Facebook Twitter Google +1     Admin

Confesiones de Conciencia

20120909103114-conciencia.jpeg

¿100%? ¡No! ¿50%? ¡No! ¿El 50% más el 50% de la porción del perro que tiene el amante del vecino? ¡No! ¿El 100% menos el 25% del 100% de la mesa?!!! ¡No! ¿El 75% más deudas y deberes? ¡No! ¡El 100% si solo tienes la uña encarnada del sexto dedo del pie izquierdo!!!! Pero, ¡el 50% es tu derecho legitimo!!!l gritó la conciencia y la siguió su intuición. Y la ignorancia impuesta de estudios inexistentes desconocía el resto del porcentaje total.

¡Quiero saber! Argumentó Conciencia, ¡Pero no sé donde están las respuestas! ¡Quiero conocer! Pero Conciencia sufría de incompetencia  crónica. ¡Quiero estar segura! ¡No sé donde debes consultar! respondió Conciencia. ¡Quiero hablar con fundamentos! Mas Conciencia nunca había oído hablar de la palabra "fundamentos".  ¡Y además tenía una conciencia ignorante! Lo que no hacía mejor las cosas. Je, je, je.. Pero tal vez sea mejor así. Y razonó: "!No encuentro donde!" Entonces comencemos por ahí! ¡Eureka! ¡Eureka! ¡Eureka!

Y si hay recursos renovables, prestamos renovables, depósitos renovables, energías renovables, créditos renovables, condenas renovables, pactos renovables, estudios renovables, emociones renovables… ¿Porqué no podrían existir Derechos Renovables? Preguntó Conciencia. ¡O mejor aún! ¿Porqué no Conciencias Renovables???

¡Tus derechos son alquilables! aseguró Economía. Porque los derechos virtuales imaginarios ¡no existen! Derechos del niño, derechos de la mujer, derechos humanoides, derechos públicos, derechos privados, derechos… derechos del trabajador, derechos de autor, derechos pelados, peludos, pirimpinpludos

Augusto...!perdón! A gusto del consumidor.

Derriere , resentido de tanto pensar... nalga diestra adormecida… nalga siniestra, ¡asfixiada!... molusco cardiaco infectado...!Ups! ¡Perdón! Fe de erratas, quise decir: músculo cardiaco intestado, vacante y heredable así como también rechazable.

¡Rechazo mi porción! dijo Corazón Valiente. Rechazo mi porción, agregó molusco. Ehhh.. el músculo cardiaco. ¡Rechazo mi porción! dijo Cerebelo Acuoso. Yo también rechazo mi porción, dijo Pulmón Ahumado entre toses, y Conciencia no pronunció palabra.

Tania Ortiz Zuñiga

 

Comentarios a:

taniaortiz33@hotmail.com

Domingo, 09 de Septiembre de 2012 10:31. Guillermo Ortiz-Venegas Ver como artículo separado. Tania Ortiz

Comentarios » Ir a formulario





Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris