Facebook Twitter Google +1     Admin

Hipocresias oportunistas

20070812004842-hipocresia1.jpg

Y de pronto apareció un fantásma del pasado. Desollegajdo y algo celoso, se le ocurrió que aliandose con lo peor de la naturaleza semi humana, podria ganar puntos a su favor. Cuál será la función del cerebro, digo yo, cuando desorientados o desorientadas recurren a cafiches despues de muertes, para intentar explicar lo inexplicable.

 

Dejémos entonces que la túnica que envuelve el pasado, no sea la que encierre nuestros sueños. Y que tampoco la meta de nuestra vida, sea el acallar otras vidas para pensar que somos perfectos.

Hay una hija pendiente, me dijo la campana de una iglesia católica. Y a quien se le ocurrió parirla para no cuidarla? pregunté algo sorprendido. Pues a todos aquellos que piensan que lo que un día hicieron pueden cuestionar, sin condenar su propio rol, me respondió la vieja bruja de La Florida, sacandose un pedazo de carne de sus amarillentos dientes, con la punta de una uña torcida por el tiempo.

 

Y cuidado que los parásitos se adhieren a ti y te asfixian sin dejar que respires el aire contaminado de tu ciudad! Yo sé quien eres y tu unico error fue tal vez, el haber elegido entre los prejuicios o el amor.

Y hoy día, cabizbaja y sin norte, te acuerdas que a lo mejor hay alguien a quien culpar de tus fracasos. Mas que la muerte de tus seres cercanos te hagan recurrir a proxenetas profesionales para, como buena católica, “limpiar” tus pecados en confesionarios no muy serios, no lo habia pronosticado ni el mejor de los mágos del futuro.

Por sus hechos los conocereis, dijo alguien al referirse a la presencia uniformada en cuestiones de estado, cuando el estado estaba exigiendo decisiones claras y no confusiones con retorica populista. Pero me atengo al principio aquél de que cada ser humano tiene el perfecto derecho de pensar lo que quiere, y a partir de ahi, sacar las conclusiones que más le plazcan para poder sobrevivir. 

Bon voyage!  



Cartas al autor

Comentarios » Ir a formulario



Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris