Facebook Twitter Google +1     Admin

Se muestran los artículos pertenecientes al tema Silvia Rodriguez.

ERA UN BUEN DIA VIERNES ...

20100311092257-talca.jpgEs viernes. Ultimo viernes de febrero y de las vacaciones de verano. Ultimo fin de semana para regresar al hogar, descansar y ordenar todo para comenzar marzo. Los noticieros repetirán las mismas noticias de todos los años. Pero no, la madrugada del sábado 27 de febrero, interrumpió la rutina social, laboral y psicológica.

Tres de la madrugada con treinta y cuatro minutos.
La tierra, la casa donde habitamos gimió leve, mientras la luna estaba casi llena. Primero fue un pequeño gemido acercándose. Se corta la luz. La tierra, con permiso o sin permiso de los dioses, bosteza en forma prolongada despertando al océano. De pronto la tierra, pasa sobre las paredes de nuestro hogar, sobre calles, plazas, iglesias, oficinas, centros comerciales. Pasa como novia huyendo del mar, y el mar la sigue arrasando con los hogares de la costa de este enjuto país llamado Chile.

El gemido y bostezo de la tierra es acompañado por loza y vidrios que se quiebran, paredes, postes de luz y estatuas que se derrumban, mientras los corazones palpitando fuerte, esperan, esperan, esperan por dos minutos y medio, esperan que lo inimaginable pase. Y pasa. Y pasan las olas ahogando gritos y separando las manos unidas.

Tres de la madrugada con treinta y seis minutos y treinta segundos.
Aturdidos, nos reconocemos vivos, sin saber aún, que somos sobrevivientes. Llamamos, pero teléfonos y celulares no funcionan. Somos náufragos de una ciudad caída. Algunos, recogemos lo caído. Otros, buscan a sus seres amados, mientras la luna casi llena, alumbra lo inimaginable.

Amanece, los primeros rayos del sol permiten ver lo que tan sólo se oía. Todo está bajo nuestros pies, pueblos y ciudades yacen bajo nuestros pies, pero en forma de escombros.
Continuamos aturdidos. Se respira en forma lenta y a veces apresurada, juntamos agua, juntamos agua. No hay más agua, y el hambre con los nervios, desaparece y se pierde como la rutina del último viernes de febrero.

Todo cambia. Todo cambió. Lo inimaginable, es realidad. Despertamos sin dormir con una luz en las pupilas que irradia tristeza y humildad. De pronto, saludamos al desconocido que nos mira. De pronto miramos y reconocemos al otro, como un ser humano que ha pasado lo mismo o algo peor que nosotros. De pronto somos todos iguales y nos necesitamos.

Caminamos por las calles que ya no tienen el ruido de antes, no existe el ruido, no existe la sonrisa, ni siquiera sonreímos porque estamos vivos. El dolor por la tragedia supera cualquier sonrisa y nos unimos al dolor del otro que perdió a un ser amado y al sobreviviente que lo perdió todo. Como nunca el pueblo, la ciudad, el país, se transforma en manos que ayudan a sacar escombros, a secar lágrimas, a llevar alimento, a llevar agua. A llevar agua.

Somos huérfanos de un país donde gobierno ni credos religiosos pueden dar certeza de tranquilidad. Somos una pequeña isla frágil y dolorosa como Haití y Etiopía. Un lugar, como cualquier lugar del mundo, que recibe la bofetada, sin que ciencia, religión ni estado puedan detener la mano dura de la naturaleza.

A siete días del viernes pasado, la tristeza aumenta y se detiene. Quizás nos estamos levantando, quizás continuemos saludando al otro sobreviviente. La única certeza es que todo ha cambiado, que ya no somos lo mismo de antes y que debemos reconstruirnos a pesar de la mano empuñada que mantiene la naturaleza sobre nuestras vidas.


Profeta de Bares, Silvia Rodríguez Bravo
http://profetabar.blogspot.com

Martes 9 de Marzo de 2010

Comentarios



Vida a la deriva

20080103163729-fragilidad.jpg

Te echaría a perder con demasiadas conversaciones, bien conversado todo sobre el arcoiris de una copa de vino y el humo suave de unos cigarros.

 

Pienso: nuestra fragilidad. Somos tan frágiles, tan soberbiamente frágiles como una vela encendida en medio de la tempestad, o quizas una gota de lluvia sobre el universo del océano. Nos diluimos constante sobre el racimo de nuestra piel, vamos en un barco y vamos solos, pequeños semáforos se divisan a lo lejos, atracamos en puerto, y luego de nuevo a la deriva, solos como llegamos a este mundo, solos hemos de partir a surcar nuevos cielos.

 

Creo: en vivir cada segundo intensamente como si fuera el último, olvidar el pan de mañana, y ser felices en este momento con quienes nos ha tocado compartir la milesima parte de esta vida que nunca es como queremos. La vida calza en nosotros, pero nosotros no calzamos en la vida. 

Digo: estoy cansada, pero tengo intención de despertar mañana junto al trinar de las últimas estrellas. Quiero decantar, reposar y mirar las flores crecer hasta  que llegue el otoño y me deshoje y me desprenda libremente de todo lo que he construído como meta. 

Una prima agoniza, es mi espejo, siempre juntas por caminos diferentes, siempre juntas. Estoy bien,  solo que pienso en la muerte, no en la mía, en el dolor al cual nunca nos han enseñado a enfrentar. Disuelvo mi dolor, me quedo con la respuesta del universo hacia donde ella se prepara para caminar.   

Cumplió! Dos hijas grandes, pero le faltaron los nietos, le faltó envejecer un poco más junto a su esposo. Le faltó continuar conversando conmigo aquellos temas cómplices.Le faltó continuar peleando como niña con sus hermanos. Le faltó seguir defendiéndome. Le faltó ver a sus hijas en el altar, pero todo está bien. Vivió demasiado rápido! 

Silvia Rodriguez

PROFETA DE BARES   


Comentarios



ULTIMA HORA

20071222122709-stress1.jpg

 

Estalló la guerra!. Pánico cunde en la ciudad, las personas afectadas padecen de heridas múltiples, hematomas y algunas mutilaciones en sus cuerpos.

 

Desde hace décadas la gente sale en dirección al trabajo o al centro de la ciudad y regresa mordida, arañada y con cuchillos en la espalda. Durante las primeras semanas no se dan cuenta de su estado, pero al cabo de un tiempo, comienzan a presentar diversas patologías como insomnio, stress, depresión y úlceras nerviosas.

 

Psiquiatras estudian como tratar los diversos síntomas psicosomáticos de estos individuos.

 

¡Estalló la guerra!. Un contingente de soñadores se dirige al frente con municiones de utopías, bombas fraternas y alforjas llenas de conciencia para ayudar a los heridos y enfrentar al contrincante con misiles cargados de humanidad.

Silvia Rodriguez

Profeta de bares

   

Comentarios

Sábado, 22 de Diciembre de 2007 12:27. Guillermo Ortiz-Venegas Ver como artículo separado. Silvia Rodriguez

FENIX HUMANA

20071222101349-pajaromuerto.jpg

  

Viene en picada y cae inerte sobre la tierra.  Tiene las alas quemadas y el espinazo quebrado por una excesiva realidad.

  

Aletea sobre el suelo, su respirar es corto como los momentos de una larga vida.  Aletea con los inviernos de cada siglo incrustados en su médula.

  

El plumaje enlodado le pesa tanto, que presiente que es el mismo infierno quien le ha matado.

  

Se hunde, se ovilla, se hunde en los pliegues de su grito y aletea, corre y vuela dejando atrás las cenizas de otra muerte consumada.

Silvia Rodriguez

Profeta de bares

 

Comentarios

Sábado, 22 de Diciembre de 2007 10:11. Guillermo Ortiz-Venegas Ver como artículo separado. Silvia Rodriguez

TESIS CESANTIAL

20071018180255-cesantes.jpg

 

 

INTRODUCCIÓN:  Este estudio pretende realizar un análisis de la disciplina imperante que traspasa forzosamente una individua que ha sido despedida.  Debiendo postular a un cargo vacante con su Currículum Vitae (término latino que designa los antecedentes personales y laborales de una persona).

  

CAPITULO 1:  El Lujo  La mayor riqueza del estado cesantial consiste en que la afectada usa el tiempo a su antojo, por lo que, puede contar con su buena voluntad para realizar trámites a quienes tienen trabajo y no poseen tiempo.

  

CAPITULO 2:  Perfil Psicológico  El estado emocional fluctúa permanentemente, está motivada cuando debe enviar currículum o presentarse a una entrevista.

  

CAPITULO 3:  Señales Físicas  constante dolor de pies, debido a las caminatas obligadas para ahorrar pasaje.  Espalda endurecida por la condición nerviosa imperante.

  

CAPITULO 4:  Estado de Ambigüedad  (Del latín ambiguitas). Calidad de ambiguo. Incierto, dudoso.  Dicho de una persona:  Que, con sus palabras o comportamiento, no define claramente sus actitudes u opiniones.  Véase cap. 2.

  

CAPITULO 5:  Características Generales  Se apodera de lugares públicos.  No tira la cadena (en su hogar) después de orinar para economizar agua.  Retira papel higiénico de lugares públicos.  Coincide su ida al centro con el horario de un vecino que posea vehículo.  No deja propina.  Aprende a vivir con poco o nada.

   

CAPITULO 6:  Marco teórico  Las diferentes investigaciones en este campo apuntan a que sólo las individuas que han vivido esta experiencia logran un cabal conocimiento sobre la humildad, dejando de lado la arrogancia al percatarse que el mundo no les pertenece, valorando las migas de pan y olvidando dietas para adelgazar.

  

CAPITULO 7:  Filocessare  (gr. philos  amigo y cessare, cesar).  Sabiduría del Cesante. En este conjunto de doctrinas se establecen los principios que organizan y orientan el conocimiento de esta realidad.  El principal postulado es mantener, primero, la dignidad y segundo, el aseo en el hogar, sin incurrir en gasto de utensilios comprados.  En el punto dos basta la ciencia cognitiva de usar el escobillón y un trapo para sacudir y sacar brillo al piso.  Entiéndase que los trapos deben ser diferentes.

 

CONCLUSIÓN:  El propósito final es aportar una reflexión cesantológica para entender la realidad fragmentada y mecanismos usados por quienes padecen este evo (del latín aevum.  Duración de tiempo sin término).  Una contribución importante para el estudio de este canon ha sido la voz de la doctora Profeta de Bares licenciada en las artes de la vida y calles de tierra, asfalto o pavimento incursionadas en carne propia.  Siendo su última publicación “Los pasos a seguir después que el semáforo cambia a verde” y “Técnicas para caminar en calles de tierra”

   

CESANTES ILUSTRES EN LA HISTORIA.

  -   Aglanoise de Tesalia (época clásica griega) Astrónoma. Famosa en el campo de la medicina, protagonista de la primera rebelión femenina S. V y IV a.c. en Atenas.-        

  -   Aspasia de Mileto (época clásica griega)  Filósofa y Médica.  Profesora de Retórica.  Maestra de Sócrates.  Esquines, en su diálogo socrático la menciona como Maestra Sofista.-        

   --  Hipatia de Alejandría.  (370-415) Científica y Filosofa. Asesinada por monjes encapuchados, frente al altar, le arrancaron la carne de sus huesos con pedazos de ostras afiladas por no renunciar a sus conocimientos filosóficos.-        

  -   Camille Claudel (1864-1943) Escultora.-        

 -  Colette (seudónimo) (1873-1954). Novelista.-        

 -  Marie Bonaparte (1882-1962) Doctora en Psicoanálisis. -        

 - Ana Freud (1895-1982) Doctora en Psicoanálisis. -        

 - Teresa Wilms  Montt (1893-1921) Escritora.-        

 - Juana Fernández Solar (1900-1920) Religiosa.-        

 - María Carolina Geel (1922-1996) Escritora. -        

  - Stella Corvalán (1913-1994) Poeta.

   

Nota:  Se han escogido sólo las más representativas. No existe catastro de mujeres como verdugos en la historia.

     

Tesis enviada por Silvia Rodriguez, profeta de bares.

   

Bibliocesante:        

 “Los pasos a seguir después que el Semáforo cambia a Verde”.  Profeta de Bares.-        

 “Las Calles del Silencio”.  Anónimo.-        

“Centro de Estudios Cesantológicos”.  F. Penélope.-        

 “Voces Caminadas”.  S.R.B. Lic. En andarología.-        

“Salvación Condenada”.  Beatriz (Divina Comedia).-        

“La Última Reina Cesante”.  María Griselda  (La Amortajada) 


Comentarios



Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris