Facebook Twitter Google +1     Admin

No todo lo que brilla es oro

Argumentos incongruentes de Chávez. Es la Interpol en la quien confías ahora, Hugo?


La propaganda oficial nos recomienda que comamos menos grasas, menos azúcar, menos masas y menos pastas. Nos recomienda también que no fumemos, que no bebamos alcohol ni café, que no consumamos drogas, que caminemos en vez de usar el auto, que usemos las escaleras en vez del ascensor y treinta mil mierdas más del mismo estilo. ¿Cuál es el sentido de la vida?, se podría uno preguntar, si todo lo que es bueno es pernicioso.

Pero lo que la propaganda oficial no nos aconseja, es a ser críticos. No nos recomienda pensar de forma autónoma, ni menos a sacar conclusiones propias. Tampoco nos recomienda analizar, ni tener opiniones disidentes, sino muy por el contrario, la propaganda oficial estimula el consumo de la televisión y sus programas estúpidos, estimula sin ninguna oposición la cultura de Hollywood, crea héroes ficticios con los cuales, según la psicología oficial nos identificamos como una manera de salvar nuestros propios defectos, traumas, complejos de inferioridad, frustraciones de toda estirpe, fobias y salarios de hambre.

La propaganda oficial influye también en los ideales de belleza.  Lo rubio es hermoso, y lo moreno asqueroso. Los ojos azules son fantásticos, mientras que los oscuros son oscurísimos y tenebrosos! Nos obliga a aceptar el idioma inglés como maravilloso, mientras que todos los otros son de avergonzarse. Influye en la música que debemos escuchar, los libros que tenemos que leer, los pintores que nos deben gustar, y nos indica claramente que el sabor exquisito, está íntimamente relacionado con la subcultura del McDonald y la CocaCola. Nos dice que los no-europeos “no deben” ser bienvenidos en Europa, pero que los europeos en los países tercermundistas “deben ser” bienvenidos por la naturaleza de las cosas

La propaganda oficial nos cuenta hoy día, que Osama bin Laden ha sido asesinado por un comando elite de soldados yanquis en Pakistán. Y si es verdad, porque bin Laden puede que haya muerto de muerte natural hacen ya más de 6 años atrás, lo hicieron a la mejor manera de Hollywood, sin considerar que estaban actuando en un país que no era el de ellos, pero al cual estiman como de ellos. Y el mundo “capitalista occidental” lo acepta como correcto. Y aplaude!

También nos dice, la propaganda oficial, que la decisión de Chávez de enviar al “señor Pérez” a Colombia, es correcta. Lo que se le olvidó al líder venezolano, es que el “señor Pérez” confió en el gobierno de Chávez, y en su supuesta solidaridad para con los que luchan contra el imperialismo yanqui, y que no creen en la justicia ni del Interpol, ni de la CIA, ni menos aún de la del Pentágono.

La propaganda oficial también nos dice que pulverizar Libia, e intentar asesinar a Gadaffi también es correcto. Que masacrar a sus hijos y a sus nietos, es absolutamente necesario para la paz mundial (¿cómo no?). Que seguir masacrando a la población iraquí también es correcto, y a la de Afganistán también.

La propaganda oficial tampoco nos dice que los lideres mundiales son también los representantes más nefastos del capitalismo global: yanquis, alemanes, franceses, ingleses, italianos, españoles, australianos y japoneses. Más rusos  y chinos, como invitados de piedra en este contexto.

Tampoco nos dice que el Poder Judicial chileno es algo de avergonzarse. Porque hasta lo más irracional es posible en el Chile del neoliberalismo actual. Asesinos, torturadores, traidores y similares transitan por la vida con la certeza que nada les pasará, amparados por el tristemente celebre Poder Judicial chileno y su peor expresión: la Corte Suprema. El capitalismo salvaje no ahorra en gastos, cuando de proteger a sus yanaconas se trata. La funesta Corte Suprema chilena sigue sin tapujos, demostrando que sus simpatías estarán siempre con los "todopoderosos" que portan armas estatales para avasallar a su propio pueblo: generalitos y otros oficialillos parasitantes que lo único que hacen, es repartirse medallitas de latón que colgaran de sus fofos cuerpecillos, después de haberlas recibido en ceremonias oficiales, por "magníficos servicios prestados a la nación". Sigue a continuación una reflexión de Oriol Alonso Cano, un filósofo contemporáneo, que expresa en pocas palabras como funciona la ideología del capitalismo en nuestras mentes.

La lógica del capitalismo, gracias a diferentes factores que ahora no pueden elucidarse, ha conseguido constituirse en la forma específica que tiene el individuo para estructurar su percepción de la realidad.

Este es el gran triunfo del capitalismo, tal y como aseveraba Marcuse: la lógica capitalista ha cortocircuitado todo intento de crítica radical y, por consiguiente, destructiva para con ella, al convertirse en la forma típica de percibir, de entender, de estructurar la realidad.

La lógica del sistema ha conseguido burocratizar de tal manera la existencia del sujeto, que impregna por completo su manera de interpretar y estructurar su realidad y, por consiguiente, determina cualesquier tipo de discurso.

Este es el gran éxito: que un sistema meramente económico ha conseguido convertirse en una forma de estructurar la realidad y, por consiguiente, se ha erigido en una actitud, en un rasgo que define al sujeto.

Guillermo Ortiz-Venegas ®

guillermo_suecia@hotmail.com

Comentarios » Ir a formulario

guillermiadas



Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris