Facebook Twitter Google +1     Admin

inspiración

20070712133642-inspiracion1.jpg

Maligna inspiración, dios me proteja,
el muro de lo justo, se ha extraviado,
si la muerte existiera, sería una pena,
y tampoco hay muerte, sin antes vida.
 
El falo de algún dios, se había encendido
cabeceando feliz en la demora,
y ella que sus rizos estiraba,
con peine fino, en el dorado espejo.
 
Un incendio recorría
las venas mismas de la uva hecha
y ella demorando sus impulsos,
porque sumisa, lo creía dormido.
 
El volcán levanta a un tiempo
y la lava casi éxtasis, se volcaría
ella se confiesa en el espejo,
sin luna llena no hay alegría.
 
Mujer, que los desposados
sufren si se corre el día,
y ella que seguía ajena
a las quejas que la requerían.
 
Lentamente, con traslucidos venía,
acercándose al lecho, con bríos requería
él que contemplaba el cabello
que en el pubis ella tenía.
 
!Ay! de calor me quemo,
en esta noche tan fría,
todo fue, por culpa de ella,
la niña pobre, triste, de la fotografía. 

Héctor Díaz



Comentarios

Comentarios » Ir a formulario



Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris