Facebook Twitter Google +1     Admin

Fue el día de hoy mejor que el de ayer?

20080509013815-wonderfulworld.jpg


Cuando salgo por la puerta delantera de mi casa, encuentro la ciudad. Y cuando salgo por la puerta trasera, encuentro el campo. La caricia de una rama en mi rostro, el cielo limpio de nubes y prejuicios humanos, una silla, una mesa… Tu recuerdo al sentarme al sol, sin que estes a mi lado para compartir mi soledad eterna.
Y si no puedo vivir estos momentos contigo, te los envio escritos en páginas virtuales de compensación algo estupida.

El césped de mi patio está bien peinado y sus plantas bien cuidadas. Pero pareciera que mis dientes estan llegando a su edad definitiva, pues una muela me está quitando el sueño.

Sueño? A lo mejor sueño contigo! Y en mi periodo de descanso natural, revolveré mi cuerpo junto al tuyo. Qué más pedirle a la vida? Ah, si! Que un dentista solidario, de esos que estan en Africa pagados por el estado sueco, me saque la muela que molesta mi existencia para poder pensar en ti, sin trabas psico-somaticas. Porque el dolor influye mi mente y mis pensamientos se diluyen entre aspirina y aspirina.

En la mañana sali a trabajar por la puerta delantera, y cuando volví, me cambié de ropa, sali por la puerta trasera y sentado al sol, escribi una carta para ti. Y no fue muy larga. Solo constaba de dos palabras: te amo.

Y concluyo con algo de satisfacción, que ni al cielo ni a mis pensamientos los podran privatizar. Y mientras un par de bombas rematan las masacradas tripas de Bagdad, en Beirut alquien se toma una copa de chai, para refrescarse de la sangre que nuevamente está corriendo por sus calles. Algo asi como un niño que lée un cuento de nunca acabar.

Comentarios



Comentarios » Ir a formulario



Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris