Facebook Twitter Google +1     Admin

Reflexiónes desde una trinchera tercermundista

20080329115327-trincheras.jpg

Acurrucado en mi trinchera virtual, me resguardo de las balas enemigas, a la vez que lanzo mis granadas de poco calibre – cual honesto ciudadano tercermundista – que iran a dar a algun lado. Mas, donde? No lo sé. Tal vez a las líneas enemigas, tal vez en las cabezas de los mios propios, o a lo mejor en la tierra de nadie. 

Y desde otro lado del mismo frente de batalla, arroja Anmistia Internacional un par de bombas más pesadas, que a lo mejor harán sentir su fuerza con algo más ecos que mis granadas raquíticas. 

Porque como era de suponer el ultimo informe presentado por esa organización humanitaria, muestra una situación catastrófica en Iráq.  En la actualidad, es ese avasallado país, uno de los más peligrosos del mundo. El más peligroso debe ser USA de noche, pienso y me acuerdo que ni en Talca, o en Santa Cruz las mujeres no pueden andar solas ni a pleno día, sin que los machitos de esos puebluchos intenten meterles las manos entre las piernas. 

El cuadro que Amnistia Internacional presenta de la situación en Iráq, no tiene nada que envidiarle a un guión de un película de Tarantino. La falta total de seguridad, legalidad y orden y una economía que no se ha logrado reponer, son los puntos más relevantes en ese informe. La gran mayoria de la población iraquí vive en la pobreza y la miseria, con un enorme porcentaje de cesantia, falta de alimentos y agua potable. 

Y según ese mismo informe el sistema sanitario y de educación estan al borde de su colpaso total. Las mujeres y las muchachas jóvenes estan expuestas a enormes riesgos de ser violentadas por extremistas religiosos, al mejor estilo de los frustrados católicos chilenos.Y para terminar, faltaria solo agregar que cuatro de cada diez iraquíes viven con menos de un dólar por día. Hoy, en el més de Marzo del 2008. 

Aliarse con los yanquis, es jugar a perdedor. Mas no crean ni por un segundo que los perdedores son ellos.  

El gobierno de Saddam Hussein fue archiconocido por su permanente violación a los DDHH, pero su caida no le ha ofrecido nada positivo a la población iraquí, dice Malcolm Smart, jefe de Amnistia Internacional en sus secciónes del Medio Oriente y Africa del Norte. 

Y todavia acobijado en mi trinchera, mientras una que otra bomba estalla tan cerca de mi que puedo hasta ver las tripas de la tierra, espero con mis granadas voladoras que el día se transforme en noche, para descansar un poco. Porque según las reglas de la guerra, la noche se ha hecho para dormir y recuperar energías, para ajusticiar mejor al día siguiente.

 


Cartas al autor


Comentarios » Ir a formulario



Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris