Facebook Twitter Google +1     Admin

Hipocresia sexual

20070706214253-santamaria.jpg

Zummm! pasa la presencia de su lado por mi lado. Y zumm! respondo yo al rozar su pelo con el ultimo suspiro que tenia de reserva para casos como estos. Y las ramas de mis arboles se pusieron a chillar porque la pollera de mi amada tambien se le levantó, y todas las raices profundas de sus tallos no pudieron competir con su hermosura. 

Pero el medio ambiente? dijo algun inteligente. O la miseria de los pueblos sin recursos?, dijo otro. O a los niños que asesinan los aseadores estatales en Brasil? O las mujeres que violan los asesinos de sexo en Chile?

De todas maneras, cuidense la piel que el sol actual daña! Y su sombra tambien. Pero los peores son los parasitos sin condena, que por esas inverosimilitudes de la vida, continuan viviendo.  Los mejores muren, los asquerosos sobreviven...es eso justicia?

Y monjas calientes, remojan con sus vaginas humedas las camas hipócritas de los curas católicos, como comprobación de que un buen polvo, es el mejor remedio contra la ansiedad escondida de confidencias entre gemidos de confesionarios en donde dios tiene la palabra final. Y eyaculaciones sin condónes sobre sotánas de prelados reprimidos, preguntandose porqué tanto esperma salen de sus agujeros erguidos, despues de una transcendental masturbación, seria la prueba de lo ascético sus vidas. Es lo que nos quieren hacer creer, cuando en el fondo, no hay cura que no folle ni monja que no se masturbe en sus tiempos libres. Mientras los mortales mueren y los divinos mienten.



Cartas al autor

Comentarios » Ir a formulario



Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris