Facebook Twitter Google +1     Admin

Game over!

20081109211716-gameover.jpg

(Visita también: Reflexiones desde las cloacas)


Cuando el cerebro está cansado, los dedos torpes y las uñas larguisimas; cuando los lentes ya no sirven de mucho porque las pupilas estan desgastadas y los hemorroides han crecido; cuando la gomina que a duras penas logra sujetar el poco pelo que cubre nuestras testas comienza a derretirse y los pensamientos también, is time to say goodbye.

A qué viene tanto pesimismo?, me preguntó Pelle y me dieron ganas de decirle ”mirate al espejo y encontrarás la respuesta”, pero como ya tampoco tengo argumentos con que defender opiniónes propias, nada le dije y opté por prender el televisor. Mi iguana se sobresaltó un poco con la musiquita estúpida de un comercial del McDonald, que irrumpió en la habitación: I’m lovin’ it! cantó la voz desconocida de Justin Timberlake y entendí porque Paul Tilley de Texas, el que escribió en el año 2003 el texto de esa melodia sin sentido, se habia suicidado tan solo hace unas cuantas horas atrás, lanzandose al vacio del piso más alto del Chicago Hotel. Con toda seguridad que su conciencia no lo dejó vivir en paz, pensé con algo de regocijo.

La vida es complicada, dijo Pelle sin razón aparente, pero como yo sé que no dá puntada sin hilo me preparé a escucharlo con algo de ansiedad. Y Paul Tilley fue un hombre complicado, continuó sabiondo. Es que acaso lo conocistes? le pregunté sin interés. Por supuesto que no! agregó algo molesto y observé maravillado como una vena en su sien derecha comenzaba a palpitar.

Game over, Paul! fueron mis condolencias y desearia que te hubieses arrojádo al vacio con todo la cadena mundial del puto McDonald sobre tus espaldas!

Y no sé porqué tuve la sensación que en estos mismos instántes, hasta Barack Obama está triste en Estados Unidos por la trágica muerte de uno de los contribuidores del consumo de comida-basura en ese pobre país, en donde el billar es un juego intelectuál.

Comentarios

Comentarios » Ir a formulario



Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris