Facebook Twitter Google +1     Admin

Se muestran los artículos pertenecientes al tema Violencia contra la mujer.

Declaración Pública: Apoyamos urgente demanda en Chile de aborto terapéutico

20081026144950-aborto.jpg


Solidaridad con Karen Espíndola

Adhesiónes: agomez@reddesalud.org

El derecho de las personas a decidir libremente sobre su sexualidad y reproducción es un derecho humano reconocido en instrumentos jurídicos de valor universal. Esto implica, entre otras cosas, la libre opción sobre la maternidad de acuerdo a los propios proyectos y condiciones de vida.

Por lo tanto, las organizaciones de mujeres abajo firmantes solidarizamos con la demanda urgente de aborto terapéutico hecha por Karen Espíndola, quien a sus 23 años y con cinco meses de embarazo, enfrenta un diagnóstico de Oloprosencefalia, malformación fetal incompatible con la vida en la cual no hay desarrollo del cerebro, afectándose incluso el macizo facial.

Reconociendo la magnitud del daño a su salud mental tanto por el diagnóstico como por la imposibilidad de acceder a la interrupción segura y legal del embarazo, Karen pide que se modifique una legislación que constituye una forma explícita de violencia y tortura impuesta por la institucionalidad, a la que interpela sin encontrar respuestas.

La reposición del aborto terapéutico, vigente en Chile hasta 1989 cuando fue derogado por el régimen dictadorial de Pinochet, es una deuda que esta democracia mantiene con los derechos humanos de las mujeres, a quienes se las obliga a cursar embarazos con riesgo de vida, cuando han sido violadas o cuando el feto presenta graves mal formaciones, desconociéndolas totalmente como sujetas de derechos sobre sus cuerpos y sus vidas.

Demás está decir que la demanda de aborto legal también alude a muchas otras condicionantes sociales que moldean la experiencia reproductiva de las mujeres, tales como: pobreza, exclusión, marginación, violencia, falta de vivienda, desempleo, hacinamiento, falta de acceso a servicios de salud sexual y reproductiva, entre otras. Si una sociedad no ofrece las garantías necesarias para una maternidad protegida, valorada y reconocida, las mujeres continuaremos enfrentadas a la opción de interrumpir un embarazo no deseado o no previsto. Pero serán las más pobres las que accederán a procedimientos inseguros e insalubres y podrán ser denunciadas y encarceladas, lo que transforma al aborto en un grave problema de justicia social.

En consecuencia, exhortamos a los poderes públicos, en especial a la Presidenta Michelle Bachelet, a parlamentarios y parlamentarias, a revertir el vergonzoso rezago de Chile en esta materia. Las mujeres tenemos el derecho de escoger cuándo ser madres y cuántos hijos e hijas tener, e incluso el derecho a no tenerlos. Una maternidad no debe ser impuesta por mandatos culturales o religiosos ni por leyes castigadoras que, en la práctica, constituyen un gran fracaso legislativo: los 160 mil abortos clandestinos anuales que ocurren en el país son la mejor prueba de ello.

Santiago, 21 de octubre, 2008


Organizaciones firmantes:
Red de Salud de las Mujeres Latinoamericanas y del Caribe, RSMLAC
Mesas Ciudadanas Por el Derecho a Decidir. Proyecto Safe Abortion Action Fund RSMLAC/IPPF
Foro Red de Salud y Derechos Sexuales y Reproductivos
Articulación 28 de Septiembre
Movimiento por la Emancipación de la Mujer Chilena, MEMCH
Red Chilena contra la Violencia Doméstica y Sexual
Movimiento por la Defensa de la Anticoncepción “Por la Libertad de Decidir”
Fundación Instituto de la Mujer
Colectivo Con-spirando
Solidaridad y Organización Local, SOL
Católicas por el Derecho a Decidir-Chile
Fundación Educación Popular en Salud, EPES
Asociación Nacional de Mujeres Rurales e Indígenas, ANAMURI
Marcha Mundial de Mujeres, Punto Focal Chile
Fondo Alquimia
Corporación Las Manos
Centro de Apoyo Poblacional Puente Alto, C A P P A
CENCODEL
Colectivo Araucarias
Red de Mujeres de San Joaquín
Mujeres Quinta Región
Las Choras del Puerto-Guerrilla Feminista
Colectiva Feminista Las Sueltas
PROGENERO. Universidad Academia de Humanismo Cristiano
Centro de Formación y Educación de Mujeres, CEFEM
Feministas Tramando
Isis Internacional
Área de Género, Vivo Positivo
Mujeres Comunistas
Circo Feminista
Agrupación Feministas Bíobío, REDLAC-Chile
Zulema Contreras
Red de Mujeres de Valdivia
Colectivo En-surando
Gloria Salazar Rosas
Corporación Humanas
Nueva Izquierda
Programa de Promoción de los Derechos de las Mujeres-CODEPU
Colectiva de Mujeres Públicas
Gladys Parentelli
Colectivo Lesbianas Feministas Josefa Camejo, Caracas, Venezuela

Comentarios

CONVOCATORIA! Contra la irracionalidad criminal machista!

20080803170529-convocatoria.jpg

(Visita también: Violencia contra la mujer)

La promesa del femicidia fue matarla. No lo logró. Si sale libre, podria cumplirla

Acompañemos a Ana, por ella, por otras, y por cada una de nosotras.
Para que Nunca Más ninguna mujer o niña, sea humillada, torturada o asesinada por la violencia machista.

“El agresor le enterró el cuchillo varias veces, lo deslizó desde estómago hacia abajo, le gritó que mirara la sangre, le volvió a enterrar el cuchillo en el vientre, la obligó a bajar una escalera mientras la golpeaba por la espalda, la sentó en una silla de playa y le dijo: Ahí te vai’ a desangrar. Luego puso música fuerte” (1)

Como en cada caso de violación a los Derechos Humanos, exijamos Juicio y Castigo, digamos Ni Perdón Ni Olvido, y rechacemos la Impunidad.

NOS ENCONTRAMOS EL MARTES 5 DE AGOSTO EN EL CENTRO DE JUSTICIA UBICADO EN PEDRO MONTT 1606, A 3 CUADRAS DEL METRO RONDIZZONI, A LAS 8:30 HORAS DE LA MAÑANA


¡NI UNA MUJER MENOS, NI UNA MUERTE MÁS!
¡CONTRA LA VIOLENCIA: RESISTENCIA Y FEMINISMO NO COMPLACIENTE!
¡DEFIÉNDETE, HABLA, GRITA, APOYA Y RESISTE!

Memoria Feminista, feministas autónomas
Las Kallejeras
Feministas autónomas sueltas
Lesbianas feministas sueltas

(1) Artículo “ANA MORÁN GARRIDO, GANÉ, ESTOY VIVA”.
Autora: Victoria Morales Aldunate


Comentarios



Casa Yela

20080729092741-casayela.jpg

(Visita también: Violencia contra la mujer ó Tania Ortiz)


Un oásis de paz para las mujeres violentadas

La iniciativa de crear una casa de refugio para las mujeres, nace dentro de un contexto de injusticia social (dictadura), en donde se violaron los derechos humanos y se cortaron las nervaduras sociales. En primera instancia once mujeres y dos religiosas se unieron bajo el alero de la iglesia y de la capilla "Cristo salvador" que ayudaba a apalear las necesidades básicas de la familia (ollas comunes) ubicadas en su mayoría en el sector norte de Talca. De esta forma comenzaron una larga lucha por los derechos de las mujeres, protestas, marchas, aprendizaje, preparación y empoderamiento de las educadoras.

En el año 1986, Casa Yela, dá sus primeros pasos como iniciativa focalizada, en la violencia hacia la mujer. En aquellos años, era solo una de las siete casas de acogidas en todo el país y apenas daba abasto a la gran demanda de victimas, estando además , siempre al borde de su cierre por falta de financiamiento. En 1989, realiza una investigación en el sector que sirvió de insumo para la primera ley - 19 325 - de violencia intrafamiliar.

Su nombre deriva de la combinación de los nombres de dos de sus tres fundadoras; Yesica y Laura, y que en la actualidad han dejado de formar parte de la institución, la tercera mujer actualmente directora de la institución, es Leonarda Gutierrez.

1990 - 1994 apoya con financiamiento y capacitación SOL.(Solidaridad y Organización Local)
1994, adquieren personalidad jurídica.
1994 - 2004, tierra de hombres, se interesa por la organización, y la financia por diez años.
1995 arriendan la casa donde hoy actualmente funciona .
El 25 de nov de 1986, luego de un año de arrendar la propiedad, es adquirida y fundada Casa Yela gracias al apoyo de un proyecto suizo, teniendo desde entonces como única dirección Villa Las Palmas 14 Sur 2 y 3 Poniente n° 37.

Desde su creación, miles de mujeres han recibido apoyo de la organización, con un promedio anual de 49 mujeres y sus respectivos hijos.
Institución autónoma y totalmente independiente, el único apoyo que reciben hoy, es el aporte de la municipalidad de Talca con una suma fija de 0 000 mensual, dineros destinados a cancelar los gastos comunes y cifra independiente del número de victimas que estén acogidas.

La unidad de victimas de la fiscalía de la región del Maule aporta la cantidad de 000 diarios por mujer, y 000 por cada hijo que requieran su derivación a este centro de acogida.
Pero muchas mujeres son derivadas de otros organismos, como carabineros, investigaciones, colegios, consultorios, o de manera independiente, en cuyo caso, Casa Yela no recibe ningún recurso por mujer refugiada. Sin embargo, las puertas de esta institución, jamas ha sido negada a ninguna victima, siendo solo cualquier tipo de violencia motivo y requisito más que suficiente para gestionar su ingreso. Pero los recursos siempre son insuficientes y para ayudarse realizan también diversas actividades como colectas, mateadas y rifas. "Hoy estamos con el servicio telefónico habilitado solo para recibir llamados. La cuenta de la luz y el agua, están con deuda atrasada" dice Leonarda "pero nosotros, seguiremos funcionando", afirma con decisión..

Casa Yela acoge sin distinción, ni discriminación de edad, cantidad de hijos, nivel socioeconomico, lugar de residencia, nivel de estudios, color político, ni creencias religiosas de ningún tipo. Aquí, todas son iguales y unidas por el mismo motivo; ser victimas de violencia intrafamiliar, que no necesariamente, y que por lo general es así, es ejercida por su pareja. Hay casos también en que este abuso de poder, es realizado por hermanos, padres, o incluso hijos de las victimas.
Una vez en Yela, la mujer es recibida en un grato ambiente familiar, y donde dentro de sus instalaciones podrá gozar de un techo seguro, una infraestructura solida, firme, sin filtraciones de ningún tipo, ningún vidrio roto, ninguna pared manchada o rayada, ninguna puerta, ni instalación eléctrica en mal estado. Tiene en su segundo piso cinco habitaciones totalmente amobladas y que proximamente, y por la alta demanda de victimas, serian ampliadas a ocho. Hay que agregar que desde el año 2006 Yela, no ha estado ni un solo dia, sin tener victimas en sus dependencias. Calefacción, dos baños en excelentes condiciones de infraestructura e higiénicas con ducha caliente, lavadora, son otras de las comodidades que este centro ofrece.
Amplio patio techado y un gimnasio cerrado son ocupados para realizar talleres de yoga, taichi, trabajo corporal, desarrollo personal y aerobica.

Objetivos de Casa Yela

Brindar atención y orientación en forma integral a la mujer que sufre de violencia al interior de su hogar.
Dar acogida a mujeres y sus hijos que estén en situación de riesgo.
Concientizar a la comunidad acerca de la violencia intrafamiliar. Asumir y responsabilizarse.
Realizar acciones de prevención de violencia a través de talleres de desarrollo personal, jornadas y actividades recreativas y artísticas para las mujeres.
Incidir en las políticas publicas y hacer control ciudadano.
Cuando llega la persona violentada, encuentra un vinculo de derivación, acogida y contención, evaluación y apoyo voluntario en los talleres, donde se trabajan sus miedos, su autoestima y relajamiento corporal, potenciar sus fortalezas, desconstruir roles y mitos, desnaturalizar la violencia intrafamiliar.
Cuando la víctima termina su periodo de recuperación en Casa Yela, se recomendaría hacer un seguimiento de cada uno de los casos, situación insostenible por falta de recursos.

Casa Yela participa activamente de la Red Chilena Contra La Violencia Doméstica y Sexual. Este es el primer año, desde su creación. que se adjudicaron el proyecto de asociatividad DOS (Dirección de Organizaciones Sociales) y que les permitirá ampliar su rango de acción y acercarse a mujeres en riesgo a cuatro sectores de Talca.
Actualmente, trabajan en Yela seis voluntarias que dividen y turnan su tiempo de manera totalmente gratuita, apoyando, orientando o simplemente conversando con cada una de las victimas.

Teléfono de contacto es: 23 49 88 de Talca
Mail: leonarda_gutierrez@hotmail.com

Tania Ortiz

Comentarios

Descripción de una violación?

20080514220653-violacionsexual.jpg

Estupidez número Dos
(La número Uno está más abajo)

Si un hombre mete los dedos en la vagina de una mujer que duerme, podria ser considerado como violación según la Corte Suprema sueca. Pero si a algún machito acomplejado se le ocurre masturbar a una misma que duerme, no lo es. Cuál es la diferencia, me pregunto yo? Porque en ambos casos se trata de una mujer que está durmiendo, y cuya capacidad de decidir si quiere ser de la partida o no, simplemente está excluida
La Corte Suprema de este país ha prometido una respuesta concreta al respecto a corto plazo, para evitar "malos entendidos".

Pero al márgen de la conclusión a la que lleguen, me parece absurdo partir siempre del estado en que se encuentra una mujer cuando se condena un acto sexuál sin su consentimiento. Porqué no se condena de la misma manera a un frustrado sexuál masculino por lo que hace? sin “ayudarlo” a entender con prejuicios juridicos que su accionar contra la libertad de las mujeres, es algo que podria ser discutible?

O será tal vez que los decrépitos de la Corte Suprema siguen considerando a la mujer como un objeto sexual al cual el hombre deberia utilizar de manera correcta so pena de una reprimenda y nada más?

Comentarios



Troglodita Erectus Eyaculatus

20080428152526-trogloditas4.jpg


La situación de la mujer tanto en Chile como en otros países, deja mucho que deseár. La violencia institucionalizada a través del terrorismo de estado que impuso el homosaurio durante casi veinte años en Chile, es un fenómeno que ha “legitimado” todo tipo de violencias como una forma normal de solucionar cualquier conflicto. Violencia que se expresa de distintas maneras, no menos como terror psíquico que el Pitecantropus Erectus, o el eslabón perdido de Darwin, utiliza contra la mujer.

Pero no es solamente un producto directo del terrorismo de estado lo que ha contribuido a la violencia del hombre contra la mujer, pues en países como Suecia, que nunca han sufrido de violencia estatal, estos atentádos crecen de forma alarmante.

En Austria la policia descubrió a una mujer que habia vivido en cautiverio durante 24 años, secuestrada por su propio padre. En una habitación escondida en el subterráneo de la casa en la que vivía el vejéte, abusó sexualmente de ella desde que su hija tenia 18 años. La denunció como desaparecida y nadie más se preocupó del asunto. La mujer parió siete hijos, uno de los cuales murió al nacer, otros cuatro fueron adoptádos de forma ilegal, y dos de los otros, un muchacho de 19 años y otro de 18, nunca habian visto el mundo exterior que los rodeaba.

Una niña de 9 años que residía en Calama, en el norte de Chile, quedó embarazada producto de reiteradas violaciones por parte del conviviente de su madre. La legalidad patriarcal antiabortista, la obligó a parir en el año 2005.
En Hualañé, Curicó, Chile, el 28 de febrero de 2005, Belén Ramírez de 23 años fue asesinada por su novio al interior de un vehículo policial con una pistola 9 milímetros, ante los carabineros que al detener al agresor, subieron a víctima y femicida juntos en el mismo carro.

El femicidio de Katherine Casas Cordero – que murió degollada por su marido tras denunciarlo en tribunales -, evidenció la lentitud y desidia del sistema. Presentó una denuncia en julio de 2007 en el Primer Juzgado de Familia, pero fue citada para el 12 de octubre. Fue asesinada antes, en el Chile de la Concertación democrática de la Bachelet…

La Casa de primera acogida de la IELCH atendió a 88 mujeres el 2006, la mayoría de las comunas de San Ramón y El Bosque en Santiago de Chile. Hay casos dramáticos. Asisten a Cecilia y Jessica, dos de las hijas de Angelina Navarro, asesinada por su esposo, Héctor Orellana, en marzo de 2007. "Su caso demuestra que para el sistema la palabra de una mujer sigue valiendo menos", dice la terapeuta Eliana Salinas. Angelina trabajaba como costurera y cuidaba a su nieto. Denunció a su esposo por amenazas de muerte y violencia y dijo que tenía armas de fuego. Carabineros acudió y lo sacó de la casa, exhortándolo a entregar las armas, pero no allanaron. Héctor Orellana escondió un arma con la que mató a su esposa. Volvió de madrugada e irrumpió en la casa. La apuntó y obligó a salir bajo amenaza de que la mataría delante de la niña menor. Le disparó varios tiros frente a su casa. Luego llamó por celular a una de sus hijas: "Tu mamá está muerta", dijo. "Hoy sus hijas pasan por graves problemas económicos, depresión y dolor. Una de ellas abandonó estudios para trabajar. Otra hace el trabajo doméstico. Viven en la casa que está a nombre del padre femicida y no saben qué pasará con ellas", agrega Eliana Salinas.

Y parece ser que ni con todas las campañas del mundo, se acaba esto de los femicidios, comenta Tania desde una ciudad del sur de Chile, en donde vive oculta desde hace más de un año por reiterádas violaciónes, maltrato familiar y estafas que sufrió por parte de su “marido”. Y en estos días una mujer de 54 años fue asesinada por su pareja, comenta Tania y continúa, otra joven de 20 años quedó en estado grave, luego que su "pololo", la golpeara una y otra vez con un martillo, a raiz que ella decidiera terminar la relación . Otro maldito,agrega, dejó en estado de coma a su mujer y a su pequeño hijo, de sólo 8 méses de edad, quién después de un par de días de agonia, termino por morir!

En el Yémen una niña de tan sólo ocho años logró por fin la separación legal que un tribunal de ese país le “otorgó” la semána pasada. Nojud Mohammed Ali, la niña de marras, fue obligada por su padre a cambio de una suma de dinero, a contraer matrimonio con Faez Ali Thamur de 28 años de edad.
”Por fin podré continuar en la escuela!”, fue el unico comentario de la niña, cuando se enteró de la decisión del tribunal yemenita.

En Suecia, el criminalista Leif G. W. Persson, afirma que el lugar más peligroso para una mujer, es su propia casa. Y estadísticas del año pasado hablan por si solas:

- Un termino medio de 48 denuncias diarias por violencia contra la mujer, fueron registradas. Atentádos en donde la mujer y el acusado tenian algún tipo de relación social.

- La policia registró 221 denuncias de violaciónes por més. En su gran mayoria fueron llevadas a cabo en la casa de la victima.

- Un termino medio de 16 mujeres al año son asesinadas por hombres con los cuales las víctimas han tenido una relación cercana.

Me acuerdo del slogan de una campaña contra la violencia hacia la mujer que decia ”Más policias en las calles, para que las mujeres se atrevan a salir solas!” comenta Claes Borgström, representánte judicial de un organismo estatal por la igualdad y los derechos de la mujer, y continúa con algo de resignación en su voz, ”mas lamentablemente es en sus propios hogares en donde las mujeres arriesgan a ser violadas o maltratadas”.
En ocho de diez casos de violación sexuál contra mujeres de más de 15 años en Suecia, el autor del delito es algún conocido de la mujer violentada: o es su ex ó actuál esposo, o su novio o su convivente.

Una de las conclusiones que yo puedo sacar entonces, es que para cualquier mujer del mundo, implica un riesgo mortál el sólo hecho de comenzar una relación con un hombre, lo que de ninguna manera puede ser aceptádo.


Los datos de casos chilenos fueron obtenidos gracias a Victoria Morales Aldunate de http://feministautonoma.blogspot.com, Chile.

Comentarios



DECLARACIÓN RED DE APOYO FEMINISTA AUTÓNOMA AL PUEBLO MAPUCHE

20080129105018-mapuches9.jpg

Acción de mañana martes 29, se suspende hasta saber declaración de la lamngen Chepa

 

Sabemos que los medios oficialistas y algunos medios alternativos han comunicado que la lamngen Patricia Troncoso Robles depuso su huelga de hambre, y esperamos, honestamente, que así sea porque queremos que viva. Como dicen nuestras compañeras argentinas: si la Chepa se muere de Dignidad, Nosotras nos moriremos de vergüenza…

 

Sin embargo, también esperamos que sea verdad, lo que los medios de comunicación informan: que las demandas de la Chepa serán cumplidas por el gobierno de Michelle Bachelet y de la Concertación de Partidos por la Democracia.

Estamos seguras que la lamngen Patricia sabe qué hacer y cómo responder. Sabemos que ella tiene una convicción política desde la que actúa y, por ello, esperamos a mañana, en que ella entregue una declaración pública en la que confirme o no, el término de la Huelga de Hambre. Por esta razón suspendemos la acción de mañana, amigas, compañeras y lamngen, hasta nuevo aviso. 

Por otra parte, justas demandas como el Fin de la militarización en el territorio mapuche –que, sabemos, abusa a mujeres, niñas y niños y asesina a hombres-, la derogación de la Ley Antiterrorista y la liberación de tod@s l@s pres@s polític@s mapuche y no mapuche, siguen planteadas y sin respuestas de parte del Gobierno de la Concertación.  

El Racismo y la persecución son Patriarcado, y seguiremos  presentes en la denuncia y la protesta contra estos flagelos que azotan a nuestra sociedad, a nuestro pueblo y a la humanidad. 

¡NO AL FEMICIDIO DE ESTADO!

¡NO AL ETNOCIDIO! 

Comunicaciones feministas autónomas

Memoria Feminista, feministas autónomas

  

Saludos feministas autónomos

¡BASTA DE FEMICIDIO DE ESTADO!

¡NO MÁS ETNOCIDIO! 


Comentarios

CASTIGO POR DECIRLES NO, A LOS PRECUSORES DEL “NO”

20071125093244-violenciamujeres.jpg

Prisión política de Flora Pavez Tobar 

La Concertación sufre paranoia dictatorial grave, sostiene un estado de derecho que parte presumiendo culpables de delitos terroristas a quienes han mostrado desacuerdo con sus políticas, arrastra por décadas procesos antiterroristas abiertos, acusa falsamente a ex presos políticos y así castiga las vidas de la gente que se atrevió a decirles que “NO”… ¡A ellos!: Los precursores del “Vamos a decir que NO” el año 1989. A Flora Pavez Tobar, como a muchas y muchos, la Alegría que decían que venía, ni siquiera la rozó y, ciertamente, dice más de esta “Democracia” que de Flora, el que ella, que fue detenida en dictadura, sea presa política en “democracia”. Es decir presa política no reconocida como tal, pero “¡Dime de algún gobierno que reconozca a sus presos políticos!”, desafía el abogado de derechos humanos de FASIC, Fundación de Iglesias Cristianas, Alberto Espinoza Pino. Está claro, esta demosgracia hace lo que cualquiera de estas falacias, por eso a esta presa política chilena en un gobierno “femenino”, no le han prestado ayuda hospitalaria ante malestares de salud, la han allanado y hasta han taladrado las paredes de su celda “para ver si planeo alguna escapatoria o escondo algo, no sé…”, declara Flora, molesta.  Ella es presa política por segunda vez por culpa de un proceso del año 92 (¡de hace 15 años!), y  aún no sale de su asombro por la manera en que la detuvieron, totalmente fuera de contexto: “4 autos y 12 hombres para mí sola en San Vicente de Tagua Tagua (su pueblo en la 4ª región), que me esposaron y me metieron violentamente a uno de los autos sin explicarme absolutamente nada, me llevaron a Santiago, al Cuartel de Investigaciones de Chile, departamento 5º en Borgoño, no me informaron nada nuevamente, y recién al otro día, esposada y con grilletes, en la Fiscalía 4ª me dijeron que era por los procesos del 92”.

“NOS SIGUEN CASTIGANDO”

Flora se encuentra actualmente en el SEAS, Sección Especial de Alta Seguridad de la Cárcel de Mujeres donde conversamos con ella hasta que las gendarmes nos echaron. Hablamos de su vida y hasta nos reímos, compartimos relatos y la esperanza de que salga pronto.   “Luchamos por un Chile distinto”, relató “y nos siguen castigando porque tuvimos la rebeldía de luchar por eso. Soy de las mujeres de los años 80, que a diferencia de las que hoy están en el poder, continuamos buscando un Chile justo. Los que están ahora en La Moneda, en el Parlamento, en los Ministerios, son los mismos que en el gobierno de la Unidad Popular apoyaron el golpe. Cuando yo vi que quedaba inconclusa esa lucha, que todos empezaron a irse pa’ la casa, yo no podía y no quería hacer lo mismo. En verdad, nada había cambiado, era sólo maquillaje, y eso lo sabíamos todos, y yo no iba a autoengañarme con lo de La Alegría que ya venía… Me tomaron en el 92 y estuve con otros compañeros 42 días en huelga de hambre, cumplí 5 años y medio adentro, y me parece suficiente. Ahora quería hacer trabajo social en poblaciones, talleres y organizaciones de mejoramiento de la calidad de vida, trabajar, mantenerme, desarrollar mi relación de pareja, pero estoy acá, por algo de hace 15 años”… El abogado de FASIC, explica –aunque para ser sincera, esta comunicadora no entiende y no es que él no sea claro o mis neuronas no me acompañen, sino que los paradigmas legales me indigestan- que Flora a pesar de haber estado 5 años y medio tras las rejas y otros 8 años y medio firmando en la Fiscalía, legalmente “no ha cumplido condena aún”. “Ella tiene 3 penas, pero es una gran injusticia que esté en la cárcel de nuevo, porque resulta que en Chile, en los años 90, se arbitraron medidas para que no hubiera presos políticos. Además estamos hablando de una mujer reinsertada, con una vida de trabajo y esfuerzo”. En Gendarmería de Chile, cuyo lema es “Vigilar, atender, rehabilitar” (como si Harboe, subsecretario del interior hubiera sido el filósofo fundador de esa institución) dicen que  Flora, tiene una causa por “Delitos, daño y lesiones graves” que ingresó el 4 septiembre y que su condena actual serían 3 años y un día, más uno, más 541 días. O sea, 4 años 1 mes y 25 días aproximadamente, que si los sumamos a los 5 años y medio en la cárcel y a los 8 y medio firmando, nos dan más de 18 años… ¡Y ya no queremos contar más las injusticias y falacias de estas democracias tan desgraciadas!

¿CÓMO ES FLORA?

Una mujer pequeña, pero fuerte, clara en sus planteamientos, sencilla y afectuosa, que sonríe bastante, incluso ahora. Cuenta que desde sus 18 a sus 29 años, hizo “trabajo social”, de ese que se suele hacer por el placer de empujar a un mundo que no quiere avanzar solo. Era trabajo y vida comunitaria, talleres, juegos con los niños y niñas, reflexiones grupales, ollas comunes, con organizaciones de allegados, con mujeres y sus hijos e hijas, en poblaciones populares. Eran los años 80 que bullían de represión, pero también de fuerzas para haber cambiado esto que tenemos ahora…  A los 14 años, en el 77, se dijo: “No voy a ser una mujer más”…Quería decir, explica, que su imagen de los hombres, de cómo trataban y se portaban con las mujeres, no era de las mejores, entonces ser una de ellas, sin educación, sin autonomía, con una chorrera de hijos que nacían tan pobres como ellas, metida en la casa, no era lo que buscaba vivir. En su pueblo no había Enseñanza Media, para proseguir estudios luego de la básica, si quería ir a la Media, debería haberse desplazado todos los días a otra ciudad y no había plata para eso en su familia con un sueldo de obrero, una madre que se dedicaba al trabajo impago de la casa, y varios hijos e hijas además de ella. Por eso a los 15 años, emigró a Santiago donde ya se encontraba su hermana mayor, y buscó trabajo “en lo que fuera”. Y lo que fuera, ya se sabe, para las mujeres pobres en Chile como en toda Latinoamérica, es un abanico estrecho, así es que comenzó a trabajar como empleada doméstica y también en talleres de costura. Gracias a su salario, retomó sus estudios medios en un Liceo nocturno y años más tarde aprendió digitación en computación.  Así, le llevó la contra, una vez más, a su padre y a todos los padres que a menudo dijeron: “¡Y pa’ qué va a estudiar!”… -¡Y pa’ que va estudiar, si es linda!, ¡y pa’ qué va a estudiar, si se va a casar!, ¡y pa’ que va estudiar, la suelta!- Además tampoco, en ese tiempo aceptó casarse ni tuvo hijos, porque fue lo que eligió junto con su postura política. “No porque no tuviera ganas, sino porque tenía más ganas todavía de hacer otras cosas, y no me veía arrastrando hijos o hijas en ese torbellino que era mi vida, una vida que en todo caso, me gustaba y asumía como mi proyecto social y político”… ¿Han notado, que a veces los hombres se van a las guerrillas, a la revolución o lo que sea, y dejan hijos regados? Bueno, ella no quiso hacer eso.

TORTURAS Y ABUSOS EN “DEMOCRACIA”

En el año 89, a los 26 años, el 8 de marzo, Flora cayó detenida haciendo rayados en la calle. Tres años después, en 1992, fue torturada y abusada. Esto, ya en supuesta democracia, con Aylwin, aquel ex golpista que lloró por la tele cuando reconoció las violaciones a los derechos humanos… En la comisaría Las Tranqueras del barrio San Pablo, en Santiago, uno de los carabineros de civil que la torturaban le gritó: “¿Te acordai’ de mí? ¿Te acordai’ de cuando caíste el 89? ¡Te dije que te iba a costar caro!”. Flora en realidad ni se acordaba, pero ellos sí. Y vendada, esposada, desnuda, amarrada de pies y manos, puesta en la parrilla eléctrica, abusada sexualmente, “manoseada, humillada”, como todas las mujeres que son doblemente vejadas por el sólo hecho de ser mujeres, vio violados sus derechos humanos una vez más, tanto o más de lo que habían sido violados en dictadura. También en esa ocasión, los torturadores le echaban en cara que no se hubiera casado ni tuviera marido: “Que si hubiera tenido hijos y hombre, no habría andado hueveando, como ellos decían. Así es que yo me inventé un pololo para que me dejaran tranquila de una vez”, explica Flora. Bajo torturas reconoció ser integrante del Movimiento Juvenil Lautaro, y quedó presa por 5 años y medio. El proceso en algún momento de su latigudo desarrollo, llegó a fojas 0 por falta de pruebas y porque no hubo ni siquiera reconocimiento de testigos, pero, “misteriosamente, volvieron a abrirlo, y quedé firmando, hasta el 3 de septiembre recién pasado en que llegaron con todo su circo a buscarme a mi pueblo, y me sacaron de allí, delante de todos mis vecinos, mostrándome como si fuera alguien muy peligrosa”. 

IMPRESENTABLES

En los últimos años, Flora, ahora en pareja con Jorge, también ex preso político de la “democracia”, consiguió una vivienda propia, y si bien, ella y su pareja, por sus antecedentes políticos carcelarios, no han podido elegir los trabajos asalariados que han encontrado (¿pero quién puede hacer eso en el $hile neoliberal?) igual han trabajado para mantenerse y pagar un subsidio habitacional, como temporeros en la fruta, y ella además como empleada doméstica. Jamás han podido acceder a atención en salud más que como indigentes, ni a algún beneficio de los que tienen los ex pres@s polític@s y exonerados de la dictadura.  Para ellos y ellas, nada, sólo más persecución, lo que parece, otra estrategia concertacionista para mostrar su complacencia a los dueños de $hile y también una manera de minimizar la impunidad, comparando a personas actuantes a partir de sus ideas con agentes de un Estado dictatorial, el de Pinochet, que cometió crímenes contra la humanidad. El último año, habiendo descripciones atroces de procedimientos de exterminio a las víctimas y habiéndose probado la participación directa de criminales procesados como Freddy Enrique Ruz Bunger, Carlos Arturo Madrid Hayden, Álvaro Julio Federico Corbalán Castilla y Sergio Antonio Díaz López, en el caso del detenido desaparecido Juan Luis Rivera Matus, la sala Penal de la Corte Suprema resolvió anular la sentencia que los había condenado a 10 años de presidio mayor por una de 3 años de presidio menor en su grado medio para Ruz Bunger y Madrid Hayden (con remisión condicional) y de 4 años de presidio menor en su grado mínimo a Díaz López con libertad vigilada, lo mismo que a Corbalán Castilla. En el caso de la desaparición de Luis Vidal Riquelme y los homicidios calificados de Cesáreo Soto y Rubén Acevedo, la Segunda Sala Penal de la Corte Suprema aplicó prescripción por tres votos contra dos y absolvió al criminal condenado por sus muertes, José Basilio Muñoz*Es decir, los mayores criminales, torturadores y violadores, con penas de 3 años y en definitiva sueltos, mientras Flora está encerrada habiendo cumplido ya 5 años y medio adentro y otros 8 y medio fuera de la cárcel: ¡Esta democracia es un desgracia!, como decimos las feministas autónomas desde los 90, sí, y además ¡impresentable! 

Victoria Aldunate Morales

Memoria FeministaFeministas Autónomas

memoriafeminista2004@yahoo.es

feministautonoma.blogspot.com 

*Juan Luis Rivera Matus, Electricista, ex dirigente sindical de Chilectra y militante del PC,  detenido el 6 de noviembre de 1975. Luis Vidal Riquelme, detenido desaparecido que iba en la misma patrulla militar con Cesáreo Soto González y Rubén Acevedo Gutiérrez, cuyos cuerpos fueron encontrados en los días posteriores al golpe del 73 en el río Loncomilla.


Comentarios

49 + 1 = 50

20071018010455-moraloficial.jpg

Cincuenta femicidios se cumplieron ayer. Felicidades, machistas de mierda! Que cincuenta es la mitad de un siglo, pero una cifra que deberia estar en cero si no fuera por ustedes. Y mientras algunos hombres matan a sus mujeres, lei en un diario que un periodista extranjero catalogó a Chile como un país hot. Opinión que seguramente satisface a los machistas tercermundistas de esa pobre región del planeta, pues se basa en los miles de cafés con piernas femeninas, los passapoga y otros miles de night clubs destinados a empresarios, diplomáticos y políticos parasitarios, entre otros, o el moderno sistema de "dama de compañia" con servicio completo, tipo geisha nipona de país desarrollado.

 

Y Nati adolescente, pagó con suicidio por su amor al sexo deshinibido en la sociedad católica fundamentalista que la parió, mientras curas, monjas y monseñores de la misma torturan, violan y desprecian la vida con argumentos eclesiasticos añejos, sin que nadie los condene.

  

La religión es una mierda y debe ser combatida por donde quiera que aparezca! Y que se me perdone el oportunismo, pero la globalidad en este caso es justificada, cuando se trata de luchar contra todos aquellos patriarcas putrefactos que estan convencidos que matar a una mujer, hace parte de la crianza de los hijos.

  

Y a todos aquellos que creen que con el poder de las armas o de la opinión oficial caduca estan en condiciones de condenar a otros, pues que intenten tirar la primera piedra si estan libres de pecados.

Amor libre! Ora pro nobis… 


Cartas al autor

Uso y abuso de un Crimen contra la Humanidad

20071013022222-locura.jpg

¿CUÁNTAS CRUCES MÁS?...

¡El diablo vendiendo cruces! ¡Trivelli, precandidato presidencial, coloca cruces por las mujeres muertas por femicidio que él contabiliza muy mal! Tan mal como los medios de comunicación y el Gobierno. No sólo las asesinadas por sus parejas y ex parejas es femicidio. Todo crimen sistemático tiene un componente misógino. Juana Calfunao que fue hecha abortar por golpes en la 2ª Comisaría de Temuco en el año 2000, ha sufrido violencia de Estado racista y misógina y también su madre y la madre de su madre, y todas las mapuche desde hace más de 500 años.

  

i Juana y Luisa Calfunao, sus familiares y otros mapuche rebeldes, están presos y al 12 de octubre de 2007, supuestamente “Día de la Raza”, las dos mujeres llevan 65 días de huelga de hambre! La señora Lily Pérez y el señor Sebastián Piñera –otro candidato, esta vez de Renovación Nacional- también en octubre han dicho estar “muy preocupados por los femicidios”. Claramente, el femicidio es una realidad preocupante, ¡cómo no conmoverse!… Pero ninguna derecha pareció “conmovida” en los años 70 y 80 cuando los cuerpos de las mujeres de la Unidad Popular eran vejados para rebajarlas en su dignidad, para someterlas, controlarlas, dominarlas y mostrarles que la lucha política no es cosa de mujeres.

ACTIVISMO CONTRA EL FEMICIDIO NO ES POLÍTICA DE DICTADURAS

Lelia Pérez, sobreviviente de la dictadura de Pinochet, mirista y feminista, recordaba en los 90 que los torturadores trataban a las mujeres como tontas útiles de los hombres. - ¡No te creai' que por ser mujer, te voy a tratar mejor!- fue lo primero que oyó cuando llegó al centro de detención (1). ¡Y claro que no! Los agentes de la DINA hacían orgías violadoras los Años Nuevos: violaciones con objetos y animales, torturas delante de algún familiar (pareja, hijos e hijas), obligación de escuchar el llanto de sus niños y niñas, abortos por tortura o embarazos por violación… Eso, fue violencia política fascista dictatorial avalada e instalada por la derecha golpista de la que la derecha, supuestamente renovada, es heredera, y no lavará su conciencia con discursos “de género”.

Aquella fue violencia contra la izquierda chilena y también violencia misógina: A las mujeres, había que ponerlas en su lugar, mostrarles que deben estar entre 4 paredes y no metidas en política, eran culpables de ser “mujeres de terroristas”, “maracas”,” comunachas”, “upelientas”… Estoy segura que Pérez y Piñera no han olvidado ese glosario que estuvo en sus celebraciones con champaña el 11 del 73.

LA VIOLENCIA CONTRA LAS MUJERES TAMBIÉN ES POLÍTICA, Y FASCISTA

Femicidio, define el acto de asesinar a una mujer por ser mujer. Es decir que se la mata “por no cumplir con el rol de género que le asigna el Patriarcado”, por resistirse, por dejar de tolerar, por salirse de la dinámica machista. El concepto (2), se trata de crímenes de odio contra las mujeres y es sólo el último paso de un fenómeno realmente amplio: la Violencia contra las Mujeres, un conjunto de formas de violencia que construyen una política sistemática de control y dominio sobre los cuerpos, las acciones, los pensamientos y las psiquis de las mujeres.

Se trata de mostrarles dónde está el límite femenino, como a los judíos en la Europa Nazi, como a los palestinos en el actual Estado de Israel, como a los disidentes en la Unión Soviética estalinista. Como a los y las mapuche en el actual Estado $hileno, como el 9 de septiembre recién pasado a una profesora y dos alumnas detenidas en la marcha en conmemoración del 11 de septiembre, que fueron vejadas sexualmente en la sexta comisaría de Recoleta, en Santiago(3)… Los dos últimos ejemplos en un Estado dirigido por la Concertación de Partidos por la Democracia, a la que pertenece la DC –gestora del golpe en el 73- donde milita quien coloca cruces.

FEMICIDIO

Estas Violencias no son excepción, SON LA NORMA DEL PATRIARCADO. Desde la Edad Media se cometen estos genocidios, la “Santa” Inquisición torturó y asesinó a cientos de mujeres, judíos y gitanos por la misma razón: poder, control y dominio.

El fenómeno al que asistimos hoy en $hile y en todo el mundo, que significa más que una mujer asesinada por el agresor–que no es poco- el exterminio de mujeres, en un 99 por ciento de los casos, a manos de hombres y grupos de hombres. Es un fenómeno cometido, por individuos femicidas: maridos, convivientes, amantes, pololos, novios o ex parejas, compañeros de estudios o de trabajo. También padres, hijos, otros familiares masculinos que no asumen las resistencias, las rebeldías, la negación a sus reglas de parte de sus víctimas. Y también son cometidos por grupos: policías, cafiches, mafias masculinas, prostituyentes (clientes) de mujeres y niñas en el comercio sexual o no. Otras veces, los femicidas son agentes de dictaduras políticas, militares, paramilitares, también guerrilleros: varones en conflictos armados que consideran que violar y matar a las mujeres del otro bando es una “buena táctica”. Y otras veces, los agresores son fuerzas especiales de Estados represivos contra mujeres de pueblos originarios o guardias privados de empresas forestales y eléctricas a los que el Estado y el Gobierno ampara como hoy en $hile.

(Por eso, no se trata de que “mientras más gente esté en el tema, mejor”, No, porque muchos y muchas, sólo lo abusan para vaciarlo de contenidos políticos).

“ACTIVISMO DE GÉNERO” Y RACISMO NO CONJUGAN

Juana Rosa Calfunao, lonko de la comunidad mapuche Juan Paillalef, de la comuna de Cunco, XI Región, en Chile, ha sido detenida varias veces y juzgada por delitos como “desorden público” y “amenaza a carabineros”. Su madre también estuvo presa. En 1913, se les entregó a esa comunidad títulos sobre 120 hectáreas de tierras, pero unos años después vino la primera venganza $hilena latifundista: desapareció la esposa del hijo de Juan Paillalef, cuyo nombre no sabemos porque la bibliografía a que hemos accedido la nombra sólo como la esposa de… Ella fue violada y hecha desaparecer, y sabemos que su marido falleció en la cárcel de Valdivia por maltrato y sus hijos fueron perseguidos. En 1950, la madre de Juana Calfunao asumió el rol de Lonko y en 1973, con el golpe fue detenida en la cárcel de Temuco durante dos años, y torturada. En 1983, Juana Calfunao asumió el rol de Lonko y en mayo de 2000 fue detenida junto a su esposo y su hijo, por carabineros. Todos fueron golpeados y a Juana, los golpes le provocaron un aborto. En marzo de 2001, durante una manifestación mapuche en Temuco, su hijo fue víctima de una golpiza de la policía, ella lo defendió siendo también golpeada y dejada sin conocimiento. En diciembre de 2005, fue allanada y detenida con su hermana Luisa y puestas ambas a disposición del tribunal de garantía, donde se determinó que se trataba de una detención ilegal y se les liberó, pero en enero de 2006 Juana fue detenida nuevamente.

Hoy Juana y Luisa Calfunao, están encarceladas en el Centro de reclusión femenino de Temuco y en Huelga de Hambre. El Estado $hileno encabezado por la Concertación no ha querido reconocer la persecución y los derechos del pueblo mapuche. Tampoco reconocer que sus presos son presos y presas políticas.

Usufructo de la Violencia contra las Mujeres

En verdad, se trata del “pacto social” propuesto recientemente por la Presidenta Bachelet a la oposición y de “centrar” la “acción previa al 2008” (año de elecciones municipales) “en los grandes temas que preocupan al país”... (4). Por ello seguramente es que ordenan investigar a los tribunales, y proponen que en la legislación se cambie “parricidio por femicidio”. Pero tipificar el Femicidio no será más que cambiar una palabra por otra y no contempla los casos en que no se puede probar una relación de pareja entre víctima y agresor: para las pololas y novias, ¡nada!, las jóvenes sin hijos, las adultas sin hijos, ¡menos!, las lesbianas que sufren violencia en pareja lésbica, ¡ni existen!, todas las mujeres asesinadas por amigos, compañeros de trabajo o estudios, vecinos y cualquiera que la mate por ser mujer, ¿ya muertas, tendrán que defenderse y probar que fue femicidio? Y las prostitutas -¡Ay de ellas!- asesinadas por prostituyentes, por cafiches y mafias…¿quién las cuenta?

  

¡Sus legislaciones anacrónicas no van a reconocer que las mujeres viven violencia sistemática! Tendrían que reconocer que es un problema político coherente con todas las violencias políticas y sistemáticas que comenten los estados de todo el mundo neoliberal.

La Violencia contra las Mujeres no se enfrenta con leyecitas surgidas de la verborrea derechista (o de la derecha de la izquierdas). Cuando se acosa moralmente (sexualmente) a la mitad de la humanidad y se lo hace desde la normalidad de siglos, cuando se mata a la mujer por un acto patriarcal, no sólo se asesina el cuerpo biológico de ella, sino también se elimina una construcción defectuosa: una individua que debió ser pasiva y tolerante al varón y al Estado masculinizado, pero que se rebeló. Cuando se persigue a los y las mapuche se prosigue con el exterminio histórico de indios insumisos. Ahora, si las hermanas Calfunao siguen hasta el final como lo han planteado en una carta abierta en la que dicen: “preferimos morir de pie, firme en nuestros ideales, a vivir sin dignidad y al amparo de este gobierno corrupto y sin moral”...

¿Cuántas cruces más enterrarán en las entrañas de la tierra?    

Victoria Aldunate Morales

Memoria Feminista Feministas Autónomas

memoriafeminista2004@yahoo.es

feministautonoma.blogspot.com 

1. Periódico Feminista PUNTADA CON HILO, Nº 3, AÑO 1, Septiembre 1994. Acosos a detenidas 9 de septiembre de 2007

2. Diana Russell y Jill Radford, Feminicide/The politics of woman killing, Prentice Hall International, Nueva York, 1992.

3. El Mostrador.cl, 11 de septiembre de 2007. Hubo detención ilegal, torturas, abusos sexuales contra la profesora Claudia Macarena Fernández Contreras y las alumnas Tamara Figueroa Valdivia y María José Soto Raby en la Sexta Comisaría de Carabineros, en calle Gavilán 1980, Recoleta, Santiago. Los funcionarios policiales llevaron a cabo la humillación y el Vicepresidente de la República tomó la determinación de impedir el paso de la marcha organizada por la Asamblea por los Derechos Humanos por la calle Morandé.

4. Ppropuesta de la Presidenta Michelle Bachelet: Viera-Gallo aclara que el "pacto social" se resume en destrabar la agenda legislativa”. El Mercurio. Domingo 30 de septiembre de 2007. 

Revolución socialista es también igualdad de géneros.

20070831045938-igualdad.gif

DEDICADO SOBRETODO A LECTORES MASCULINOS 

Por Marcelo Colussi (Argenpress) 

¿Cuántas mujeres fueron golpeadas por sus parejas el día de hoy? ¿Y cuántos varones? ¿Cuántas mujeres debieron ser hospitalizadas por causas de esos golpes en el día de hoy? ¿A cuántos varones les sucedió lo mismo?
¿Cuántas mujeres debieron “pagar favores” a varones jerárquicamente más elevados en el día de hoy?
¿A cuántos varones les habrá pasado eso con mujeres jefas o superiores? ¿Qué se habrá utilizado más en el ámbito de la publicidad en vallas, anuncios televisivos, fotos, etc., en todo el mundo durante el día de hoy: mujeres semi desnudas para ofertar algún producto, o cuerpos varoniles?
¿Qué habrá habido más “engañados” matrimonialmente el día de hoy por sus respectivas parejas: hombres o mujeres?

De todos los negocios que se habrán cerrado el día de hoy -ventas de casas, de automóviles, de tierras, compras de acciones, notas de pedido en el comercio internacional, etc.- ¿de qué habrá habido más firmas como nuevos titulares o encargados de las transacciones en juego: varones o mujeres?

 

¿Cuántos varones habrán visitado algún prostíbulo el día de hoy para festejar su “despedida de solteros”? ¿Y cuántas mujeres se habrán acostado con un varón que no sea su futuro esposo para festejar la suya?
¿A cuántas bebitas mujeres se le habrá practicado la ablación clitoridiana hoy para evitar que gocen sexualmente cuando sea adulta? ¿A algún varón en el mundo le habrá pasado algo semejante hoy?

¿Cuántos hombres habrán cobrado su salario el día de hoy, en todo el mundo, como presidentes, ministros, diputados, generales, almirantes, brigadieres, gerentes de empresa, administradores de fábrica o directores de una orquesta sinfónica? ¿Y cuántas mujeres?

¿Habrán llegado borrachos a sus casas, pateando puertas y con ganas de hacer el amor pese a que su pareja no lo deseaba, más mujeres o más hombres en el día de hoy?

¿Cuántos varones habrán abandonado a la mujer que les decía que quedó embarazada de él en el día de hoy? Por el contrario, ¿cuántas mujeres habrán abandonado a su hijo recién nacido?

¿Quiénes habrán trabajado más horas en el día de hoy, sumando trabajo hogareño y no-hogareño: las mujeres o los varones?

¿Y a quiénes habrán condenado más los distintos sacerdotes de las diferentes religiones del mundo por impuros, diabólicos, impíos, pecadores y blasfemos: a mujeres o a varones?

 

Los varones que leamos esto y demos las respuestas correctas no tenemos que sentirnos culpables. O, al menos, no debemos azotarnos con un látigo para expiar culpas. Eso, en definitiva, no serviría de nada -sólo le traería más trabajo a nuestras mujeres, que serían las que seguramente nos van a curar las heridas y llevarnos una comida al lecho de convalecientes, con lo que sólo le traeríamos más problemas-. Pero sí es oportuna una verdadera actitud crítica: ser revolucionario no significa llevar una camisa con la imagen del Che Guevara. Es más que eso. No se trata, entonces, de desarrollar un sentimiento de culpa por el ancestral machismo que nos constituye: se trata de cuestionarlo para no seguir ejerciéndolo.
 

En la izquierda, es preciso reconocerlo, en términos generales ha habido una actitud bastante machista. Pero insistamos con la idea: ello no se debe a una esencia “machista y patriarcal” de la que somos portadores todos los varones genéticamente. Por el contrario, son milenios de cultura que pesan sobre nuestras espaldas. ¿Quién dijo que sería fácil desembarazarse de esa carga?
De todos modos, si nos tomamos medianamente en serio esto de “ser revolucionarios”, de “ser socialistas”, como mínimo debemos considerar muy en profundidad todas las preguntas de más arriba.
¿Qué antídoto oponer al machismo? Ni culpa ni golpearse el pecho: simplemente cuestionarlo. Tal vez no nosotros -quizá también nosotros, y mejor si así fuera- pero al menos, sí nuestros descendientes empezarán a tener otros criterios ante la cuestión. ¿Se puede ser verdaderamente revolucionario no poniendo en cuestionamiento nuestro machismo?
 

El tema de la reivindicación del género femenino, hasta bien entrado el siglo XX, fue casi un tabú en toda la izquierda, en todas partes del mundo. “Vicio pequeño-burgués” era uno de los calificativos más usuales para nombrarlo. “Distractor de los verdaderos problemas de clase”, “tarea secundaria”, “problema que se solucionaría por añadidura una vez logrado el triunfo socialista”, lo cierto es que nunca hizo parte de los valores fundamentales ni de la teoría ni de la práctica revolucionaria.
 

Pero llegó la hora de enmendar el error.
Si bien es cierto que el tema ya está puesto sobre la mesa desde hace un tiempo y que, efectivamente, se han dado pasos importantes al respecto, sigue siendo una agenda pendiente. Para todos, para derecha e izquierda. Sólo para graficarlo con un ejemplo muy explícito: en la “civilizada” Europa -donde no se circuncida a las mujeres ni se las lapida en forma pública cuando son acusadas de adulterio, donde no deben ir con la cabeza tapada ni callarse cuando hablan los varones- la violencia intrafamiliar a causa de un varón sigue siendo la segunda causa de morbi-mortalidad del colectivo femenino. Si es cierto que hemos avanzado, sin dudas aún resta muchísimo por hacer. También -y quizá más que nada- en el campo de la izquierda, por ser precisamente la pretendida vanguardia en el campo ético.

 

La mitad de la población mundial es femenina, por cuanto un mejoramiento en la condición de las mujeres -siempre en desventaja en relación a los varones, independientemente de su situación socio-económica- por sí mismo ya significaría un enorme avance en la repartición de derechos y beneficios de todos los seres humanos. Y aunque su explotación -porque de eso se trata: las mujeres viven en relación d sumisión con relación a los hombres- es de otra naturaleza distinta a la explotación de la masa trabajadora a manos de los dueños de los medios de producción (mayoritariamente varones, por cierto), subsanarla, empezarla a modificar, ponerla en entredicho, puede tener a la larga un valor absolutamente revolucionario.  La revolución socialista no se trata sólo de mejorar económicamente a las grandes masas de desposeídos; implica también terminar con toda forma de injusticia. Y la desigualad de géneros es una de las peores. Si no, que lo digan las mujeres.
 

Mes de Agosto del 2007 


Comentarios

Villegas; héroe ahuachado por ministra

20070816232202-tolerancia1.jpg

Y “Tolerancia cero” complice de la violencia, hasta que no pruebe lo contrario

 Lo reitero: la ministra Albornoz tiene manejo de lenguaje y Villegas, símbolo sexual... perdón, símbolo fálico-político de muchos hombres, pareciera, salió trasquilado. No era tan choro como mostraba, o más bien como tantos y tantas interpretaron en este $hile, paisito pequeño aislado por una cordillera, que aunque hermosa, parece desatar en nosotros el narcisismo y hacernos pensar que estamos solos en el planeta.  Villegas que en realidad de este problema, la Violencia contra las Mujeres, no sabe nada (y tampoco se informó) cultiva una imagen de referente político (en los tiempos que corren, no es difícil...) y de intelectual duro de matar, pero a la afirmación: “Me encantaría estar en la casa con el plumero haciendo el aseo, como mi esposa…” que él mismo hizo, la respuesta desafiante de la mujer que tenía al frente fue: “¿Y por qué no lo hace entonces?”. El, supuestamente brillante (en realidad brilloso, que no es lo mismo…) titubeó y las neuronas masculinas que dice que tiene, se le aconcharon, no pudo responder nada que pareciera inteligente, sólo lo que ya todas y todos sabemos: “La desigualdades, ministra…”, dijo en voz más bien bajita (así como mamón). Lo dijo ahuachado por el poder estatal de una mujer con jinetas: una ministra. Una mujer que desde su sillón oficial, institucional (patriarcal) sabe lo que dice y cómo mirar a un… nada más que opinólogo. ¡No sos nada! (lo digo a sabiendas de insignificancias en mí misma…) nada más que casi un Bombalé: bastante gritón, mediático, bueno para autoproclamarse el mejor, de yapa publicitar que ha leído Historia Medieval (en un país donde casi nadie entiende lo que lee) y ¡cómo no! también publicitar alguna aspirina de vez en cuando… Lo siento queridos amigos, varones orgullosos de su representante en el cuarto poder: se desinfló Villegas. Es lo que hay. 

Y ¿de qué se trataba la funa?A algunos “no les queda claro todavía”. Correos van, correos vienen, circulan artículos, cartas… en fin… pero no entienden (no hay peor ciego…), y sólo les falta hacer un acto de desagravio masculinista (mejor no les doy la idea)…Pero cuando se trata de los derechos humanos entendidos como masculinos, no hay preguntas. Si se trata de saqueos a quiosqueros en las protestas, las justificaciones hacen nata y nadie se para a preguntar airado “¡pero por qué!”. Ahora, si un grupo de mujeres feministas va a decirle a un canal de tv (Chilevisión) que con los dichos en su veintiúnico “programa político” (Tolerancia cero) sus comentaristas estrellas legitiman la violencia contra las mujeres, ahí se sorprenden por igual machistas de derecha y machistas de izquierda (que no hay nada más parecido que los unos a los otros) (1). ¿Da lo mismo que mueran niños de hambre en África subsariana que la tristeza de unos chicos obesos norteamericanos? El dolor es dolor, estamos de acuerdo y nos compadecemos del sufrimiento de cualquiera. Pero el fenómeno, compañeros, es distinto. Hablo con ustedes, no con Villegas, el no entendería… y ¿ustedes?... ¿Da lo mismo el repudio a un grupo neonazi que el maltrato diario a los peruanos en las calles de $hile? O es que en el caso del derecho de pernada por ejemplo (que aún se practica en países del tercer mundo) a ustedes les duele más el “honor” del marido cuya esposa es violada, que el sufrimiento de la mujer que lo experimenta en su propio cuerpo?... ¡No, mejor no me respondan!... Todo, o casi todo, les sensibiliza, el dolor de un niño, de un perro, de un viejo, de un mendigo, pero el de las mujeres: ¡Ellas se lo buscaron!  Qué da lo mismo si la víctima es hombre o mujer, que da lo mismo si la queman, cortan o apuñalan. Bueno, sí y no. Es cierto que cualquier crimen es deleznable (2). Pero a nosotras, feministas que sabemos que cada día mueren cientos de mujeres y niñas en todo el mundo por los llamados crímenes de honor (3), es decir, crímenes que cometen hombres contra mujeres porque ellas no cumplieron el rol de género asignado, y que sabemos que los femicidios son una forma más de control y dominio de un grupo humano por otro, por ende un procedimiento político, no nos da lo mismo. Y no es que seamos psicópatas ante el dolor de un hombre, es que afirmamos que no es lo mismo lo uno que lo otro porque el contexto patriarcal donde la norma es la violencia contra las mujeres, carga la balanza hacia un lado y las mujeres no partimos del mismo piso. Sociólogo de pacotilla aquel que no lo sabe ver. Político muy básico el que crea que “hay que crear un Servicio Nacional del Hombre”. Izquierdista muy reaccionario (que no es raro) aquel que diga que hay que “endurecer las penas por violencia intrafamiliar”, y que le llame así más encima: “violencia familiar”… Cuando se trata de las problemáticas políticas feministas, repetir el lenguaje del “estado capitalista y opresor” no les da ni asco. 

Se dice Violencia contra las mujeres y Femicidio, aunque les pese

Aunque desde que el mundo es patriarcal ha sido así, en 2002, los estados (tan patriarcales como siempre) vieron la luz. Se dieron cuenta de la Violencia Contra las Mujeres y la declararon universalmente una situación de emergencia en salud pública. Además de el PNUD, la OMS, Amnistía Internacional, organismos como el Banco Mundial y el BID, están “preocupados” por este flagelo, y no es que sean feministas, es un problema de plata: un informe del Banco Mundial sobre Género, Pobreza y Desarrollo de 2002, estimaba que la violencia contra las mujeres es una causa tan grave de muertes y discapacidades en edad reproductiva como el cáncer, y una causa de mala salud mayor que los accidentes de tráfico y el paludismo juntos. Un Informe de 2003 de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de la ONU, calculaba que los costos de la violencia sólo en los EE.UU. superaba la cifra de 5.800 millones de dólares al año (4.100 millones de dólares en servicios médicos directos y atención sanitaria, y casi 1.800 millones de dólares en pérdidas de productividad). También el estudio “El Impacto Socio Económico de la Violencia Doméstica contra la Mujer en Chile y Nicaragua” (4) declaraba pérdidas de 9 millones de años de vidas laborales de mujeres por causa de la Violencia.  Es una epidemia. Amnistía Internacional, informa que 1 de cada 3 mujeres en el mundo ha sido golpeada, obligada a practicar el sexo contra su voluntad o ha sido objeto de otro tipo de abusos a lo largo de su vida y que 1 de cada 5, será víctima de violación o de intento de violación a lo largo de su vida. Con respecto a la violencia doméstica no sexual, se sabe que en EEUU por ejemplo, cada 15 minutos una mujer recibe una paliza por parte de su compañero íntimo o su ex compañero íntimo, mientras en América Latina, 3 de cada 4 mujeres, son víctima de agresiones físicas en el hogar, y entre el 60 y el 85 por ciento de las latinoamericanas hemos sido blanco de algún grado de violencia sicológica (5). ¡Señores! desde hace casi dos décadas se han acuñado los términos: Feminicidio y Femicidio. La Categoría feminicidio es parte del bagaje teórico feminista y sus sintetizadoras fueron Diana Russell y Jill Radford en su texto “Femicide. The politics of woman killing” (1992). Por su parte, Marcela Lagarde, antropóloga mexicana, tradujo femicide como feminicidio. En castellano femicidio es una voz homóloga a homicidio que significa asesinato de mujeres. Feminicidio en cambio, se eligió para denominar al conjunto de hechos de lesa humanidad que contienen los crímenes y las desapariciones a mujeres. La OMS 2002, señala que la mitad de las muertes violentas de mujeres en el mundo son perpetradas por los maridos, ex cónyuges, novios o convivientes, llegando en algunos países incluso al 70 por ciento, es el caso de Chile también y no se salvan ninguno de esos países que tanto nos gusta idealizar como Suecia o Francia. Los datos indican además, que sólo el 5 por ciento de las muertes de hombres se debe a ataques de sus parejas femeninas, porque en realidad, los matones son hombres: varones matan a las mujeres y también a otros hombres (también hay cifras de eso, búsquenlas)… ¿Y de nada de esto pudieron informarse los letrados panelistas de Tolerancia Cero? ¿Andan bajos de finanzas, de tiempo o de ideas?   

Desde la autonomía, no buscamos leyes Entonces recapitulando: feministas autónomas acudimos a la funa convocada por la Red Chilena contra la Violencia Doméstica y Sexual por lo que implica usar un micrófono tan grande como el falo de Machalí (en este caso, los estudios de Chilevisión) para desvirtuar el discurso feminista contra la Violencia y el Femicidio, y porque estamos totalmente de acuerdo con que “El Machismo Mata” (6). Y nosotras agregamos que el machismo mata por acción y por omisión. Es decir hay femicidas concretos, pero también otros que si bien no han matado mujeres, son cómplices de la violencia machista por sus dichos, por su ambigüedad, por su indiferencia, por su ignorancia, por su flojera mental, por su misoginia.  Fuimos a funar a Chilevisión y su intolerancia machista expresada a través de su Programa “Tolerancia Cero”, en los dichos de tres de sus opinólogos (excepto Guillier). No fuimos a defender a la ministra Albornoz (que se defiende bastante bien sola, por lo demás) ni al SERNAM, que seguimos considerando inoperante, y menos a defender la Ley VIF que no creemos “insuficiente”, sino un gran bodrio. Tampoco andamos detrás de leyes sobre femicidio. ¿Para qué? ¿Para que se hagan en el mismo contexto que la actual, con jueces (y de pasadita juezas) falopensantes como Villegas y sus defensores, que la van a aplicar desde la ignorancia, o jueces femicidas como el de Puerto Montt (7)? ¿Para tener otro caballo de troya en forma de ley, sin asignación de recursos, blanqueadora de la imagen política de la Concertación (o concertraición, como dice mi amiga Sandra) y sus secuaces? ¿Para que otros patriarcas guatones, de derecha o de izquierda, nos la echen en cara y nos digan que ya está bueno, si ahora tienen ley qué tanto hablan?... No, no queremos eso.  Fue una funa a un puñado de machos que se hicieron cómplices mediáticos de la violencia contra las mujeres con su discurso, actitud e ignorancia concertada e intencional. Y sí, a diferencia de los otros dos que pasaron callados y semisonrientes esa fría noche del domingo 5 de agosto hacia los estudios del canal, Villegas pareció dispuesto a atropellar a tres mujeres que sostenían un lienzo (pero ellas no le dieron en el gusto). Se emocionó el comentarista y reaccionó violentamente: “descontrol de impulsos”, que le llaman y que es “el problema” de muchos agresores. Se enojó porque no quisimos “dialogar”. Nosotras pensamos que su cuarto de hora ya pasó. Si quería reflexionar podría haberse preparado para el programa y dar sus opiniones informado.  De todas formas, un punto muy sugerente se desprende de ese día. Luego de tanto ironizar con las hormonas y las emociones que él llama “feminoides”, resultó tener de las mismas: los machos también sienten… algo así como “los ricos también lloran”.

Victoria Aldunate Morales

Memoria Feminista Feministas Autónomas

memoriafeminista2004@yahoo.es

feministautonoma.blogspot.com

 

1.  NO HAY MÁS PARECIDO A UN MACHISTA DE DERECHA QUE UN MACHISTA DE IZQUIERDA”, consigna de las anarcofeministas bolivianas Mujeres Creando.

2.        Como dice Marcia Delgado D. activista lésbica independiente, escritora y columnista, en su artículo “Villegas o el Statu Quo” publicado en la revista lésbica electrónica “Rompiendo El Silencio”.

3.        Amnistía Internacional reporta que 5 mil niñas fueron asesinadas en 1999 en nombre de la honra familiar y que en general cada 2 horas una mujer es apuñalada, apedreada, estrangulada o quemada viva para “salvar” el honor de la familia.

4.        A. Morrison y M. B. Orlando, BID, Washington, DC, 1997

5.        OMS, Informe Mundial sobre Violencia de Género y Salud de las Mujeres 2002.

6.        Consigna de la Campaña 2007 de la Red Chilena contra la Violencia Doméstica y Sexual.

7.        Caso Francia Jara Peña que en el 2001 muere al momento de dar a la luz a su tercer hijo, por las complicaciones que le causaron las lesiones ocasionadas por MARCOS JOAQUÍN VERDUGO OLIVA, su marido, funcionario del Tribunal de la Familia de Puerto Montt.   



Comentarios

20070816220625-agosto.jpg

Y donde está el desayuno? preguntó y al no obtener respuesta porque esa interrogante siempre queda colgando en el aire cuando el desayuno no existe, golpeó para intentar sacar del cuerpo de su mujer las preguntas que el sabia no podrian ser respondidas. El desayuno nunca llegó, porque en su ira de no tener café matinal le rompió la cabeza y también el alma.

Me pregunto si no habrá que comenzar a enseñarles a los alumnos masculinos en las escuelas, que un pedazo de pan untado en mantequilla y una taza de liquido negro y cálido, no vale más que una vida y que si la necesidad no se los impide, pueden ellos mismos - machitos unidos - servirse el desayuno, el almuerzo y la cena sin necesidad de asesinar al prójimo femenino si no lo pueden lograr por sus propios medios.  


Up against the wall, mother fucker!


Cartas al autor

Inverosimilitudes australes

20070601183650-un-consuelo.jpg

La integridad del hombre debe ser siempre respetáda, dicen los que sáben. Me pregunto si no deberia ser lo mismo con la integridad de las mujeres. Pero pareciera que esa estupidez de que la mujer fue creada de una costilla del hombre, ha caládo hondo en el primitivo cerebro de algunos trogloditas que estan convencidos que las pingájas que llevan colgándo entre sus piernas, son lo unico que cuenta en sus pobres vidas.

Y las señales de mi correo electrónico retumban borrando hasta el tinitus de uno de mis oidos, cuando recibo la noticia de que en Chile pasó algo que jamas pense que ocurriria: hoy, por primera vez en la historia de esa sociedad patriarcal, un hombre fue condenado a 5 años de reclusión efectiva por violar a su mujer, estando casados, viviendo juntos, y con dos niños.

"Eso está muy bien!" me dice Hilda cuando hablámos por teléfono. Ella en el polo sur y yo en el polo norte. "Porque de eso se trata! Y estoy muy feliz de que por fin, más allá de lo que hizo o no hizo el machito aquél, se escuchen y se den credito a las palabras de una mujer". Hilda estaba fuera de si y crei que ya era hora de despedirme pues poco o nada me quedaba por agregar. Sin lugar a dudas, compartia yo también su alegria, pero me queda la duda de si esa condena logrará sentar un precedente en el oscuro historial de la justicia chilena.

Cartas al autor

Homosaurios consecuentes

20070523053415-sexualidad.jpg

Siempre han sido los representántes sin vaginas del poder, los que han definido - y siguen definiendo - la vida y el estátus de la mujer en la sociedad patriarcal. Trogloditas y cavernarios modernos que se han autoasumido el rol de "amos" o "dueños" de las mujeres por el solo hecho casual de haber nacido con un par de pelotas o pelotillas entre las piernas. El tamaño de las mismas en este caso parece no importar, sino solamente la condición sine qua non de llevarlas colgándo. Aunque algunos especimenes, tales como los cafiches profesionales o los católicos fundamentalistas, a menudo las cargan sobre sus espáldas.

A muchos reprimidos sexuáles les molesta que la mujer tenga una sexualidad propia y también la libertad de fornicar con quien ella eliga y no con quien le sea impuesto. El derecho de la mujer de obtener un orgásmo exquisito y delicado deberia estar estipulado en la Declaración de los Derechos Humanos, y no solamente ser considerada como un receptáculo de espermatozoides desesperádos productos de un par de sacudidas primitivas sobre su cuerpo.

Pero la actitud del machismo va mucho más allá que todo eso. Pretenden hacer de la virginidad un problema femenino cuando al único que le interesa ese estado temporal de la mujer, es al hombre. Pretenden prohibir el aborto aun cuando un embarazo sea imprevisto con todas las consecuencias negativas que eso conlleva para la mujer. No para el hombre. Y como guinda sobre la torta, pretenden motivar además que la violación sexuál (intrafamiliar incluida) es causada directamente por la mujer al comportárse o vestirse de manera provocativa, o al no aceptar tener relaciones con su "macho" cuando este amanece con sorpresiva erección, o cuando estimulado por el alcohól, se siente tan o más potente que toro sementál.

Y en concomitancia con esa "concepción" retrógrada y antifemenina, la jerarquía de la iglesia católica se empeña en hacer de la mujer una esclava del hombre. Papas, obispos, cardenales, prelados profesionales y de los otros, quieren imponernos comportamientos y actitudes de las cuales ellos mismos se automarginaron por irracionales motivos religiosos. El perro del hortelano...?

 


Cartas al autor



Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris