Facebook Twitter Google +1     Admin

Empatia y alter ego

20090309161937-empatiaalterego.jpg

(Visita también: Reflexiones desde las cloacas)


"Sal, cable y ampolletas…!!!? (con falsete en “ampolletas”)
(coro; en bajo) Sal, cable y ampolletas…
Sal, cable y ampolletas…!!!? (con falsete en “ampolletas”)
(coro; en bajo) Sal, cable y ampolletas…
Sal, cable y ampolletas…!!!? (con falsete en “ampolletas”)
(coro; en bajo) Sal, cable y bloquéo!"


Qué te parece este refrán para una canción de rock? me preguntó un día Pelle y me alcanzó un papel garabateado con sus apuntes musicales. Lo leí sin mucho interés, y al terminar su lectura no supe que comentar. Es más. Mi capacidad de razonar dió un salto primitivo y retrocedió en los recovecos y rincónes de los que la mente se vale para conseguir sus fines de autodefensa psíquica. Y de sobrevivencia de la especie.

Y…? me apresuró Pelle obligandome a darle una respuesta concreta, que él esperaba fuese positiva. Por supuesto…
Ehhh… balbuceé buscando palabras en mi cerebro vacío de respuestas favorables a su refrán de rock. No está mal! Le dije para ganar tiempo mientras intentaba febrilmente encontrar satisfacer su pregunta de la mejor manera posible, sin herir sus proyectos de escritor de téxtos musicales.

Porqué no haces algunos cambios en el texto? le dije algo desesperádo. Porque la verdad es que no veo la relación entre la sal, un cable y una ampolleta, agregué con mirada de limosnero rumano mendigando con humillación en los trenes y metros de Estocolmo.

Y porqué tendria que haber una relación!? Me contestó ya enojado. Y la tenue lluvia que caía sobre los techos de la ciudad comenzó a transformarse en diluvio universal.

Y la verdad es que todo esto no es más que mi propia culpa. Porque la empatía que yo siento por mis prójimos - considerados estos bajo el concepto de la solidaridad humana -, el respeto a las opiniónes ajenas, la flexibilidad en mis decisiónes a tomar dependiendo de una situación específica y concreta, han hecho que a veces no pueda decirle a Pelle que sus enunciados o conjuntos incoherentes orales o escritos, son simplemente una mierda.

O tal vez sea este el precio que tengo que pagar por querer demasiado a mi alter ego.


Dasfidania!

Comentarios

Comentarios » Ir a formulario



Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris