Facebook Twitter Google +1     Admin

Objetividad subjetiva

20080614083141-objetividad.jpg

Me cago en las fuerzas que hago! dijo mi abuelo y en esfuerzo mancomunado con mi abuela parieron a mi padre. Y este, para seguir tradiciones agradables junto a mi madre, me parió a mi. Y yo segui tan grato devenir y, en resolución abstracta de periodo pre-revolucionario en Chile, di vida a cinco retoños. Qué fue exagerado? Pues a lo mejor si. Pero no hay que olvidar que la objetividad de los analisis está intimamente ligada a la distancia de los hechos que desglosamos.

Y qué mierda quieres decir con eso? me preguntó Pelle al termino de un partido de fútbol en que nadie ganó. Pues que si yo estoy afuera y tú adentro de una realidad confusa, es para mi más facil detallarla justamente porque el color de su interior no me vislumbra, le dije pensando que tal argumento lo podria callar. Al menos por un momento.

Estampar palabras es como pintar un cuadro, me dijo al cabo de un rato y mi iguana movió su cola en signo de aprobación, lo cual consideré como objetividad en su parecer.

En Torrevieja las mujeres nunca te miran a los ojos, me dijo Pelle con objetividad subjetiva. En Estocolmo, en cambio, te desnudan con la vista lo cual es un agrado, agregó algo desinteresado de lo que decia, al mismo tiempo que se rascó un grano en su culo para satisfacer necesidades objetivas.

Pero lo objetivo se transforma en subjetivo cuando lo que digo es opinión mia, agregó Pelle algo irritado por esa constatación objetiva. Y la objetividad de la subjetividad perdió su esencia, cuando la luz de una mañana escandinava encendió mi vida, haciendola más objetiva que decisión de Bush en los Estados Juntos.

Ulf sacó una botella de vino a la salida de un hospital y yo le dije “salúd”. Leif recibió su dosis de alcohól y su calidad de vida se reafirmó. Saari llegó y le compramos una flor de bienvenida. Pero bienvenida a qué?, se podria uno preguntar y eso es objetivo. Al menos la pregunta, porque la respuesta siempre estará ligada a los principios morales de cada cual. Es decir, es subjetiva.

La vida con mi madre fue un suspiro, y con mi padre una tos. Y si eso es subjetivo o no, me importa un carajo! Porque al fin y al cabo, la interpretación de los hechos pasados no es más que un reflejo de nuestras concepciones añejas y establecidas, segun el status quo que dicta los tonos de la música que tenemos que bailar.

Y como ya hace un buen rato atrás la noche se transformó en día, es hora entonces de irme a dormir pensando en ti.

God natt!

Comentarios



Comentarios » Ir a formulario



Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris