Facebook Twitter Google +1     Admin

El conformismo es la madre del oportunismo

20080807115028-conformismo.jpg

(Visita también: La Insignia. Alternativa desde Madrid)


China, dijo Pelle. Qué? dije yo. China! repitió a los gritos y entendi que algo queria decir.
Ah, si! China, repliqué yo a la espera de sus argumentos que no tardarian en llegar, y me acomodé en el sillón más cómodo de su departamento.
Mas los segundos pasaron y ninguna manifestación parlante salió de su boca. Y mientras reflexionaba al respecto, pensé que estos juegos olimpicos en Peking han estado plagados de comentarios políticos más que deportivos.
Y que la asi llamada prensa occidental ha hecho de todo esto una caricatura de crítica contra los ”derechos humanos” en ese país milenario.
Es a eso a lo que te refieres? le pregunté a Pelle y siguió sin contestar nada.

Yo fui maoista en mis años jovenes, dijo al fin con algo de remordimiento en su voz. Y porqué te averguenzas de eso? le dije con voz de terapeuta aficionado, y agregué con tono algo más profesional que, si el hipócrita-cristiano de Bush “critica” a las autoridades chinas por atentar contra los derechos humanos, significa que algo no está bien. Es decir en USA y en la cabeza de Jorguito el-Ignorantón. Y ante el silencio aprobatorio de Pelle, seguí mi discurso.

En una conferencia de prensa de este payáso en Bangkok dijo que ”USA considera que el pueblo chino debe tener los derechos más elementales de libertad, a los cuales todos los seres tienen derecho. Somos criticos a la política de arrestar a disidentes, líderes religiosos, etc” dijo el caradura y agregó que “exigimos justicia y libertad para el pueblo chino”…

Y qué podria significar eso? preguntó Pelle con escepticismo al mismo tiempo que rascó sus hemorroides, a través de sus pantalones de mezclilla. Pues que si el tal Bush tiene el coraje de criticar a China sin querer ver lo que pasa en su propia casa, no deberias porqué renegar de tu pasado maoista, le dije no muy convencido de lo que estaba diciendo y el otoño llegó a mi jardín. Pero también al de todos, me dijo Pelle y quedamos convencidos que nos habiamos consolados mutuamente. Algo asi como cuando un tuerto intenta convencer a un ciego que no ver el mundo que lo rodea, no es más que un detalle sin importancia pues nada hay que ver.

Y caminando por las calles otoñales de Helsinki, pensé en ti. Y cuando llegué a Estocolmo miré a través de las ventanas mojadas por la lluvia de mi casa, y descubrí con alegria que tu presencia seguia alli, sin que el conformismo de las opinónes de la mayoria afectara mis sentimientos. Oportunismo afectivo?

Y mientras Pelle prendia la gran pantalla rectangular de su televisor, entrelazé los dedos de mi mano izquierda con los dedos de mi mano derecha, me serví un café algo tibio por la espera de ser bebido, y no senti ningún remordimiento, pues nada más tenia que hacer u opinar en ese aburrido momento terrenal.
Conformismo?


Comentarios

Comentarios » Ir a formulario



Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris