Facebook Twitter Google +1     Admin

To be or not to beer

20070712222257-porque.jpg

Porqué? Me acuerdo que ayer dijistes que me querias, pero como estabas algo bebida a lo mejor fue un comentario que tengo que olvidar. Pero, quién sabe! En una de esas, esa afirmación quedó guardada en el disco duro de tu corazón y me quieres aun hoy día también.  

Buenos Aires y Berlin. Los amo a ambos con la misma intensidad que el ultimo suspiro que nos saca la vida sin cuentas que rendir. Porque para decepción de católicos y semejantes, no tengo nada de que arrepentirme. Sino tal vez el no haber tenido un padre más tolerante, y una madre menos muerta de la risa a quien poco conoci.

Y tu recuerdo me ayudará a morir alegre aunque a mi entierro no acudas por problemas de distancias, pasajes caros y otras trivialidades por el estilo. Y eso cualquiera lo puede entender, pero no te preocupes porque aunque vinieses, no encontrarias más que cenizas esparcidas por  sobre tumbas inmortales de rocas milenarias.Y no llores que te vendré a visitar! Porque no pienses ni por un segundo que una banalidad tan sin sentido como la muerte y sus discípulos, me impedirá estar junto a ti. 

Y cuando veo el cajón sin tus ropas, el aire sin el color de tu espejo y la maravilla de tu olor en mis vientos perdidos, la maldición de mi vida sin ti, y la saciedad de tu cuerpo en el mio, nunca me reproches! Porque saturarme de tu gusto me toma algo asi como trecientos días y un poco más. Sin contar las noches y los días sin lluvia en el desierto de Atacama.



Cartas al autor

Comentarios » Ir a formulario



Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris