Facebook Twitter Google +1     Admin

Rockefeller es repudiado a su llegada a Chile

Hace un par de días atrás llegó a Chile el representante del capitalismo mundial, David Rockefeller invitado por el yanacona chileno Agustín Edwards, dueño entre otras cosas del fatídico diario “El Mercurio”. El decrépito capitalista yanqui es uno de los hombres más ricos del mundo, con fortuna amasada a costa de los explotados del mundo pobre de todos los continentes.

A su llegada fue repudiado y filmado por un ciudadano que le encaró en repetidas ocasiones diciéndole  “estás matando a mucha gente”, que abandone Chile y que sus planes de un Nuevo Orden Mundial, han de fracasar. El magnate patriarca de la fortuna recibida de John D. Rockefeller, el fundador de Sandard Oil, está nuevamente en Chile.

También fue increpado su recepcionista, Agustín Edwards, a quien el joven lleno de rabia y coraje acusó de traidor de Chile, recordándole su accionar como gestor del golpe de Estado en Chile, junto a Nixon y Kissinger, para poner su medio de comunicación El Mercurio, al servicio de la infamia y los organismos de inteligencia norteamericanos.

Se espera que el magnate pase varios días en Chile, lugar que habitualmente visita para compartir junto a Edwards en una  isla privada ubicada en el lago Ranco, donde Agustín mantiene un viejo vapor que restauró y llevó desde el río Bueno al lago Ranco, entre otras “joyitas náuticas”  que también son hobbie de Rockefeller, cuya fortuna se calcula en 222.500.000.00 millones de dólares.

La manera como fue tratada esa decadente figura del ruinoso sistema neoliberal imperialista y globalizante a su llegada a Chile, es la forma de  como deben ser recibidos todos los representantes del capitalismo yanqui y europeo! A seguir el ejemplo de ese joven!

 

Guillermo Ortiz-Venegas ®

guillermo_suecia@hotmail.com

 

Comentarios » Ir a formulario

guillermiadas



Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris