIEMPRE CON LOS RICOS”?

Victoria Aldunate Morales
Feminista autónoma


Notas:
1. Denuncia hecha por el vocero de ANDEPA, Asociación Nacional de Padres y Apoderados, Eduardo Catalán, en Conferencia de Prensa del Colegio de Profesores. Eduardo Catalán fue miembro de ese Consejo en 2006.
2. Caso de Héctor Llaitul Carrillanca y Roberto Painemil Parra, absuelto el primero por falta de pruebas; torturado el segundo (Comunicados de COOAMS).
3. Relato de Salvador Vera Zúñiga, 15 años, estudiante agredido por Carabineros en marcha del martes 8 de julio en Santiago contra la aprobación de la L.G.E, Ley General de Educación, dado a conocer a la prensa por el Centro de madres, padres y apoderados del Liceo Confederación Suiza, el jueves 10 de julio
4 y 5. Variados comunicados de la Asamblea Daríana, tanto de adultxs como de estudiantes, en la prensa alternativa, denunciando los abusos de Carabineros y de la Dirección del Liceo Darío E. Salas contra estudiantes movilizadxs,
6. Denuncia hecha por la Asamblea de Madres, Padres y Apoderados de Alumnxs en Toma del Liceo Confederación Suiza el mismo día del secuestro.
7. Denuncia hecha por la Defensoría Popular de Derechos Humanos a la autora de este artículo.

(Los comunicados, artículos y testimonios a los que se hace referencias pueden encontrarse en numerosas páginas alternativas de España y Latinoamérica: De Igual a Igual, Kaos en la Red, Liberación, Generación 80, Hommodolars, Darío Vive, Radio Número Crítico, y en blogs como el de Memoria Feminista, etc.).

Comentarios



H2O

20080718124448-h20.jpg

(Visita también: estocolmo.se)


Dauno Tótoro Taulis

María Música, estudiante chilena de 14 años de edad, lanzó agua al rostro a la Ministra de Educación Mónica Jiménez cuando la Secretaria de Estado había dado unilateralmente por finalizado un “encuentro participativo en educación”.

La niña intentó, antes del hecho, buscar explicaciones (de boca de la Ministra) al por qué cuando ella y sus pares y profesores salen a las calles de las ciudades de Chile para demandar una ley de educación que signifique que en el futuro cercano y lejano nuestros compatriotas sean seres humanos y no alienígenas descerebrados, el Estado responda no con argumentos sino con bombas lacrimógenas, aguas urticantes, golpes de palo en las cabezas y patadas de energúmenos contra niños, niñas y maestros de escuela.

La Ministra que presidía el eufemístico “encuentro participativo” no contestó. Sus guardaespaldas suspendieron la cita. Lo de la niña, abrumada por el silencio y la indiferencia a modo de única y bastarda respuesta, es un argumento. Simbólico, pero tremendo argumento. “Era como hablarle a la pared”, dijo María Música horas más tarde al explicar su acción.

La Presidenta de Chile destacó el hecho como un “acto antidemocrático”. El vocero del Gobierno y otras autoridades describieron el suceso como “magnífica demostración de la incapacidad de diálogo de los estudiantes de Chile”. Otras personalidades públicas sugirieron de inmediato la expulsión de la alumna de su escuela, el traslado del caso a tribunales de justicia. La quieren castigar. Uno que otro estará pensando en colgarla del palo mayor o en lanzarla cerro abajo, para escarmiento y ejemplo. Antes abusaron de ella (ha estado cuatro veces detenida y ha quedado registro de sus hematomas en brazos y piernas) como han abusado de sus adolescentes pares con el guanaco, el zorrillo, la luma, el bototo, el silencio, la indiferencia, la sorna… pero, por encima de todo, con la tonta y vana convicción de que por ser chicos son nada y que están solos. Somos todos chicos y estamos todos solos.

Tengo una hija de la misma edad que la estudiante del jarro de agua, y un hijo de quince años. Hay otra de dos años que aún no ha sido bautizada por el lanza aguas. Sería el colmo. El de 15 ha llegado a casa mojado y asustado luego de cada manifestación pingüina. Y al día siguiente parte otra vez. Claro, cada vez que va, en casa quedamos con los dientes apretados. Debe ser porque algunos padres de mi generación tenemos experiencia respecto de lo que se arriesga.

De eso quiero hablar: conocí a la Ministra Jiménez. Sé de lo que estoy hablando.

Mucho antes de que la niña del jarro de agua naciera, en aquel ahora lejano 1986, fui expulsado de la Universidad Católica de Chile por participar activamente en el movimiento estudiantil que se agitaba en busca de democratizar la Universidad y el país. A sólo un semestre de terminar mi carrera, el Consejo de Rectores, por recomendación del por entonces mandamás de la PUC, Juan de Dios Vial Correa, decretó mi alejamiento de las aulas universitarias… las de la PUC y las de cualquier otra universidad del país… para siempre.

Se armó tremendo escándalo pues este “peligro para la convivencia académica” era dirigente de la FEUC, Consejero Estudiantil en el Consejo Superior de la Universidad y Presidente del Centro de Alumnos de su carrera.

Fue entonces que entró al baile la señora Mónica Jiménez, en aquella época Presidenta de la Asociación de Académicos de la PUC y miembro del Consejo Superior de esa casa de estudios, sitio en el que coincidía regularmente conmigo, para su desgracia y la de las demás autoridades pontificias.

Haciendo demostración de su “espíritu democrático y profundas convicciones católicas”, propuso al rector solucionar el entuerto mediante el diálogo. Fui citado a la oficina de Vial Correa, donde Mónica Jiménez, nuestra actual Ministra de Educación, me brindó una clase magistral de conceptos democráticos y del significado profundo del arrepentimiento cristiano. Dijo la señora Jiménez que le recordaba enormemente a su padre cuando este tenía mi edad, “igual de vehemente, de apasionado, de arriesgado en la defensa de sus erróneos principios políticos –su padre, me explicó ella, era militante de la ultraderecha de sus días”. Luego se extendió en una larga arenga en torno a un único concepto: a la Universidad se va a estudiar, no a hacer política. Para rematar, me hizo la propuesta que había convenido con el rector: que firmara un documento que habían preparado para tales efectos, mediante el cuál me comprometía a renunciar a mis convicciones políticas de izquierda; a renunciar a mis responsabilidades como dirigente estudiantil; a declarar públicamente ante la comunidad universitaria que me había equivocado al suponer que los recintos universitarios eran un campo de batalla más en la lucha contra la dictadura. “Firma este documento”, me sugirió, “y de inmediato la sentencia de expulsión quedará sin efecto”.

Soborno, incitación a la traición, cohecho, amedrentamiento. Esos son los principios profundamente democráticos que barajaba la señora Jiménez, la misma que hoy se reúne con los estudiantes secundarios y los profesores en jornadas de ““encuentros participativos en educación”. Aquella tarde de 1986 no encontré en esa oficina ningún jarro de agua a la mano. Sólo pude mirarla con lástima y desprecio, lanzarle una carcajada al rostro y salir de ahí con un portazo, cerrando para siempre cualquier posibilidad de convertirme en un profesional universitario, pero más convencido que nunca de todos aquellos principios de los que la señora Jiménez me intentó hacer abjurar.

María Música, por mí y por todos mis compañeros.


Comentarios



Noche de lupus y murciélagos hematófagos

20080721092229-nochelugubre1.jpg

(Visita también: Reflexiones desde las cloacas)


La noche parecia haber sido sacada de miles de cuentos de terror, de esos que llenaron nuestra infancia de fantasias exitadas sin limites.
Una luciérnaga alumbraba con sus segmentos abdominales fosforescentes el pedazo de tierra en que descansaba, y que le pertenecia por naturaleza y no por ley. Mientras la luna bañaba con su luminosidad, el año-tiempo de su presencia transitoria.

- Noche de hombres lobo – pensó aspirando el humo de un cigarrillo cuya lumbre parecia querer competir con la luz del coleóptero brillante.

Dentro de poco los rayos de un sol trasnochado y lleno de remordimientos por tener la ingrata misión de caér a plomo sobre el desierto de Iráq, comenzarian a romper la noche y lo mejor era tal vez, irse a descansar. Pero en el mismo momento en que dirigia sus pasos hacia la puerta de su residencia alquilada, una sombra pesada y gruesa cayó sobre él.
Un demonio ebrio? Un vampiro sediento en busca de una tardia cena? La raíz de sus pecados? O el capuchón negro de mercenarios al servicio de los yanquis, que lo llevarian engrillado a lugares más lúgubres que esa noche, para ofrecerle tortura por su prosa sarracena?

La luciérnaga apagó la linterna de su vida para no tener que testificar lo que veia, en caso que a algún abogádo defensor demasiado seguro de si mismo, se le ocurriese llamárla a declarar, y otro pequeño pedazo de tierra quedó sumido en la oscuridad

Lo ultimo que creyó recordar fue que las cruzadas fanáticas habian vuelto a despertar, después de siglos de sueño simulador e hipócrita.


Comentarios



Viva Chile, mierda!

20080724152731-troglodita1.jpg

(Visita también: Tania Ortiz)


Una historia reál del Chile moderno del siglo XXI

6:00 am. Llueve endemoniadamente y me cuesta mucho levantar los congelados musculillos que se sostienen de mis escualidos huesos. Porque de grasa ya no queda nada!
Me preparo un rapidisimo desayuno. El infaltable tecito, para luego y de inmediato darme una fugaz ducha. Y esto no por falta de tiempo, sino porque sé, que cada gota de agua que escurre por mi piel, y que "generosamente" més a més alguna empresa privada me facilita a cambio del 10 ó hasta el 15% de mi salario inexistente, y que sin embargo - y sin ninguna excusa - debo cancelar sagradamente. Pero en fin; eso del cuento laboral y la cesantia, es un chiste de proporciones!

El motivo de mi despertar madrugador es ir a los Tribunales de Familia, a solicitar una demanda por pensión alimenticia. Porque después de más de un año de enredos y desenredos legales y judiciales, alguien me aconsejó que fuese a ese lugar a exigir mis "derechos". Hace ya más de dos méses entonces, acudí a las oficinas más próximas de dicho tribunal.
En esa ocasión y luego de esperar casi dos horas, (tiempo promedio por más insignificante que sea un trámite, en cualquier oficina de gobierno) soy atendida por el Burócrata Número Uno quién me explica que es un proceso muy fácil y que no es necesario el patrocinio de algún abogado para comenzar a gestinarlo (falso!).

Al cabo de otra media hora más de espera, me conducen a otra oficina, en donde soy atendida por el Burócrata Número Dos, que luego de comprobar que el demandado vive en otra ciudad, rechaza mi solicitud con el extraño e irracional argumento de que la demanda debia presentárse en el lugar del domicilio del demandado! Lo cual, por otro lado, significa también que la parte afectada – es decir, yo cesante – debo tener los recursos económicos necesarios para trasladarme de ciudad en ciudad, cada vez que la “justicia” lo considere necesario. Situación insostenible.

Tras rogar y rogar que, por favor! tomaran la demanda en mi lugar de residencia, y luego de esperar otra hora más, me hacen pasar a una tercera oficina en donde soy atendida por el Buócrata Número Tres que sin decir ni agua va, me toma la declaración correspondiente para iniciar la demanda. Y un més mas tarde compruebo con impotencia, que no sirvió de nada.

Porque en aquella ocasión, ninguno de los tres burócratas que me entrevistaron me explicaron exactamente lo que tenia que hacer. Más claro; se dieron el tiempo suficiente para explicarme lo que NO debia hacer, pero ninguno se tomó el mismo tiempo, para decirme lo que SI debia hacer. Es decir, orientarme y decirme que tal o cual documento debia adjuntar a la demanda, para que todo funcionase sin problemas. Mas nadie dijo absolutamente nada a ese respecto! Si lo hubiesen hecho, seguramente que todos nos habriamos ahorrado varios litros de saliva, un montón de tiempo, uno que otro kilo de papel, tinta derrochada, más algunos valiosos minutos del juez que vio la causa, y que en lugar de perder el tiempo en leer una demanda que estaba mal redactada y con documentos inexistentes, lo pudo haber invertido en alguna causa más urgente. Todo eso sin contar mi tiempo perdido, dinero gastado en locomoción, angustias, falsas esperanzas, y una enorme desilusión al ver el resultado desfavorable de mi demanda.

Pero mi porfia pudo más. Y tras preguntar, preguntar y preguntar, un abogado de buena voluntad - pero que obviamente no tomaria mi caso por mi carencia de recursos económicos - se tomó el tiempo para explicarme los pasos a seguir.
Y ya con la opinión de un profesional que en algo logró aclarar mis dudas, la conclusión fue una sola: necesito un abogado! Porque a pesar que el gobierno asegura que para ciertos trámites, como este por ejemplo, no es necesaria la participación de un abogado, en la practica, no es asi. Y decidi entonces recurrir a la asistencia judicial, motivo por el cual, hoy me levanté de madrugada.

La oficina de la Corporación de Asistencia Judicial, abre sus puertas a las 08:00 am pero las personas que requieren sus servicios, estan ya desde las 07:00 de la mañana esperando al sol, frio, lluvia o viento, paradas sobre la vereda que sostiene sus esperanzas, esperando lograr entrar a la oficina para una vez alli, intentar salvar el primer obstáculo que se les pone por delante: conseguir un número de atención!

Son las 08:30 de la mañana, y todos apretujados en una pequeña sala de espera, comienzan a recibir papeles numerados de distintos colores, según sean los requerimientos. Un color para los trámites de familia, otro para los de violencia, etc. Me pregunto cuando comenzaran a repartir papelitos contra la incompetencia administrativa, y de qué color serán? en tal caso.
La primera sorpresa con que me encuentro, es que reparten solamente doce números para Asuntos de Familia, por lo cual muchos de los que alli estaban esperando desde las 07:00 de la mañana bajo lluvia torrencial, quedaron sin otra explicación que la ausencia de un papelito colorido y numerado en sus manos, sin hora para aquella mañana. La unica alternativa para esos infortunados es entonces, volver a repetir ese ritual pagáno-burocrático una y mil veces más, con la esperanza de que en un futuro incierto lograrán el tan anhelado número de atención.

Observo impotente el melodrama patético que se desarrolla a mi alrededor y mientras asignan números para otros asuntos legales, y ya acabada nuevamente esa numeración, oigo la voz de una mujer que estaba sentada en una esquina, decir muy sumisa y casi atemorizada "Señorita...yo llegué antes del señor al cual usted le entregó el último número". La mujer de los números le responde agria que, “y por que no dijo antes?!Yo no soy adivina! Ya no quedan números! Vuelva otro dia!" Y la mujer se fue cabizbaja y sin agregar nada. Qué más podria haber dicho...?

Pero no fui testigo mudo de solo ese acto de implementación del poder que burócratas estatales frustrádos y mal pagádos, utilizan contra el pueblo pobre, avasalládo y triste.
Otra mujer de apariencia campesina, se acercó a esa extraña funcionaria de los números para explicarle que ese lluvioso día de invierno en el cono sur, era su única posibilidad de poder acudir a esa oficina. Que le habia costado mucho que sus patrones le dieran la mañana libre. Que se habia retrasado por la lluvia. La funcionaria de los números haciendo caso omiso a sus plegarias, hace un gesto teatral y elevando su voz por sobre las cabezas de los mortáles que alli habian llegado en busca de ayuda, pregunta muy segura de si misma “¿Quién tiene el número uno?” Una timida señora responde, yo. “¿Desde qué hora está usted aqui?” le pregunta la burócrata de marras. “Desde las siete de la mañana”, responde la mujer algo avergonzada por tener que hablar ante gente desconocida.

La funcionaria de los números dirige su monólogo hacia la afligida mujer que llegó atrasada, y con la arrogancia del perdedor arribista, le dice "si ella pudo llegar a hacer la cola a esa hora ¿por que usted no? Lo siento, pero no hay mas numeros!”
Cerca de las 09:30 llegó por fin mi turno! y luego de explicar a grandes rasgos mi situación, el Burócrata Número Cuatro se limitó a entregarme un pequeño papelito (otro más… ) con los documentos que deberia presentar, para una vez con ellos en mano, volver a hacer el mismo largo trámite y de esa manera, iniciar por fin una demanda que estoy tratando de hacer hace más de un més! Y tanto esperar, para nada.

Salí de aquella oficina con una gran sonrisa en mi cara. La gente que aún esperaba su turno no entendió mi reacción, o pensaron tal vez, que habia tenido más suerte que la de un mendigo callejero sin pan para comer.
Miré a la ultima mujer en esa lista de espera y le dije “esto es un chiste!” ”Un gran chiste!”. La mujer, y muchos de los alli presentes me miraron con sus miradas vacias, y moviendo timidamente sus cabezas, aprobaron mi comentario.

Mi espontánea pregunta a todos esos burócratas alienados es, porqué no ponen el mismo papelito que tardé horas en conseguir durante toda una mañana perdida, en algún lugar visible de esa oficina, en donde se informe al público, que para tal trámite particular se necesitan tales o cuales documentos. O cuando te dan el número con su colorcillo específico, porqué entonces en ese preciso instánte, no te entregan el mismo papelito que tardarán horas en hacertelo llegar. Es insólito e incomprensible!

Pareciera que el personal que alli “trabaja” no tiene más de un dedo de frente, como para darse cuenta que todas esas colas y horas de espera, son totalmente innecesarias, y que solo contribuyen a entorpecer y colapsar el sistema.
Viva chile, mierda! Este es mi país! Gracias, pero no lo quiero! Lo regalo! Lo quieres tú!?

Tania Ortiz

Comentarios



A calzón quitado

20080726140112-pensativo.jpg

Visita también: Reflexiones desde las cloacas)

De abajo hacia arriba. Desde las raices hasta el final, comenzó a levantarse cual volantin con pocos soplidos para volar. La figura de su cuerpo se quebró como un salto de bailaor de flamenco no invitado a una corrida de toros, y los pañuelos del público testigo, batieron colores blancos de aceptación momentanea.
Y mientras todo gritaban su euforia al aire, la plaza se llenó de gente curiosa por ver cabezas rodar, a pesar de que las propias estaban pegadas a sus cuellos con pegamento sin mucho valor.

El sol se reflejaba en el azul del mar infinito, haciendo rebotar sus rayos hacia las caras esperanzadas de escandinavos congelados por siglos de vientos articos.
Una mujer depilaba sus axilas con la esperanza de ser perfecta, mientras la mirada de su hombre se concentraba en las bien torneadas piernas de la vecina del lado.

El bar estaba todavia abierto y la música que de alli salia, hacia despertar hasta los muertos del holocausto. De esos que murieron sin sus consentimientos, y que no los resucitará ni la fiesta más solemne de los hebreos, que celebran a la mitad de la luna de marzo, en memoria de la libertad del cautiverio de Egipto.
Pero en Santiago o en cualquier otro lado del mundo, las hermosas melodias del trovador judio Leonard Cohen, llegarán a todos los que las quieran escuchar, con la esperanza que también llegen a la franja de Gaza, Cisjordania y Jerusalem.

Los dedos de sus pies se transformaron en raices exploradoras de profundidades subterráneas, mientras el resto de su cuerpo comenzaba a mimetizarse con la naturaleza que lo rodeaba.
Bob Marley tiró una poesia al viento, y yo me fui a nadar al lago más cercano a mi casa, con el convencimiento de haber recuperado algo de la colonización de nuestros cerebros arrugados y llenos de prejuicios.

Mañana será otro día, dijo la filosofa barata de mi vecina y el pelo se me erizó cuando me di cuenta que su parecer era el de la mayoria, y mi estupefacción, de la minoria.

Comentarios



Poema de los agradecimientos

20080727105826-contraverso3.jpg

(Visita también: Héctor Díaz)

Con el último canto del cisne aproximado,
de la mano del viento tramontano,
un granito de arena peregrino,
que quiere agradecer a los caminos,
la sencillez aventurera,
intranscendente hecho casual
de haber nacido.

Agradecer quisiera,
a mi padre, con su vaso de vino,
a mi madre, con su amor
a toda prueba,
a la noche que los juntó
en anhelos y horabuena,
que ayudaron a que yo naciera.

Revolución de los silencios ,
el pensamiento sucumbe en la memoria,
agradezco a don Heráclito ,
de no bañarse dos veces en el mismo río.
Dar gracias también a la mañana,
en que ví volar a la torcaza ,
y desparrarmase los colores,
en el cielo arcoiris de mariposas que volaban.
A la metáfora agradecer quisiera,
que se deja crecer entre las almas
procurando ir mas allá de la distancia,
que limita toda grandeza humana.

Agradecer quisiera,
a la milonga que recorrió la calle,
a la baldosa dada vuelta,
al pétalo de la rosa roja
que desafió la primavera
y no da otra cosa que su aroma
en esa vida de lontananza queda.
Agradecer quisiera
a Hermes alado, por sus pies ligeros,
a Afrodita, por proteger el amor
a Paris por “ secuestrar ” la bella Helena,
a Homero, por no saber lo que escribía ,
a Penélope por tejer su manto largo,
a Argos por menear la cola.

A Sancho por reflejarse en la locura
del caballero andante con su equino,
a Rocinante por ser caballo de primera,
a los monstruos transformados en molinos,
a don Quijote quisiera agradecer
por liberar los cacos que a galera iban.
Agradecer también quisiera,
a don don Samuel L. Clemens,
al Elefante Blanco y a Tom Swayer,
al Missisippi de geografía larga,
a los negros y al jazz
a la lucha por la libertad
de la América Latina.
Agradecer quisiera
a l farol de la esquina,
donde Juan de la calle,
recitaba los versos de Machado,
renegaba del dios de los cristianos,
se subía al potro de don Fierro
por vivir el malón del desgraciado.

A Paysandú, por pelearse con un mundo
a Pascal con su círculo luchando,
a don Giordano Bruno por su osadía,
al mariscal Solano López,
en busca de una América distinta .

Agradecer quisiera ,
a Frida Kalo por su desafío,
trascendentes cromos al espacio,
agarrados a México la tierra ,
con un Flores Magón que daba lata,
y a Zapata en la lucha por la tierra.
A un gigante del sur,
el viejo Artigas,
que no cedió terreno, en su osadía ;
la “ Patria grande y federada ”
de indios chuzos de boleadoras y lanzas.

También agradecer quisiera,
a la noche por sus misterios manifiestos,
a los gatos por su avanzada independencia ,
a los rincones imprevistos donde juega el amor,
a la luna conspirando detrás de las cortinas,
a la lluvia, por ayudar a los poetas
a las piedras al costado del camino
a los nidos de horneros
por recordarnos el comienzo.

A Simbad el Marino
por decorar mi infancia,
y las “ Mil y una noche ”
por prolongar el silencio,
a la princesa, que no termina el cuento,
al ajedrez y al hombre que pensaba ,
al grano duplicado
en los sesenta y cuatro cuadrados
del tablero.

A don Pedro Bonifacio,
Alma Fuerte de arrebato,
enseñando la justicia
en versos cuadriculados,
a los ríos, que son el Río de la Plata
a los hombres que creyeron
que la utopía es lo que lleva un poco más de tiempo .

Al final de los finales,
al crepúsculo y al alba,
al cordón de la vereda
que me hizo un sitio ,
a Vallejo y Whitman ,
que me hicieron un sitio en el alma .

¡ Ah, y me olvidaba !
a cualquiera que pueda ,
reescribir este poema,
a don Luis de Góngora por “ ríase la gente “,
a la garúa haciendo música
en el techo de lata,
a mi abuela Angela repartiendo la miseria,
a mi abuelo, por plantar un árbol de granadas,
a Agustín Magaldi por sus primeros tangos,
a los panes tiernos de Paco Ibañez,
a León Felipe por la Insignia ,
a Buenaventura Durruti
por su efusión de ganas.

Héctor Díaz
23 de julio de 2008

Comentarios



Casa Yela

20080729092741-casayela.jpg

(Visita también: Violencia contra la mujer ó Tania Ortiz)


Un oásis de paz para las mujeres violentadas

La iniciativa de crear una casa de refugio para las mujeres, nace dentro de un contexto de injusticia social (dictadura), en donde se violaron los derechos humanos y se cortaron las nervaduras sociales. En primera instancia once mujeres y dos religiosas se unieron bajo el alero de la iglesia y de la capilla "Cristo salvador" que ayudaba a apalear las necesidades básicas de la familia (ollas comunes) ubicadas en su mayoría en el sector norte de Talca. De esta forma comenzaron una larga lucha por los derechos de las mujeres, protestas, marchas, aprendizaje, preparación y empoderamiento de las educadoras.

En el año 1986, Casa Yela, dá sus primeros pasos como iniciativa focalizada, en la violencia hacia la mujer. En aquellos años, era solo una de las siete casas de acogidas en todo el país y apenas daba abasto a la gran demanda de victimas, estando además , siempre al borde de su cierre por falta de financiamiento. En 1989, realiza una investigación en el sector que sirvió de insumo para la primera ley - 19 325 - de violencia intrafamiliar.

Su nombre deriva de la combinación de los nombres de dos de sus tres fundadoras; Yesica y Laura, y que en la actualidad han dejado de formar parte de la institución, la tercera mujer actualmente directora de la institución, es Leonarda Gutierrez.

1990 - 1994 apoya con financiamiento y capacitación SOL.(Solidaridad y Organización Local)
1994, adquieren personalidad jurídica.
1994 - 2004, tierra de hombres, se interesa por la organización, y la financia por diez años.
1995 arriendan la casa donde hoy actualmente funciona .
El 25 de nov de 1986, luego de un año de arrendar la propiedad, es adquirida y fundada Casa Yela gracias al apoyo de un proyecto suizo, teniendo desde entonces como única dirección Villa Las Palmas 14 Sur 2 y 3 Poniente n° 37.

Desde su creación, miles de mujeres han recibido apoyo de la organización, con un promedio anual de 49 mujeres y sus respectivos hijos.
Institución autónoma y totalmente independiente, el único apoyo que reciben hoy, es el aporte de la municipalidad de Talca con una suma fija de 0 000 mensual, dineros destinados a cancelar los gastos comunes y cifra independiente del número de victimas que estén acogidas.

La unidad de victimas de la fiscalía de la región del Maule aporta la cantidad de 000 diarios por mujer, y 000 por cada hijo que requieran su derivación a este centro de acogida.
Pero muchas mujeres son derivadas de otros organismos, como carabineros, investigaciones, colegios, consultorios, o de manera independiente, en cuyo caso, Casa Yela no recibe ningún recurso por mujer refugiada. Sin embargo, las puertas de esta institución, jamas ha sido negada a ninguna victima, siendo solo cualquier tipo de violencia motivo y requisito más que suficiente para gestionar su ingreso. Pero los recursos siempre son insuficientes y para ayudarse realizan también diversas actividades como colectas, mateadas y rifas. "Hoy estamos con el servicio telefónico habilitado solo para recibir llamados. La cuenta de la luz y el agua, están con deuda atrasada" dice Leonarda "pero nosotros, seguiremos funcionando", afirma con decisión..

Casa Yela acoge sin distinción, ni discriminación de edad, cantidad de hijos, nivel socioeconomico, lugar de residencia, nivel de estudios, color político, ni creencias religiosas de ningún tipo. Aquí, todas son iguales y unidas por el mismo motivo; ser victimas de violencia intrafamiliar, que no necesariamente, y que por lo general es así, es ejercida por su pareja. Hay casos también en que este abuso de poder, es realizado por hermanos, padres, o incluso hijos de las victimas.
Una vez en Yela, la mujer es recibida en un grato ambiente familiar, y donde dentro de sus instalaciones podrá gozar de un techo seguro, una infraestructura solida, firme, sin filtraciones de ningún tipo, ningún vidrio roto, ninguna pared manchada o rayada, ninguna puerta, ni instalación eléctrica en mal estado. Tiene en su segundo piso cinco habitaciones totalmente amobladas y que proximamente, y por la alta demanda de victimas, serian ampliadas a ocho. Hay que agregar que desde el año 2006 Yela, no ha estado ni un solo dia, sin tener victimas en sus dependencias. Calefacción, dos baños en excelentes condiciones de infraestructura e higiénicas con ducha caliente, lavadora, son otras de las comodidades que este centro ofrece.
Amplio patio techado y un gimnasio cerrado son ocupados para realizar talleres de yoga, taichi, trabajo corporal, desarrollo personal y aerobica.

Objetivos de Casa Yela

Brindar atención y orientación en forma integral a la mujer que sufre de violencia al interior de su hogar.
Dar acogida a mujeres y sus hijos que estén en situación de riesgo.
Concientizar a la comunidad acerca de la violencia intrafamiliar. Asumir y responsabilizarse.
Realizar acciones de prevención de violencia a través de talleres de desarrollo personal, jornadas y actividades recreativas y artísticas para las mujeres.
Incidir en las políticas publicas y hacer control ciudadano.
Cuando llega la persona violentada, encuentra un vinculo de derivación, acogida y contención, evaluación y apoyo voluntario en los talleres, donde se trabajan sus miedos, su autoestima y relajamiento corporal, potenciar sus fortalezas, desconstruir roles y mitos, desnaturalizar la violencia intrafamiliar.
Cuando la víctima termina su periodo de recuperación en Casa Yela, se recomendaría hacer un seguimiento de cada uno de los casos, situación insostenible por falta de recursos.

Casa Yela participa activamente de la Red Chilena Contra La Violencia Doméstica y Sexual. Este es el primer año, desde su creación. que se adjudicaron el proyecto de asociatividad DOS (Dirección de Organizaciones Sociales) y que les permitirá ampliar su rango de acción y acercarse a mujeres en riesgo a cuatro sectores de Talca.
Actualmente, trabajan en Yela seis voluntarias que dividen y turnan su tiempo de manera totalmente gratuita, apoyando, orientando o simplemente conversando con cada una de las victimas.

Teléfono de contacto es: 23 49 88 de Talca
Mail: leonarda_gutierrez@hotmail.com

Tania Ortiz

Comentarios



Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris