Facebook Twitter Google +1     Admin

Bagatelas sin sentido

20090602082644-estupidezsinsentido.jpg

Visita también: Radio Farolito)


Un día cualquiera en el Circo sin Fronteras que es la Unión Europea, se le ocurrió a Pelle darselas de director de teatro.
”Qué te pareció?” me preguntó sentándose en el unico sillón disponible de mi pequeño departamento en un suburbio pobre de Estocolmo. Hacia unos cuantos días atrás habia depositado en mis manos un manuscrito con lo que él aseguraba, seria la mejor obra de teatro escrita en los ultimos decenios sobre el planeta Tierra.
“Aún no lo he podido leér”, le dije y puse una cafetera sobre la cocinilla a gas que me ayudaba a sobrevivir.


(A espaldas de mi amigo Pelle, sin que él lo sepa y antes también de darle a conocer mi opinión sobre su “pieza de teatro”, quisiera presentárselas a ustedes, lectores leales de guillermiadas para que se hagan una idea propia, y no se dejen influenciar por mis opiniones al respecto. Y lo hago en un intento algo deseperado por buscar aliados que esten de acuerdo conmigo en que Pelle, el creador de este bodrio que él aparatosamente titula “obra de teatro”, pertenece a las cloácas de la subcultura y deberia ser tirada al basurero de la historia literaria.
Pelle es mi mejor amigo, pero ya veremos en que categoria me situará después que léa este artículo.
Aprecien por si mismos!)


Diálogo de verano
Obra en dos actos, dirigida por Pelle Persson

Primer Acto
Sobre el escenario, una mesa, dos sillas, una lámpara de pié, una bacinica antigua amarillenta y saltada.
Con salvedad de la luz que arroja la lámpara, todo el escenario estará sumido en profunda obscuridad. Bajo la misma lámpara un músico deberá estar ubicado a diez metros de los actores principales.
La música que aquél tocará, será un concierto para piano en una nota, interpretado en un pianillo de juguete. El concertista estará muy serio y concentrado vistiendo un negro frac. Su cara deberá estar además, cubierta por una careta de color gris y de muecas tristes.
Al comenzar la obra, estará sentado bajo la lámpara que arrojará rayos de luces tenues y difusos. El sonido del pianillo deberá ser rutinario cual sonido de campana de parróquia pueblerina y pobre. Su plañido cesará cuando comienze el diálogo entre los actores de la pieza teatral de marras.

Dos actores estaran sentados uno a cada lado de la mesa y de espáldas al público. Porque si es un diálogo, que importa la mímica o el maquillaje.
Ambos deberan estar rigurosamente vestidos de negro para mimetizar sus cuerpos con la obscuridad que bañará todo el escenario.
En sus nucas portaran sendas caretas blancas que, con sus ojos sin vida, miraran al público.
La careta del actor de la izquierda deberá representar una mueca de enojo, en tanto que la de la derecha, una mueca burlesca.
La idea es mostrar dos caras blancas que den la sensación de flotar en el aire mientras dialogan.

La opertura estará a cargo de Careta Enojada.
”Y entonces en un punto de la Nada, una intensa energía explotó con enorme fuerza formando el Universo.” Y agregará muy seguro de si mismo: ”Es la teoria del Big Bang.”
E inclinando su cabeza hacia el centro de la mesa, quedará contemplando el vacio del espacio infinito que lo rodea, en magistral toque teatral de actor de Broadway.
“Aha!” responderá Careta Burlesca y agregará en espontánea reflexión: “Algo asi como la celebración del Año Nuevo en Suecia!”
“Cómo asi!?”, responderá a su vez Careta Enojada con algo de confusión en el tono de su voz. Y deberá agregar con sorpresa: ”Qué quieres decir con eso!?”
“Intensa energía y gran explosión!” responderá Careta Burlesca con ironia y esperará risas del público.

En ese punto de la obra, ambas caretas se confundiran con la obscuridad que las rodea y ”desapareceran” momentaneamente, al mismo tiempo que una voz resonará por los parlantes diciendo:
”La política de alcohóles en Suecia es uno de los puntos más sensibles del Estado de Bienestar de éste país. Pues cuando el pueblo sueco se decide por el camino de las bebidas fuertes, no hay quien lo detenga. Y la celebración del Año Nuevo es uno de esos caminos. Política que desde el punto de vista de la controversia, tal vez tenga su paralelo con la política de inmigración. O con la de la integración. O con la de la adopción o no del euro como moneda europea nacional. O con la de la pasividad ante el nazismo creciente. O con la de los impuestos. Pero a pesar de todo, no hay nada más delicado en Suecia que el tema del alcohól.”

Llegado este momento, ambas caretas reapareceran nuevamente mostrando sus blanquecinas muecas, mientras que por los parlantes del teatro comenzarán a escucharse los tonos de All you need is love de los Beatles, al mismo tiempo que las dos caretas orinaran en la vieja bacinica apostada al medio del escenario. Los chorros de los orines deberán ser fluorescentes y daran la sensación que caen de la nada.
El pianista, ofuscado se parará de su silla situada bajo la lámpara, introducirá su pianillo bajo la chaqueta de su frac y desaparecerá del escenario a paso rápido y exageradamente decidido.
Solo volverá a reaparecer al concluir la obra. La voz se extingirá cerrándose asi el primer acto, al son de una mezcla de tango, samba y la canción nacional sueca.

Segundo Acto
Un baño muy pequeño y estrecho deberá estar ubicado al centro del escenario. En su interior se encontrará una mujer tendida de espaldas en el suelo con un hombre sobre ella. Al comenzar esta escena estarán en el climax de un acto sexuál un tanto desesperádo e incómodo. Pero entre gemidos, movimientos múltiples de brazos y piernas hacia todos lados, lograrán un orgásmo mancomunado.
Al salir de entre las piernas de la mujer, el hombre se dará un fuerte cabezaso en el lavamanos y la mujer romperá a reir, la cual por lo estrecho del lugar y también por la posición en que se encuentra, tendrá dificultades para incorporarse. El hombre se pondrá de rodillas a su lado y extendiendo sus manos, la ayudará a sentarse en el suelo. Pero la levantará con tal fuerza que la frente de la mujer también irá a dar contra el canto inferior del lavamanos. Ahora será el hombre quien romperá a reir, mientras la mujer se frotará la frente y se producirá el siguiente diálogo:
El hombre: ”Esto es sin duda alguna, muestra concreta del principio del fin de la iglesia católica! Je, je, je…!”
La mujer: ”Si! Ja, ja, ja…!”
El hombre: ”Somos verdaderamente la pesadilla del Vaticano, no te parece!?”
La mujer: ”Ja, ja, ja…! No me hagas reir que se me van a soltar los esfínteres!”
El hombre: “Somos el sueño de cualquier párroco rural, no crees? Je, je, je…!”
La mujer: “Jo, jo, jo…! No me hagas reir más, por favor! Ja, ja, ja…!”
Y a través de los parlantes se escuchará el claro y muy distingible sonido de un fétido ronco y prolongardo.

Ya más calmada y sentada sobre el piso del baño, la mujer le dirá al hombre – que aun todavía seguirá de rodillas a su lado - lo siguiente:
“Mi padre me llamó a mi celular hace un rato y me contó que…”
El hombre interrumpiéndola le dirá: “No te parece que estamos en una posición un tanto precaria como para hablar de tus progenitores?”
La mujer: “Ja! Tal vez tengas razón. Pero escucha! Me dijo que en la mañana cuando habia salido a hacer las compras semanales junto a mi madre…”
El hombre:Se le olvidó!”
La mujer: “Se le olvidó qué!? No me sigas interrumpiendo, por favor!”
El hombre: “Pues se le olvidó sacárle el bozal a tu madre y se asfixió camino a las compras. Je, je, je…!
La mujer: No te hagas el gracioso! Quieres que te siga contando lo que sucedió o no!?”
El hombre: “Si, cariño! Vamos, no te enojes!
Y cambiando de posición cual político oportunista, se sentará en la tina del baño a contemplar lo que la vida le estaba ofreciendo de manera temporal.
La mujer: “Pues bien. Cuando mi padre conducía su vehículo, a medio camino se dió cuenta que el automóvil se sentía más pesado de lo habitual y que…
Interrumpiendola una vez más, el hombre le dirá: ”Pero como nó! Si tu madre iba arriba! Je, je, je…
La mujer ignorará ese comentario y continuará hilvanando su frase suspendida, agegando que…”olia a goma quemada. Y sabes porqué!?
El hombre: “Porque iba arrastrándo a Vargas Llosa! Je, je, je…!”

En ese preciso momento deberá caer el telón y todo quedará sumido en una semi-obscuridad artificial pero agradable a la vista.
Por el centro del pesado cortinaje reaparecerá el músico, quien sacando su pianillo de juguete de uno de sus bolsillos comenzará a tocar los primeros acordes de Time to say good bye de Andrea Bocelli.
La sala será absorvida por los sonidos de esa melodia, al mismo tiempo que aparecerá por sobre la cabeza del músico un gigantesco afiche que dirá:
Y deberan sacar un rayo del arcoiris para entender lo que han visto!

Y ya me dirán ustedes, lectores de guillermiadas cuál es el mensáje que Pelle quizo hacer llegar con su “obra de teatro”. Expresión alocada que nunca se estrenó pues todos los productores teatrales en sus cabáles a los cuáles recurrió, llegaron a la misma conclusión que yo: esto es una basura sin sentido!

Tomé mi celular y llamé a Katrine, la cual por suerte no era feminista y sabía exactamente el motivo de mi llamada nocturna. Me respondió de buena gana, y me olvidé por un rato de mi buen amigo Pelle.
“La noche es jóven y recién comienza!” pensé. Y cerrando la puerta de mis obstáculos, me fui a vivir.

Comentarios

Comentarios » Ir a formulario



Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris