Facebook Twitter Google +1     Admin

Elicura Chihuailaf, un poeta mapuche fantástico!

(Visita también: Azkintuwe. Periódico mapuche)

A través de mi blog quiero presentar a un poeta inédito. Inédito en el sentido que escribe en dos idiomas, aún cuando eso tampoco podria, a primera vista, ser algo demasiado desacostumbrado en tiempos de políglotas caros, financiados por la necesidad de la globalización mezquina.
Y lo inédito entonces es que el poeta en cuestión escribe y declama en castellano, y en algo tan desconocido como el mapudungun, idioma que deberia ser lengua oficial en el sur de sudamérica, pero que el colonialismo español casi extirpó de la geografía de los idiomas del mundo.
Y esta aseveración me lleva a la constatación de que yo no sé casi nada del originario pueblo al cual pertenece el poeta que quiero presentar en este espacio virtual. Ni de su historia, ni de su cultura, ni de sus tradiciones y menos aún, de su idioma materno.

Yo viví gran parte de mi vida en el sur chileno. Entre Traiguén, pequeño pueblo de la provincia de Malléco, Temuco, gran ciudad de la provincia de Cautín, y Concepción ciudad más grande aun, de la provincia del Bio-Bio.
Si ustedes notan, de todas estas denominaciones hay solo una que es castellana; Concepción. Todas las otras son españolizaciones de términos del mapudungun.

En esas zonas agrestes pasé gran parte del término de mi infancia, del comienzo de mi pubertad y una pequeña parte de mi adolescencia adulta. Pero durante todo mi tiempo vivido en territorios mapuches ocupados por el estado chileno, jamás nadie me dijo que, aparte de mi realidad también existía otra: la del pueblo mapuche. Callada y manipulada por la Historia Oficial pro-hispánica chilena, fue una realidad fantasmal en donde sus protagonistas eran de ficción y no contables, y sus vidas algo de muy poco valor y al fin de cuentas, nada de que preocuparse.
Pero a pesar de todo esto, el idioma castellano en Chile, o su dialécto popular, está muy influenciado por vocáblos mapuches cotidianos, fenómeno que muchos desconocen.

Cuando yo era todavia un puber, decia “me achunché”. En donde achunchar en mapudungun, significa ruborizarse. O cuando decia que era un cahuin el que se armaba entorno a mis amores alocados. En donde cahuin en mapudungun siginifica que ha tomado el sentido de un chisme, porque mis amores prematuros confundian a vecinos y a maestros de escuelas rurales.
Y todavia digo que quiero fumarme un buen pucho cuando quiero decir que quiero fumarme un buen cigarrillo, después de un buen malon en mi ruka! Es decir, después de una buena fiesta en mi casa.

Mas nadie me dijo que yo usaba en mi idioma cotidiano palabras del mapudungun, de mi pueblo originario.

Elicura Chihuailaf, es un poeta mapuche que vivió, creció y se desarrolló en Temuco, la misma ciudad en donde yo pasé tal vez, los mejores tiempos de mi vida. Estudiamos en el mismo liceo, pero nunca nos encontramos. Vivimos bajo un mismo cielo, pero en dos realidades distintas. Porque mientras para él su estadia en la gran ciudad era un exilio, para mi era la normalidad de lo establecido por el estado opresor chileno.

Con mucho agrado presento entonces a Elicura Chihuailaf en una entrevista larga, mas no tan prolongada como los más de 500 años de opresión que aun sufre su pueblo.
Elicura es un poeta inedito. Escribe y declama en mapudungun, mas tambien en castellano. Esta es una entrevista larga. Pero es una entrevista necesaria.

La lucha del pueblo mapuche por su sobrevivencia, es la lucha de todos los pueblos originarios del planeta por la sobrevivencia de la Pachamama, la Madre Tierra.

Comentarios

Comentarios » Ir a formulario



Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris