Facebook Twitter Google +1     Admin

El cantante, compositor y guitarrista uruguayo José Carbajal, más conocido como “El Sabalero”, falleció el Jueves 21 de Octubre a los 66 años, al parecer de un fallo cardíaco.

20101025153141-sabalero10.jpg

“El Sabalero” fue encontrado sin vida en su residencia ubicada en el balneario Villa Argentina, en el departamento de Canelones, a unos 60 kilómetros de Montevideo.

Obrero textil en su juventud en su ciudad natal de Juan Lacaze, desde la adolescencia se vinculó a la música y durante su trayectoria grabó más de 20 discos.

Fue considerado uno de los compositores con mayor capacidad para recoger las vivencias populares de los uruguayos.

Algunos de sus temas, como “Chiquillada”, lograron gran difusión en América Latina y fueron grabados por otros intérpretes.

Durante la dictadura que gobernó en Uruguay entre 1973 y 1985 sus temas fueron prohibidos y debió exiliarse en Argentina, México, España y Francia, antes de radicarse en Holanda.

Actualmente, presentaba en la capital uruguaya el espectáculo “Buscando el pasado”, junto a otros músicos locales.  (EFE)

 


 

 El poeta uruguayo Héctor Díaz, residente en Estocolmo, plasmó con su sensibilidad habitual un emotivo y conmovedor  poema dedicado a su recientemente fallecido compatriota. Y en este contexto me atrevo a utilizar el vocablo “compatriota”, pues tanto El Sabalero como Héctor tuvieron una patria en común. A saber; la de la búsqueda permanente del pensamiento libertario, y de la solidaridad con todos los pobres y oprimidos del mundo entero. Sigue a continuación la oda que Héctor, desde la distancia del exilio, le consagra a José.

 

Chau José! 

Esto merece una puteada

Compa♫eros, nos duele el alma

Desde esa  otra patria,

La que duele

Las que nos acompañará

Hasta el último momento,

Llego la terrible noticia:

Se nos fue “Chiquillada”,

Con cinco medias hicimos la pelota,

Cuando aprendíamos el contorno del país

En el alquitrán que nos regalaba la calle.

La mariposa negra haciendo gambetas,

El San Antonio, con su inocencia boba,

La humildad contra la soberbia,

La palabra contra el despotismo,

La sonrisa contra la prepotencia militar,

El rancho de latas de los abuelos,

La huelga de los tíos contra el capital,

El pueblo, el gran protagonista,

La voz humilde,

La libertad buscando formas

Y La guitarra en devoción suprema

Juntando los esfuerzos y las lágrimas

Se nos arrimo al fogón de Santa Pancha

De donde nunca faltaba la chispita

De la resistencia libertaria.

Que la tierra te sea leve, compañero!

Arriba los que luchan, que carajo!

 

Héctor Díaz. 

25/10 2010

Comentarios

(Visita también:
Reflexiones desde las cloacas)

Comentarios » Ir a formulario

guillermiadas



Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris