Facebook Twitter Google +1     Admin

LOS “FALSOS ESPEJISMOS” DE BERNALES

20071215145706-pacos1.jpg

Montajes: de que los hay los hay

Ante la detención de tres hombres sindicados como “red logística” del Movimiento Lautaro, el opinante Bernales, declaró a la prensa que ya nadie cree en montajes y que serían “falsos espejismos”. Sí, es falso que sean espejismos… Y lo de que en Chile ya nadie cree en los montajes, no es verdad, lo que pasa es que ya nadie se inmuta.    

Hace algo más de un año, el 26 de septiembre de 2006, este mismo director de Carabineros, Bernales, acusaba a unos okupa de tener “abundante literatura subversiva”, “poseer elementos sospechosos” (como aserrín para el baño del gato), “ser anárquicos”, “derivar de una corriente con influencias europeas” y para peor: “¡Los cuales son vegetarianos!”, porque así habla él, algo flojo de lógica. Nada se les pudo probar a esos peligrosísimos veganos finalmente, pero pasaron por allanamientos, malos tratos, detención, y fueron protagonistas involuntarios del show de la prensa.    

OTROS MONTAJES MÁS BIEN MISERABLES

En el $hile de la Concertación, una a dos veces al año, parecen haber grandes montajes, ardides muy falsos que no son espejismos, pero cotidianamente se ven otros montajillos, más bien miserables, aunque no por eso menos dañinos. Suceden al amparo y para la protección de minúsculos poderes. Son abusos de semi-incógnitos agentes de la Ley y algunos amigos suyos que no pueden disimular su rape, aunque se paseen con jeans por las calles de nuestras poblaciones.    Por ejemplo, un par de obreros jóvenes van en el maravilloso transantiago, el día 30 de noviembre, recién pagados, de buen humor tal vez por la plata en el bolsillo, ven a un rapado y se ríen. El rapado se indigna y como el bus va pasando por fuera de la Décima, llama a sus amigos.      

Los carabineros de la Décima Comisaría de La Cisterna, la misma donde el 5 de octubre pasado, los agentes de la ley y el orden, observaban plácidamente como un hombre pateaba a una mujer en plena calle sin hacer nada (¿otro amigo de ellos?), esos mismos, ante la llamada de un colega burlado por unas cuántas sonrisas en una micro, salen corriendo con una dotación de unos 5 carabineros. Un número respetable que jamás merece ninguna mujer con medida cautelar a su favor por riesgo de violencia. Digamos que, en realidad, cuando llegan a “protegerlas”, van dos y a un ritmo de dos noches por medio o más distanciados... Bueno, corren ellos entonces, como si hubieran estallado las torres gemelas, detienen la locomoción colectiva y bajan a punta de empujones y golpes a uno de los obreros. Los demás pasajeros se preguntan por qué, nadie entiende, pagaron la micro, no iban robando, eran unos pasajeros más. Igualmente, nadie hace nada, la gente pasa silenciosa, acostumbrada a los montajillos, desensibilizada ante ellos, y la única tonta que se atreve a preguntar por qué, es “invitada” a pasar a la comisaría, registrada y fichada (yo). Entretanto, la razón aducida, para detener al obrero tironeado y golpeado es que “está en estado de intemperancia”, que significa falto de tino en el comer o en el beber, pero ellos igualan a borracho.

PRETEXTO RECURRENTE

Los carabineros destituidos por no socorrer a una mujer agredida fuera de esa misma Décima comisaría, en octubre, cuando fueron descubiertos, alegaron también que la víctima estaba “en estado de intemperancia” (¡de nuevo!).    Si me pongo psicoanalítica, da la impresión que tienen un trauma no resuelto con el trago, lo que es legítimo y requiere terapia, pero la cuestión es que no se baja a un hombre a golpes de una micro en marcha por haberse tomado unas copas, y no se contempla con las manos en los bolsillos, una golpiza y puntapiés en la cabeza a una mujer inconsciente en la vía pública, y no se hace complicidad en claras conversaciones con el agresor (¿un rapado?), aunque ella hubiera estado más que borracha. O sí? Tres carabineros de la 10ª Comisaría de la Cisterna, identificados como Miguel Angulo, Sebastián Miranda y Víctor Alarcón, fueron removidos de sus cargos, después que ignoraran la violenta agresión que recibía una mujer en las puertas del recinto. "Ellos dejaron de lado sus deberes, por lo tanto no pueden seguir en nuestra institución. Es gravísimo, ahora la Justicia Militar tiene que tomar parte en el asunto", sentenció el general director de Carabineros, José Alejandro Bernales. Además, agregó que "estoy alertando a los demás carabineros, que jamás debemos incumplir nuestros deberes militares y (menos) la negación de auxilio". Durante la madrugada del pasado 5 de octubre, un hombre agredió a su pareja en la vía pública, con golpes en diversas partes del cuerpo y un brutal puntapié en la cabeza. A pesar de que la mujer quedo inconsciente en la vía pública y cerca de ser atropellada por un vehículo, los uniformados sólo miraban los acontecimientos. 

Un video registrado en Terra.cl muestra cómo los efectivos se acercaron a los involucrados, con las manos en bolsillos y sin reacción alguna. (Cooperativa.cl) orque ahora, 13 de diciembre, detuvieron a supuestos “encubridores de los asaltantes al Banco Security”. Las complicidades suman y siguen. Este es de los grandes montajes, a otro nivel. Como dice Bernales, no parece un espejismo. Son tres hombres, dicen, “vinculados” “al asesinato del cabo segundo de Carabineros Luis Moyano”. A todos les inventan alias como le gusta a los medios masivos que en $hile son casi uno solo, dirigidos y sustentados por las dereSShas. Y prosiguen los ¿incautos? periodistas: “se estableció que si bien no corresponden a los ex lautaristas que fueron sindicados como los autores del atraco, formarían parte de la red de protección…”… El fiscal Cristián Fuenzalida dijo que los detenidos "tienen un grado (¿cómo lo mide?) de conexión con los hechos”… y Harboe, bajo cuyo principado no se mueve ni una sola hoja, señala que "se está avanzando en la ubicación y la detención de aquellas personas”    

El OS9 de Carabineros, dicen los periodistas entusiasmados, les reveló (nótese, la revelación) que los tres detenidos forman parte del “apoyo logístico” y “mostró evidencias como una subametralladora y una pistola, más dos millones de pesos en dinero en efectivo”. Pero ahí ya comienzan a repartirse las versiones: en una “el armamento estaba siendo ocultado por los detenidos y fue hallado en uno de sus domicilios” (terra.cl), en otra, “ayer en la noche (miércoles 12 de diciembre) cerca de las 22:30, efectivos de Carabineros detuvieron en la estación La Cisterna del metro a Cristián Godoy, quien portaba en su mochila una subametralladora, tres cargadores metálicos, un revólver Taurus y cartuchos” (La Tercera). ¡La de cosas que puede alguien llevar en un mochila subiéndose al último metro de la noche en una estación a media cuadra de una comisaría!

¿QUÉ CONFLICTO MAPUCHE?

Uno de los detenidos, Axel Osorio, quedó en libertad –aunque con arraigo nacional y firma semanal-. Los reporteros de la tele que poco discriminan entre información nacional y farándula, se mostraron sorprendidos de que el recién liberado, ante el acoso periodístico aprovechara de decirles que se preocuparan, ¡mejor!, del conflicto mapuche. “Ya ha sido vinculado antes”, dicen las reporteras, este subversivo “con el conflicto mapuche”… Pero ¡qué conflicto mapuche! primera noticia que tengo, por Chilevisión, por el canal Católico, por el Mega y por TVN, sobre que habría un conflicto mapuche en $hile. No se dieron las señoritas periodistas, sin embargo, la molestia de explicarlo, ni tampoco los locutores, ni los editores dijeron ni pío. Referencia de la dimensión desconocida en la pantalla idiotizante, a un conflicto negado, silenciado y criminal de parte de un Estado terrorista como el de Bachelet, la presidenta de la Ley VIF, Lagos, el emperador transantiaguino, Frei, el empresario, y Aylwin, el golpista.    

En resumen la Fiscalía, dice que “hay escuchas telefónicas que comprobarían los nexos entre los arrestados y los supuestos “prófugos”… Son la pruebas…    

Bueno, cuando no te puedas comunicar con alguien y escuches ruidos en el auricular, ya sabes de qué se trata, y capaz que tengas el honor de ser blanco de algún montaje de los grandes. Pero si no te sucede, no te aflijas, porque a los montajillos insignificantes, a esos que algunos miserables poderosos inventan, estás cada día vulnerable. Así se vive en un país donde el estado de derecho es un chiste de galapanes, o sea de fraudulentos tipos de estado (en mapudungun).

Los “falsos espejismos” como les llama Bernales, están a la orden del día.

Victoria Morales Aldunate    


Comentarios

Comentarios » Ir a formulario



Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris