Facebook Twitter Google +1     Admin

Salem, un municipio de juguete

20080513011122-fylla463.jpg


Salem tiene sus raíces en los años 1100 y es uno de los municipios más pequeños de la provincia de Estocolmo.
Bajo su juridicción viven aproximadamente 14 000 personas y tiene una superficie de 71 kilómetros cuadrados, de los cuales 64 son campos abiertos.
Con el tren interurbano, se está en el centro de Estocolmo en menos de media hora.
33, 12% del salario de cada uno de sus habitántes, va a parar a las arcas municipales y provinciales (19,90% a las municipales y 13,22% a las provinciales). Cuestión que a algunos le molesta y a otros no. Salem, dirigido por la derecha, lucha por bajar ese porcentáje. Y el impuesto municipal que sus habitantes pagan, es uno de los más bajos de Suecia. Pero tambien es el municipio que ofrece menos servicios públicos a sus habitántes.

Salem en la anonimidad de pequeñez, pasó al primer plano de la política nacional del reino sueco, cuando a partir del año 2000, una organización llamáda La marcha de Salem (”Salems marschen”) que agrupa a distintos movimientos y grupos nazis de la extrema derecha, decidieron reunirse todos los años a comienzos de diciembre para homenajear a un jóven neo-nazi que fue ultimado por un grupo de jóvenes extranjeros, después de una peléa callejera. Y a partir del 2000 entonces, se reúnen xenófobos de toda Europa, en lo que ha pasado a ser la manifestación nazi más grande del norte eruopeo.

Salem, gobernado por la derecha desde que decidió separarse del municipio de Botkyrka a comienzos de los años ochenta, (porque también somos separatistas, qué vá!) está dividido en dos grandes sectores: Salem mismo en donde vive el perraje - yo incluido – y Rönninge, alli donde el que menos puja caga un buque, como decia mi amigo Norberto cada vez que describía algunas inverosimilitudes que tiene la vida. Como aquella que afirma que los que tienen más dinero tienen el derecho a vivir mejor y los que no tienen, a vivir peór. Curiosa ecuación si se tiene en cuenta que son justamente aquellos que viven peor, los que contribuyen con su trabajo mal pagado, a que los que viven mejor sigan viviendo mejor. No es curioso, por decir lo menos?

En la zona de Rönninge, en Salem, viven los que le han dado la caracteristica a este municipio de juguete y del cual su alcalde, Lennart Kalderén fiel representánte del partido de Los Moderados ( moderados respecto a qué? cabria preguntarse. No a ganar dinero ni a explotar!, eso está claro) está muy orgulloso: millonarios con enormes mansiones al lado del pobre lago Mölle que de tanto recibir desechos fecáles malolientes con dejos de champagne y cognac francés, es en la actualidad uno de los más contaminados por el paso del hombre en la civilización.

Y cuáles serán los recuerdos que dejarán las mujeres en ese contexto?, me pregunto a proposito de nada. Pues a lo mejor un montón de hijos y nada más, como lo expresó Lasse poco antes de morir de cáncer por servicios prestados a la nación! Y si alguno de sus hijos fue a su funeral? Pues yo no vi a ninguno. Y aunque si hubiesen ido no los habria reconocido, pues nunca los conoci. Debe ser doloroso morir en soledad, dijo mi verdugo y dejó caer su pezada hacha sobre mi pescuezo algo fuerte pero tambien incredulo.

Y cuando mi cabezota dio por volar cercenada por los filos de una mañana de hermosa primavera y mucho antes que rodaze por el azfalto de Estocolmo, pensé que a lo mejor morir analizando es mejor que morir suplicandole a un dios fictivo, que perdone tus pecados. Vaya estupidez! El dia que yo muera me dedicare a recorrer con mis recuerdos todos los cuerpos femeninos que soportaron mi peso, pero también reafirmaré mi amor hacia cada uno de ellos.

Pero, cómo es el habitánte típico de Salem? Al menos los que se ven por las calles unos cuantos minutos antes que el estánco estatal de bebidas alcohólicas cierre por el día, es algo asi: gordiflón, rapado, con una barbita de unos cuantos días (tal vez para esconder la incipiente papada que ya se vislumbra?), no muy alto (max 180 cm), de mirada dura y auto de ultimo modelo para impresionar a los vecinos. Pero como son todos una copia feliz del edén, cuando beben algo más de lo aconsejádo por la Dirección Social se agarran a los puñetazos para resolver distintas opiniónes relacionadas con motores y chasis para al día siguiente, seguir tan tranquilos como si nada hubiese sucedido. Aunque bajo las calmadas aguas rosadas de la inocencia comunitaria, se revuelven profundas contradicciones sociales que salen a flote cuando el alcohól las ayuda a aflorar.

Otro dato interesánte que podria hacer de este municipio algo atractivo para turistas despistados y similares: Salem presenta la mayor cantidad de abortos juveniles, pero tambien la mayor cantidad de madres solteras de entre 18 y 20 años. Es decir, mientras la gran mayoria de las jóvenes suecas optan por usar preventivos para evitar abortos o partos no deseados, las mujeres adolescentes de Salem parecen preferir el sabor crudo de un acto sexuál incontrolado, antes que las molestas estadisticas oficiales les recuerden que una eyaculación en sus vaginas, puede traer como consecuencia el nacimiento de un nuevo salemiano. Interesánte podria ser el saber cuál es la razón de esta “revolución sexual” en Salem, en tiempos en que el resto de las mujeres del reino se dedican a cuidar sus cuerpos de cualquier hinchazón antiestética.

Yo por mi lado, me lo tomo con calma pero pienso si, que a lo mejor no deberia excluirme de esa gran cantidad de hombres, elegidos al azahar, que estan dedicados al agradáble juego de embarazar a una jóven mujer. Porque en intentar no hay engaño, me parece a mi al menos. Y en Salem todos parecen jugar a eso de hacer el amor a destájo, sin condónes y a calzón quitado.

Y si en una de esas me inhibo, me veré entonces en la obligación de gritar a los cuatro vientos – que a lo mejor son cinco - que aqui me están asaltando. Y que este no es un asalto cualquiera sino uno de esos con premeditación, alevosía y a campo descubierto.

See you tomorrow and have a nice day!

A white thrash from the village of Salem. But Sweden’s Salem, of course! Don´t forget it…

Comentarios



Comentarios » Ir a formulario



Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris