Facebook Twitter Google +1     Admin

La lluvia

20090607181003-lluvia.jpg

(Visita también: Héctor Díaz )

Esta gota de agua,
renegando desde el pasado,
se hace hilo largo,
en la nostalgia de la lluvia.
Eléctrica, se patina sin defensas
se precipita en otros hilos
mojando mis sentidos
del otro lado de este vidrio.
Te atrae, como el lejano fuego de las cuevas,
es el misterio del humo sin regreso,
los ríos se cruzan, como los destinos
y el mito hace esfuerzos
desde ese extraviado,...otro tiempo.
Los semitonos,.... meditan
son las sombras, .....vibrantes, metafísicas,
el ocaso, la muerte, el otro yo que se refleja
sin contornos precisos, la humedad espera.
Son los colores del otoño,
ocres de todas las distancias,
silencios, donde la voz va sin memoria
añorando al que fui, que ya se ha muerto.
Empiezo a respetar las palabras,
ni siquiera a pensarlas ya me atrevo,
las horas mustias se gastaron
las que ahora construyen
...este mal verso.
Del otro lado de la lluvia,
el bullicioso proyecto del recuerdo
Sosó, con veinte años en el cuerpo joven
y más de un siglo que le enturbia el alma.
La absoleta nostalgia de la lluvia,
agota su energía en la mañana,
el amanecer recrea los colores,
los pájaros pintados, hacen clarear el alba.

Dios no está, es la natura
el camino te lleva y el regreso
se quedó extraviado entre las piedras,
que siguen girando con la tierra.
La voz y el verbo, ya no existen
tan sola la mano de los hechos,
el surco abandonado como estela,
y un cúmulo muy lejano de silencios.


Héctor Díaz


2009-06-06

Comentarios

Comentarios » Ir a formulario



Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris