Facebook Twitter Google +1     Admin

Fanatismo con sotanas

20090313134906-fanatismo.jpg

(Visita también: Reflexiones desde las cloacas)


El catolicismo fanático y fundamentalista nuevamente se ”destaca” en el mundo. Y ahora no se trata de violaciones de niños o niñas cometidos por prelados de esa religión intolerante e inquisidora, sino de otro ”pecado”, también de orígen sexuál. A saber, el aborto.

Hace una semána atrás, una niña brasileña de tan sólo nueve años interrumpió ”su embarazo”, después de haber sido violada por su padrastro, lo que causó la furia de un obispo que excomulgó tanto a la madre de la niña como a los médicos que llevaron a cabo el aborto.
El violador, en cambio, no sufrió ningúna sanción religiosa por parte de esos fanáticos.

Y la maldita iglesia católica se sigue autocalificando la gestión de “moral” del mundo en temas en los cuales no tiene ninguna competencia. Ni ética, ni científica. Porque estos falsos eunucos representántes de dogmas prejuiciosos y añejos, deberían estar absueltos de introducirse en temas relativos al sexo, ya que – supuestamente - no tendrian ningun conocimiento sobre lo mismo. Pero muy por el contrario, pareciera que la gran mayoria de estos curitas sabe muy bien de qué se trata.

Latinoamérica es por tradición y obligación el bastión más fuerte del catolicismo. Y no es extraño que asi sea. Trujillo en la República Dominicana, Somoza en Nicaragua, Perón en Argentina, Banzer en Bolivia, Stroessner en Paraguay, el Homosaurio en Chile son solo algunos ejemplos de tiranos y dictadores católicos que hicieron de ese continente un escondite seguro para los criminales de guerra nazis alemánes. Pero también un lugar en donde las oligarquías nacionales proyanquis mentálmente colonizadas, han logrado crear un paraíso para los capitales financieros europeos y norteamericanos, en uno de los continentes en donde la repartición de las riquezas naturales y los recursos económicos es la más injusta del mundo. Y en donde la mentalidad machista católica explota con toda su fuerza a las mujeres latinoamericanas, obligandolas a vender sus cuerpos o a soportar la violencia intrafamiliar para sobrevivir. Con la bendición del señor y la vírgen Maria.

Y como yo soy católico por obligación, con bautismo, confesión y eucaristía incluidos, reniego de esa estupidez religiosa y me autoexcomulgo estando en mis facultades mentáles sanas, y consciente de mis decisiónes.

Carpe Diem!

Comentarios

Comentarios » Ir a formulario



Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris