Facebook Twitter Google +1     Admin

Democracia de juguete en reino de juguete

20100417213835-nassar.jpg

Foto: Nazi enloquecido por el efecto de drogas y alcohol consumido, ataca furioso a una contramanifestante en Estocolmo. Hoy día, 17 de Abril de 2010. La jóven quedó con heridas considerables, mientras que el mini homosaurio recibió solamente una amonestación por parte de la “democrática” policia sueca.


(Visita también: Reflexiones desde las cloacas)

Maj Wechselmann, cineasta y escritora sueca, es una de las pocas personas en Suecia que ha tenido el coráje de desenmascarar los enlaces que existieron entre Suecia y la Alemania Nazi, antes, durante y después de la Segunda Guerra Mundial. Su película ”Guerra fría en paisaje frío” (Kallt krig i kallt landskap) – filmada en 1992 - trató este tema, más el rol que jugó la asi llamado Oficina C (C-byrån), quinta columna nazi incrustada en el seno del ejército sueco de la época, y compuesta por altos oficiales suecos. Ese documental fue en primera instancia prohibido en la televisión estatal sueca, pero luego de algunas modificaciones lo permitieron, provocando un violento debáte público sobre ese tema.
El color de las camisas que usaban los nazis en las décadas de los 30 y 40, eran de color café o pardo. En su libro ”Relaciones de colores pardos” ( De bruna förbindelserna) cuya primera publicación apareció el més de septiembre de 1995, Maj Wechselmann desenmascara con ayuda de documentos inéditos encontrados en Berlín, la participación activa de la ”neutral” Suecia en pro de la causa nazi.
En el prefacio de su libro, escribe Maj que una investigación a fondo de la Oficina C es necesaria para lograr entender uno de los misterios más grandes de la post-guerra: el rol de la organización Gladio; una agrupación paramilitar de extrema derecha que actuó en Suecia bajo el nombre de ”El Movimiento de Resistencia” (Motståndsrörelsen). Según Maj W, ese movimiento comenzó a gestarse en 1947 – es decir a dos años de terminada la Segunda Guerra Mundial – y existía aún hasta hace solo unos cuantos años atrás. ”Y a lo mejor existe todavia!”, escribe como una advertencia al mundo consciente.
Y por supuesto que existe! Léan con atención lo que sigue.

Hoy día Sábado 17 de Abril, el grupo nazi “Resistencia sueca” (Svenska motståndsrörelsen), uno de los más fanáticos y violentos dentro del paráje de grupúsculos nazis suecos, organizó una manifestación en el centro de Estocolmo para homenajear al líder extremista sudafricano de derecha Eugène Terre’Blanche, muerto a los machetazos por un par de sus “esclavos” negros, hace un par de semánas atrás en Sudafrica.
Según observadores policiales, participaron entre 60 y 90 nazis, mientras que los contra manifestantes habrian pasado los 200.
Bebidos, drogados y sin control sobre sus actos, los nazis atacaron a un grupo de contramanifestantes que alli se encotraban para protestar contra la nefásta presencia de esos cabezas-calientes en las calles de Estocolmo, y una muchacha fue violentamente maltratada.
- “Fue una jóven la que recibió un puñetazo en la cara, pero no fue nada serio!”, dijo Tomas Grandlund, jefe del grupo policial capitalino encargado de mantener el orden en esa ocasión.
Y como si esto fuese poco, decidió además que “no existieron razónes para arrestar al agresor”. Simplemente le tomaron sus datos personales y le dijeron que era “sospechoso” de maltrato.
Y asi como al pasar, tres contramanifestantes fueron arrestados, y otro fue expulsado por la fuerza de los garrotes, del lugar de los hechos.
El nazismo sigue inscrustado en la sociedad sueca actual. De eso no queda duda alguna. Y que su presencia dentro de la policia y el ejército se intenta ocultar en medios oficiales, es algo que debemos denunciar en todas partes y en cualquier foro que nos ofrezcan.

Heil Guillermo!

Comentarios


Comentarios » Ir a formulario



Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris