Facebook Twitter Google +1     Admin

TRÁFICO DE MUJERES. Cuarta parte

20080214204226-victoria.jpg

Impunidad legal, política y social 

A Marita Verón, la hija de Susana Trimarco, la secuestró un auto rojo en la esquina de su casa.

Había salido a hacerse un chequeo médico, iba con tenida deportiva y zapatillas. No ejercía la prostitución. Le pegaron un culatazo en la cabeza, según testigos, y la metieron al auto. Tres días después, la habrían visto drogada, tambaleante, con tacos altos, a 30 kilómetros de su casa, en la localidad de Ramada, la habría encontrado un patrullero y la habría subido a un autobús para que volviera a Tucumán… (¿Así nomás, sin ficha, trámites ni nada, la manda a Tucumán un policía?) No la encontraron más.

 

El 3 de diciembre de 2007, Purreta, proxeneta de Andrea López, era loado por el periodista Miguel Ángel Collado del medio argentino “Voces del cuadrilátero”. Su artículo se titula: “Purreta, intacto”. Lo felicita: “Fueron casi cuatro años los que pasaron desde la última ocasión en que un árbitro levantó la diestra triunfante de Víctor Purreta, hasta que el viernes por la noche… volvió a subir a un cuadrilátero… En el medio habían quedado circunstancias que nada tienen que ver con la vida de un boxeador, pero que muchas veces la modifica y en algunos casos la extermina, no obstante y para regocijo de quienes disfrutamos. El Lince volvió intacto” (8)

(Continuará)

Victoria Morales Aldunate 


Comentarios


Comentarios » Ir a formulario



Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris