Facebook Twitter Google +1     Admin

El evangelio según San Guillermo

20081125133124-dioseva.jpg


(Visita también: Reflexiones desde las cloacas)


Cansádo ya de tanto rascárse los genitáles, tomó el señor de los cielos una decisión irrevocáble: crear un ser que entibiase las nubes que le servian de colchón. Tomó entonces un trozo del Big Bang que todavía giraba por el universo, lo mezcló con polvillo fino de estrellas maravillosas, le agregó una pizca de luz lunar, unas cuantas cucharadillas de calor solar, le dió un tufo divino de viñas frescas y voilà!, hizo su aparición en el Universo, el ser más hermoso de la creación: la mujer.

Con el correr del tiempo, el cuerpo jóven, firme, erótico y lleno de curvas exitántes de la mujer que habitaba esos cieluños, le empezó a acelerar el pulso cada vez que la veía transitar desnuda con su pelo al viento, por las interminables avenidas de la Vía Láctea. El corazón saltaba enloquecido en su pecho, y un cosquilleo inquietante le hacia ardir las entrepiernas. Deséos desconocidos pero muy terrenáles y nada de divinos, le enturbiaban su mente catequista de ortodoxo nonáto, al tiempo que una erección cándida decoraba su cuerpo grueso y de poca altura, porque si ya habitába en los cielos eternos no requería de gran distancia vertical desde su pelo hasta las uñas, para reinar.

Y un buen día entonces - largo, tendido y a calzón quitado - las emprendió a empujones con Eva hasta que encontró su entrada y alli clavó su flecha de Cupido inaugurando de una sola pincelada la relación sexuál, la procreación, el incesto y la violación.
Y de paso creó también el bautizo, pues a partir de ese instánte supremo la comenzó a llamar Eva, que en su lengua divina significaba “quién dá vida”. Y al cabo de nueve méses o algo asi, nació el primer hombre al cual bautizó como Adán, lo cual en su vocabulario y gramática propios y característicos de su esfera aparente azul y diáfana, significaba “ser humano”. Desde su creación entonces el papel de la Mujer fue el de “dar vida”, como un objeto especializado para eso y nada más. En tanto que el Hombre fue el “ser humáno”. Y a partir de ese instánte se crearon los roles de la madre, los del hijo, el privilegio de los hombres respecto a las mujeres y también el machismo.

Y como el incesto ya estaba creado, Adán no tuvo ningún impedimento relativo a sus acciones – desde el punto de vista de la bondad o la malicia - en procrear con Eva y se creó la explosión demográfica, aunque sin encuestas.
Pero el señor de los cielos se enfureció! Y no por el acto incestuoso en si, sino por lo que él consideró una infidelidad por parte de Eva y la mandó a paseo con todos sus hijos, condenados para siempre a vivir en la Tierra ya limpia de dinosaurios, pero que pronto seria plagada de otros carnivoros más aterradores aún: el homo sapiens y el homo saurius.

A Adán le encomendó la tarea de vigilar sus interéses en ese lejáno lugar, prometiendole el paraíso si conseguía mantener al rebaño dentro de sus limites. Y esa fue la zanahoria que le ofreció el señor de los cielos, si cumplia con su obligación. Pero además le puso como condición la abstinencia sexuál total. Y ese fue su castigo.

Pero como Adán era un hombre de sangre excesivamente tropical, se cambió de nombre para camuflarse con los pioneros que habian llegado a la Tierra y se autobautizó como Jesús, creando entonces la mentira, el fraude, el engaño y la falsedad. La Humanidad se comenzaba a perfilar.

Y para camuflar su doble rol en la Tierra, se las dió de profeta en tiempos en que los profetas eran más comúnes que granos de arena en el desierto, y creó una pequeña secta de doce activos partidarios que creyeron en sus peroratas y que lo seguían día y noche por donde quiera que fuese. Lo cual fue evidentemente una molestia, pues le dejaba muy poco márgen de maniobra para dedicarse a su pasatiempo favorito: conquistar mujeres.

Aquí encontramos entonces los orígenes de los políticos profesionales, los espías, los consultores modernos, los predicadores de pacotillas y también de los casanovas, donjuanes y amántes infieles.

Maria Magdalena, hermosa mujer que siempre llorába por culpas que nunca logró entender, se cruzó en el camino de Jesús y cayó rápidamente en las redes que este le tendió sin poner resistencia alguna, pues Maria Magdalena no era de las que decia que no en primera instancia, a un buen banquéte en la cama.

Transformádos en amantes clandestinos, se dejáron llevar por las olas de los vientos de la vida de aquél entonces, hasta que al señor de los cielos – que todo lo veia con su ojo triangular - se le ocurrió encomendarle a un vejete que por alli andaba dando tumbos y traspiés, que grabara en una lápida sus sentencias morales.

Y Moisés, el vejestorio vetusto y decrépito en cuestión, las arremetió con martillo y estaca de acero contra una pulida piedra, y como catacúmeno que se está preparando para el bautizo, estampó lo siguiente:
1- Amarás a Dios sobre todas las cosas
2- No tomarás el nombre de Dios en vano
3- Santificarás el día del Señor
4- Honrarás a tu padre y a tu madre
5- No matarás
6- No cometerás actos impuros
7- No robarás
8- No levantarás falsos testimonios ni mentirás
9- No consentirás pensamientos ni deseos impuros
10-No codiciarás los bienes ajenos

Estos diez mandamientos que el señor de los cielos comenzó a exigir a todos aquellos ingenuos que creían en su magnificencia, hizo que la gran mayoría de ellos le diese vuelta la espalda buscándo refugio en otras patrañas parecidas. Esto dió como resultado el nacimiento y la proliferación de distintas religiónes, al tiempo que esos diez requerimientos morales demostraron la torpeza notable de su señoria de los cielos, al no comprender ni un ápice de las cosas terrenales.

Porque el mandamiento nr.1 creó la hipocresía
El nr.2 la indiferencia
El nr.3 el ocio
El nr.4 la incapacidad de criticar
El nr.5 es el más usado como antónimo de su original
El nr.6 fue el orígen de la manus turbare o la excitación con la mano
El nr.7 viene en su uso generalizado, inmediatamente detrás del nr.5 - más sin el "no" - y es muy común entre los miembros de las distintas oligarquías terrenales. Catecismo de parásitos y cafiches
El nr.8 dió por orígen a los Tribunales de Justicia, abogados, jueces y similares
El nr.9 creó las alucinaciónes, las pesadillas y los sueños, en tanto que
El nr.10 sentó las bases de las expropiaciónes revolucionarias.

Las guardias pretorianas de la época se cansaron del discurso de Jesús, que con la ayuda de sus doce compinches, y de su amánte la ya mentada Maria Magdalena, habian comenzado a revolver el gallinero más de lo aceptable, y sin decir agua va lo clavetearon en dos palos que se intersectaban más o menos a la altura de su cabeza, y lo dejaron alli colgándo para que su cuerpo se resecáse en vida hasta que partiese en viaje sin retorno, a reencontrarse con su padre.

Le pusieron una guadaña en una de sus manos y eso dio como resultado el simbolo de la muerte, y cuando soltó su último suspiro, se creó también el charqui, cuando su cuerpo ya no era más que un traje de carne secada al aire y al sol.

Carpe diem!


Comentarios

Comentarios » Ir a formulario



Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris