Facebook Twitter Google +1     Admin

Cuestiones de dios

20081020112955-dios.jpg

(Visita también: Reflexiones desde las cloacas)


La economía de la franja de Gaza, controlada por el movimiento Hamas, se sostiene gracias a los cientos de túneles que han sido excavados por palestinos desde Gaza hasta Egipto. Comunicación semi-clandestina que permite a los habitantes de Gaza, comprar productos para su consumo o la re-venta a precios que estipula el mercado negro en esa zona.
El gobierno de Hamas hace poco o nada por detener este tráfico bajo tierra, ya que el asilamiento del cual sufre por parte de Israél, no le deja muchos márgenes de maniobra y esta es una de las pocas “actividades económicas” que le permite a la población palestina de Gaza su subsistencia económica.

El régimen egipcio por otra parte, si bien es cierto no ve con muy buenos ojos esta actividad pues le permite a Hamas romper el aislamiento provocado por el gobierno hebréo - lo cual puede ser interpretádo por Israél como una forma del régimen egipcio de tenderle una mano a los palestinos de Gaza - y que podria provocar un roce que Egipto no deséa con el gobierno israelí.
Y las medidas que toman son exclusivamente represivas y que cada més cuestan montónes de vidas palestinas que mueren atrapados en los primitivos túneles que construyen y que, de cuando en cuando, son llenados de agua o atacados con gases lacrimógenos por las patrullas fronterizas egipcias.

Esta “política económica de topos” es una muestra de la desesperación del pueblo de palestino de la franja de Gaza, al mismo tiempo que una prueba también de la imaginación de un pueblo desesperádo que lucha por su subsistencia física.


Y la pequeña isla de Islandia, no tuvo más que recurrir a Rusia, para salir del colápso financiero en que se encuentra hundida como consecuencia directa de la crísis del capitalismo actuál.
El Kremlin desembolsó 40 mil millónes de euros para salvar a Islandia de su hundimiento financiero, lo cual según periodistas occidentales podria crear un desbalance en la nueva lucha de poder entre rusos y yanquis, ya que esa pequeña isla es miembra de la OTAN y como tal, cuenta con el privilegio de poner vetos a proposiciónes que lleven a aislar a Rusia militarmente con la expansión de ese tratado a las propias fronteras rusas.
Pero según los más pesimistas “el Kremlin nunca dá nada gratis”, lo cual significaría que esa ayuda económica tendria como único objetivo el crear una fisura en la OTAN y romper el aislamiento en que se encuentra el gobierno de Moscú como producto de la “guerra en Georgia”.

Pero indiferentemente de cuales sean las intenciónes rusas, una cosa ha quedado claramente comprobada: cuando los tiburones financieros de Wall Sreet empiezan a ahogárse en sus crísis ciclicas, son en primer lugar sus capitales los hay que poner a salvo recurriendo al estado que tanto desprecian para, a través de el, estrujar aún más a sus propios ciudadanos de sus escazos ahórros.
La solidaridad en el capitalismo contemporáneo es un concepto inexistente. Y el salvese quien pueda es la única consigna que rige en las relaciónes del mundo occidental actuál.


Y para terminar, me dijo Pelle con algo de resignación, pareciera que la diferencia entre “nosotros los normales” y “los otros, los anormales” es una cuestión de higiéne.
Cómo asi?, le pregunté.
Pues en eso de qué los indios son sucios! Los gitános son sucios! Los árabes son sucios! Los turcos son sucios! Los musulmánes son sucios! Los pobres son sucios, etc, etc!
Algo parecido a eso de que los judio-cristianos son los unicos que tienen la razón y el resto del mundo creyente o atéo, está equivocado.

Un oscuro día comenzó a despertar en el reino escandinavo, prueba de que a veces el día y la noche se confunden, algo asi como los principios occidentales de libertad y democracia se entrelazan con los de tiranía y opresión cuando se sienten obligados a subsistir como sistema económico, político y social en nombre del capitalismo financiero mundial.


Comentarios

Comentarios » Ir a formulario



Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris